Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




César Pascual Fernández: "Los grandes hospitales deben tener Unidad de Geriatría"


Director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid



Licenciado en Medicina y Cirugía, César Pascual Fernández se ha formado también en liderazgo público, políticas públicas y dirección de servicios sanitarios. Asimismo, ha sido director gerente de diferentes hospitales y es autor de numerosos informes técnicos, artículos especializados, ponencias y comunicaciones para foros nacionales e internacionales... Su dilatada experiencia y trayectoria avalan su conocimiento sobre la coordinación de la asistencia sanitaria. Una de las prioridades de su departamento es crear una red asistencial integrada, “para lo que es necesario trabajar en la continuidad asistencial”. En cuanto a la atención de las personas mayores o en situación de dependencia, asegura que hay que tener en cuenta sus peculiaridades: “Los grandes hospitales de la Comunidad de Madrid tienen que aspirar a tener unidad de geriatría de agudos dimensionada en función de su tamaño”. Un ambicioso reto que se une a “la reordenación de los hospitales y a la reconversión de camas de agudos en otras destinadas a media y larga estancia”.

¿Cuáles son sus competencias?
La Dirección General de Coordinación de la Asistencia Sanitaria es de nueva creación y pretende generar una asistencia sanitaria única e integrada y, por tanto, coordino toda la asistencia: Atención Primaria, hospitalaria, Suma 112, etc. No tenemos en proyecto integrar las organizaciones, es decir, no vamos a hacer una gerencia única; lo que sí vamos a hacer es integrar los procesos asistenciales. Lo importante es que el paciente no perciba la diferencia en el tránsito de un nivel asistencial a otro. Para avanzar en su desarrollo, nos apoyamos en la continuidad asistencial y, para ello, hemos creado una subdirección general de Continuidad Asistencial, que es la actual responsable de la estrategia de crónicos.

¿Qué retos se plantea para el último trimestre del año? ¿Y para 2017?
No puedo fijar objetivos escalonados en la continuidad asistencial, porque día a día debemos ir mejorando. Como reto, este trimestre toca la implantación del proceso integrado del paciente complejo crónico, que ya hemos empezado en algunos hospitales. Asimismo, seguimos con la lista de espera quirúrgica que, tras el parón del verano, hay que normalizar. También estamos desarrollando las estrategias de cuidados paliativos, cáncer y salud mental, que pretendemos terminar a final de año. Por otra parte, estamos reorganizando y actualizando diferentes programas, como el de prevención del cáncer de mama y de colon, el código ictus o el de cuidados paliativos. 
En paralelo, seguimos trabajando en uno de los grandes proyectos de la legislatura, que es la reordenación de los hospitales, que atienden procesos muy complejos pero de una manera dispersa. Para ello, crearemos centros de excelencia, concentrando las especialidades complejas, porque no tiene sentido que un centro tenga, por ejemplo, unidades con 20 pacientes. Esto no significa que vayan a eliminarse especialidades, ni tampoco que los pacientes tengan que trasladarse. Se traduce en que un hospital capitalizará y llevará el liderazgo, generándose unidades multihospital. Así, los hospitales atenderán las diferentes patologías y, una vez a la semana o cada 15 días, profesionales de cada centro se reunirán en la unidad de referencia para hacer sesiones clínicas y desarrollar proyectos de investigación. Esa reordenación no lesiona los derechos laborales de los profesionales y tampoco rompe las expectativas de desarrollo personal; al contrario, podrán realizar proyectos más grandes. 

¿Cómo definiría la atención sanitaria que reciben las personas mayores y/o en situación de dependencia?
Los mayores no reciben una mala atención, pero tampoco la que debieran. Si bien la atención sanitaria es óptima, no tiene en cuenta sus peculiaridades. Siempre han existido pediatras, pero tradicionalmente se ha creído que los mayores podían utilizar el sistema sanitario como cualquier otro ciudadano. También es cierto que jamás en la historia hemos tenido tantos mayores ni perspectivas de que sigan aumentando. 
Por ello, tendremos que adaptarnos a la evolución de la pirámide de población, dedicando más atención a los mayores, teniendo en cuenta las mayores expectativas de vida y las mayores expectativas de enfermedad; pero también las mayores expectativas de pérdida de calidad de vida por la dependencia y no por la enfermedad. Y eso a los sanitarios nos cuesta entenderlo, porque nos llevamos mal con la dependencia: intentamos buscar siempre la enfermedad debajo de la dependencia y, a veces, es consustancial al propio envejecimiento. Lo importante es trabajar en procesos integrales, teniendo en cuenta las peculiaridades de los mayores. 

¿Cuántos hospitales hay en Madrid y cuántos tienen Unidad de Geriatría? 
En la red del Servicio Madrileño de Salud hay 35 hospitales. Prácticamente, todos tienen geriatría, pero de diverso nivel. Hay hospitales de media y larga estancia con geriatras que atienden pacientes con una convalecencia o ingreso prolongado; hay hospitales de agudos que tienen geriatras en ortogeriatría para atender junto con los traumatólogos procesos de prótesis o fractura de cadera; y hay hospitales de agudos que, además, tienen unidades de agudos de geriatría, siendo los más potentes Getafe y Gregorio Marañón, donde se contemplan las peculiaridades de una persona mayor o en situación de dependencia con las limitaciones propias de la edad y, además, hacen una función de interconsultores con el resto de especialidades. Además de todo ello, hay hospitales que tienen geriatras interconsultores, como Infanta Leonor o Infanta Sofía, que hacen interconsultas con trauma, medicina interna, etc. Pero también hay centros, pocos, que no tienen geriatría. 
Los grandes hospitales de la Comunidad de Madrid tienen que aspirar a tener unidad de geriatría de agudos dimensionada en función de su tamaño. Actualmente, 12 de Octubre, Príncipe de Asturias y Puerta de Hierro no tienen, algo que va a cambiar próximamente. Nuestra previsión es que los dos primeros incorporen geriatras antes de que acabe el año y Puerta de Hierro a principios de 2017, ya que está trabajando en un proyecto más ambicioso y pretende abrir una unidad. Cada hospital debe adecuar su presupuesto y posibilidades de crecimiento de plantilla a los horizontes temporales. En cualquier caso, trabajamos para que antes de que acabe esta legislatura el 100 % de los hospitales tengan geriatría, y unidades de geriatría en, al menos, el 75 % de los hospitales donde consideramos que debe haberlas.

¿Cuáles son los beneficios que ofrecen estas unidades para los pacientes mayores polimedicados y con pluripatologías?
Aportan una gran eficacia en la atención a las personas mayores. Sobre la eficiencia habría mucho que hablar, porque las grandes unidades de geriatría son complejas y costosas. Además de geriatras, cuentan con fisioterapeutas, personal de enfermería, etc. Eso no cuestiona las unidades, porque aportan muchos beneficios, excelentes resultados y prestan una asistencia especializada a pacientes que tienen unas necesidades asistenciales mucho más altas.

Por Sonia García


Jueves, 13 de Octubre 2016

Nota



Nuevo comentario:
Facebook Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.