Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Atenzia organiza una jornada sobre los nuevos retos de los servicios sociales




Alrededor de 100 personas, entre trabajadores sociales, técnicos municipales y profesionales sociosanitarios, han asistido a la jornada técnica que Atenzia ha organizado en la Universidad Miguel Hernández de Elche. En pleno debate sobre la aplicación de la Atención Centrada en la Persona (ACP) en el ámbito municipal y en entornos de mayores y dependientes, la compañía ha reunido a los principales expertos en este ámbito.
 
“Para una entidad como Atenzia, es muy importante estar siempre pendiente de las novedades y avances a nivel social y tecnológico. La filosofía de la Atención Centrada en la Persona implica un cambio radical a todos los niveles. Su aplicación en el ámbito municipal es todo un reto y, por eso, hemos querido organizar esta jornada: para escuchar de primera mano a los especialistas en la materia”, ha señalado Esperanza Vidal, directora de la Delegación Este de Atenzia.
 
Además, ha explicado que, “aunque Atenzia lleva tiempo prestando una atención personalizada, adaptada a las necesidades y capacidades de las personas, siempre resulta muy interesante compartir con profesionales del ámbito municipal las experiencias y conocimientos de las principales entidades que trabajan sobre la ACP”.
 
Por su parte, Sacramento Pinazo, vicepresidenta de Gerontología de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología y presidenta de la Sociedad Valenciana de Geriatría y Gerontología, ha resaltado en su presentación que “es un problema de salud pública ya que tiene un impacto directo en la salud física y mental de las personas mayores”. Pinazo ha explicado que, después de algún incidente, por ejemplo, una caída, “comienza un ciclo de fragilidad en el que vienen en cascada más problemas que desembocan en un mayor aislamiento en sus hogares”. Además, ha añadido que “la teleasistencia actúa como un buen semáforo de alerta, un buen radar para las administraciones públicas”.
 
Por su parte, Clarisa Ramos, vocal del Patronato de la Fundación Pilares, miembro de la Sociedad Valenciana de Geriatría y Gerontología y del Instituto de Investigación en Estudios de Género de la Universidad de Alicante, ha indicado que “hay evidencia científica de que la Atención Centrada en la Persona mejora las expectativas y calidad de vida de las personas”. Durante su ponencia, ha presentado los pasos para la implantación del Modelo de Atención Integral Centrado en la Persona en domicilios y en la comunidad, defendiendo “la gestión de casos, la necesidad de tejer redes sociales con el entorno comunitario para la integración de las personas y la importancia de escucharlas”.
 
Durante la ponencia “Revisando el servicio de teleasistencia desde la perspectiva de las personas”, que ha corrido a cargo de Judith Salazar, coordinadora en Matía Instituto Gerontológico, Salazar ha resaltado que la persona “es el centro de la atención integral e integrada y para un buen cuidado, hay que trabajar cuatro grandes áreas: entorno, familias/cuidadores, servicios y coordinación sociosanitaria”. La investigadora ha destacado la necesidad de que los profesionales “cambien su mirada para poder aplicar este modelo”.
 
Finalmente, Eusebio Terceño Rodríguez, de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de la Junta de Andalucía, ha analizado la “teleasistencia avanzada”. Así, ha destacado el “valor preventivo y reactivo de los dispositivos instalados en el domicilio y también de los que usan fuera del domicilio”. Terceño ha explicado que la Teleasistencia avanzada “permite ver pautas de comportamiento que, a través del análisis de Big Data, hacen saltar alertas preventivas que permiten anticipar situaciones de riesgo”.  


Jueves, 6 de Julio 2017

Nota



Nuevo comentario:
Facebook Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.