Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn




ACRA defiende las PEVS para acabar con la lista de espera en Cataluña




La presidenta de Acra, Cinta Pascual, explica en un comunicado que hay dos datos relacionados con la atención a los mayores en Cataluña que no están recibiendo la importancia que merecen: “Hay 18.438 personas en lista de espera para una residencia con financiación pública en Cataluña y que durante el periodo 2013-2017 fallecieron 11.194 personas sin poder acceder a una prestación por dependencia. No son números aproximados ni procedentes de organizaciones empresariales o de sindicatos, sino cifras oficiales del mismo Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias a raíz de una pregunta parlamentaria realizada hace una semana. Son cifras duras y que nos sitúan ante un espejo nada agradable que nos interpela como sociedad”.
 
Si bien la lista de espera se ha reducido en 5.000 personas desde el 2016, “no podemos perder de vista dos factores: el largo periodo de tiempo que pasa desde una solicitud de valoración por dependencia hasta la obtención de una plaza pública (hablamos de años) y el sobre envejecimiento de la población”.
 
La patronal catalana considera que ha llegado el momento de dar un nuevo impulso a la reducción de la lista de espera. “Es la hora de apostar por una Prestación Económica Vinculada al Servicio (PEVS), una prestación económica de tipo periódico que se reconoce solo cuando el acceso a un servicio público o concertado no es posible o lo que es lo mismo, una ayuda pública para acceder a unas de las 5.000 plazas libres. El importe para cada usuario se establece en función de su grado de dependencia y de su capacidad económica. Esta prestación está vinculada también a la adquisición del servicio al cual se tiene el derecho reconocido (residencia asistida, centro de día, ayuda a domicilio…). La PEVS permite acceder a una plaza residencial o a otro recurso con más rapidez que una plaza pública, por la que pueden llegar a pasar dos, cuatro o seis años en función del servicio y de la población. Por lo tanto, eficiencia y capacidad de elección por parte del usuario, una demanda que hay que poner en valor en una época en que la atención a la dependencia se rige por un principio muy claro: situar la persona en el centro de sus decisiones”, defiende Pascual.
 
Para ello, continúa la presidenta de ACRA, “hay que aumentar el importe de la PEVS de grado II, correspondiente a la dependencia severa, el grado mayoritario entre los dependientes de nuestro país, de los 426 € actuales hasta llegar a los 715 €, el mismo importe que ahora reciben los grandes dependientes o de grado II. Estos casi 300 euros extras al mes permitirían a los usuarios plantearse la posibilidad de abandonar la lista de espera y acceder a un recurso asistencial de forma inmediata. Desde ACRA hemos calculado que la inversión pública por cada 1.000 plazas de PEVS con este nuevo importe seria de 3,5 millones de euros, claramente inferior al gasto que hay que hacer ahora para 1.000 nuevas plazas con financiación pública. Ahora bien, si este aumento no se concreta de manera urgente, las PEVS seguirán sin convertirse en una alternativa viable para todos aquellos y aquellas que están en una lista de espera. No olvidemos, tampoco, que el importe de las PEVS había sido superior a los 1.000 € antes de su suspensión ahora hace unos años, un importe que había permitido hacer de esta prestación una alternativa sólida y viable respeto la plaza pública. No tiene ningún sentido que haya 5.000 plazas vacías en el sector, que pueden ser ocupadas con personas que dispongan de una PEVS, mientras existe una considerable lista de espera”.


Jueves, 31 de Enero 2019

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.