Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




La Fundación Española del Corazón (FEC) recuerda la importancia de mantener a raya los niveles de colesterol


La Fundación Española del Corazón (FEC) pone en marcha una campaña de concienciación #nomasde200 para advertir sobre el incremento del colesterol después de los excesos de las fiestas, los riesgos que implica tener el colesterol alto y las medidas a adoptar para evitarlo.



El presidente de la FEC, el doctor Carlos Macaya, destaca que “la Navidad es una de las épocas del año más favorable para el incremento del colesterol, con los riesgos que ello implica a la hora de padecer enfermedades cardiovasculares. Las comidas copiosas y grasas, el exceso de alcohol y el cambio de ritmo de vida durante varias semanas de festejos, pueden disparar el nivel de colesterol en sangre hasta un 10 %”.
 
Según el estudio de ENRICA 2012 (estudio de nutrición y riesgo vascular n España) publicado en 2012 en la Revista Española de Cardiología, 23 millones de españoles tienen el colesterol por encima del nivel de riesgo, 200 mg/dl. En personas mayores ese dato aumenta un 20 %. En términos generales, el colesterol  afecta en un 50 % a los hombres y en un 40 % a las mujeres. Analizando rangos por edades afecta en un 30  % a las personas mayores de 35 años y en un 70 % a las personas mayores de 65 años.
 
Tal como indica ENRICA, entre la población española con colesterol alto, alrededor de la mitad ni siquiera lo sabe.
En este sentido, la comunidad médica se muestra especialmente preocupada ante aquellos casos en los que, pese a estar en nivel 200 o superior, no consideran necesario tomar medidas al no tener síntomas físicos visibles que actúen como aviso. La hipercolesterolemia es un problema serio que puede actuar de forma silenciosa. El colesterol no avisa. Solamente determinadas analíticas permiten detectarlo. Los primero síntomas son, por desgracia, las complicaciones vasculares en forma de angina de pecho o infarto de miocardio, por ello es importante incluir la determinación de colesterol cuando se realizan análisis generales o chequeos de salud. Todo el mundo debería conocer sus niveles de colesterol a partir de los 30 años o antes, en la infancia, si hay antecedentes de formas hereditarias.
 
Por este motivo, La FEC pone especial foco en estas fechas en #nomasde200, la cifra de riesgo a partir de la cual el colesterol se acumula en las arterias, pudiendo llegar a obstruirlas y ocasionar enfermedades del corazón: 200 mg/dl.
La organización Mundial de la Salud (OMS) defiende que el 80 % de los infartos de miocardio y de los accidentes vasculares cerebrales prematuros son  prevenibles.
 
El doctor Macaya confirma que: “resulta imprescindible la adopción de hábitos de vida saludable, entre los que se encuentra mantener los factores de riesgo cardiovascular, como la hipercolesterolemia, bajo control. Para lograrlo, debemos limitar la ingesta de grasas saturadas presentes en alimentos con grasa de origen animal y evitar el consumo de productos muy procesados. El consumo de verduras y frutas (ricas en fibra), pescado azul, aceite de oliva, productos lácteos con esteroles vegetales y frutos secos, ayudaran a reducir el colesterol malo. Debemos realizar también actividad física de forma regular. Es cuestión de ir adquiriendo una actitud responsable para atajar el problema ya que existen soluciones para controlarlo”.
 
Con #nomasde200 FEC advierte de la importancia de la cifra a partir de la cual se produce un factor de riesgo a la vez que anima a adoptar nuevos hábitos de vida saludable para este 2017.
 
La molécula del colesterol es única y la vida es imposible sin colesterol. Es una sustancia grasa presente en nuestro organismo de manera natural absolutamente necesaria para la formación de nuestras células. Nuestro cuerpo se encarga de producir colesterol que necesita. No obstante, en ocasiones, ya sea por causa genética o alimenticia, nuestro colesterol en sangre puede ser excesivo.
 
Diferencias entre los tipos de colesterol:
 
· El LDL (conocido como colesterol malo) viaja desde el hígado hasta los órganos para reparar las membranas de las células, pero por el camino deja unos pequeños depósitos de colesterol en las paredes arteriales.
· El HDL (conocido como el colesterol bueno) por el contrario, viaja desde los órganos hasta el hígado recogiendo el LDL sobrante que ha quedado en las arterias, y así nos ayuda a mantener nuestras arterias en buen estado.
 
Los niveles recomendadas son de más de 40 mg/dl en el casi de los hombres y de 50 mg/dl en el de las mujeres.
 
Entre el 60 % y el 80 % del colesterol total es malo. Cuando se eleva el colesterol total podemos deducir que se eleva el colesterol malo, aunque no siempre es así, por ello determinar el nivel de riesgo en base a los valores del colesterol total debe entenderse como una aproximación indirecta al problema, dado que el riesgo real lo definen las cifras de colesterol LDL (malo). 


Lunes, 23 de Enero 2017

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.