Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa
30% de descuento si te suscribes antes del 31 de enero - Código: N2020

Síguenos en:
Facebook
Twitter
LinkedIn




AERTE espera un nuevo plan de plazas concertadas que logre la libre elección de centro




Aerte confía en la puesta en marcha de un nuevo plan de plazas concertadas del sector de la dependencia por parte de la Conselleria de Bienestar Social que resuelva dos de las principales reclamaciones que desde la patronal se lleva solicitando durante los últimos años: el deseado equilibrio que permita trabajar en igualdad de oportunidades a todos los profesionales y empresarios del sector, y la libertad de elección de centro para todas las personas en situación de dependencia y sus familiares.
 
En este sentido, Aerte ha remitido un escrito a la Conselleria de Bienestar Social en el que se propone un nuevo modelo donde los centros puedan ofrecer las plazas que deseen, cumpliendo los requisitos establecidos en el pliego de prescripciones que la Administración determine,  formando una bolsa de plazas a las que Bienestar Social derivaría a las personas dependientes solicitantes de plazas residenciales para que puedan decidir de forma libre el centro, con la única limitación del presupuesto existente.
 
Es decir, que los operadores del sector que cumplan unos requisitos mínimos, puedan ofrecer sus plazas y la Administración pueda disponer de todas ellas. El usuario, con un listado de los centros concertados y su ubicación, a través de la bolsa de plazas, se pondría en contacto con el centro o centros que quiera visitar y de esa forma decidir libremente donde decide ingresar.
 
Las ventajas de este modelo son importantes, de ahí que sea el que últimamente han adoptado   diversas comunidades autónomas. La patronal resume ocho motivos por los que considera que esta opción es la adecuada:  
  • Proporciona al sistema libertad de elección real por parte del usuario.
  • Proporciona al sistema mayor simplicidad y facilidad en la gestión administrativa, tanto para Bienestar Social como para los centros al no tener que hacer una baremación que pudiera resultar poco objetiva, ya que  todas las entidades presentadas que cumplan los requisitos del convenio formarían la bolsa de plazas  disponibles.
  • Proporciona al sistema transparencia en cuanto a que se eliminarían las posibles susceptibilidades que podrían provocar un concurso limitado de adjudicatarios, cuestión muy importante a valorar en la situación actual.
  • Proporciona al sistema flexibilidad para poder ir adaptando las plazas concertadas en función del presupuesto anual y de la demanda existente.
  • Facilita la entrada a posibles nuevos centros u operadores que, cumpliendo con los requisitos de entrada, pudieran estar interesados en adherirse.
  • Proporciona igualdad en el precio del servicio en todos los centros sin hacer subastas inasumibles en caso de querer trabajar en condiciones normales.
  • Proporciona un aumento en la calidad asistencial al fomentar de forma natural la libre competencia.
  • Atrae inversión de nuevos operadores a la Comunidad Valenciana, algo que mejoraría la inversión y el empleo.
 
María José Mira, directora general de Aerte, señala que “desde Aerte apoyaremos cualquier iniciativa dirigida a valorar criterios de profesionalidad, implantación de sistemas innovadores y de calidad y, por supuesto, primar la libertad de elección absoluta de centro, que es lo que entendemos que mejor va a potenciar la calidad asistencial de la forma más natural posible. Esto es, que el usuario sea el que libremente pueda decidir, dentro de los centros adheridos a este nuevo sistema, al igual que sucede en otras comunidades”.
 
Apunta, además, que “trabajar en igualdad de oportunidades de acceso debe ser una de las premisas básicas de un nuevo modelo que se plantee la Conselleria. Por un lado, la igualdad de oportunidades a todos los centros debe de cumplirse sin que sea motivo de discriminación su forma jurídica ni la titularidad o el tipo de gestión de los centros, por lo que entendemos que todas las plazas actuales del sector deben concurrir sin distinciones. Por otro, la libertad de elección del usuario en las mismas condiciones que en el programa BONO o PVS”.
 
Mira subraya que “si, como en el anterior modelo de concierto existente, se limitan las plazas concertadas a un número determinado de centros, no se da la libertad de elección ya que se obliga a la persona a recibir el servicio en el centro donde la Administración ha adjudicado y no donde la persona o familiar habían solicitado, hecho contrario a lo que Aerte defiende".


Lunes, 27 de Octubre 2014

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >