Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Accesibilidad cognitiva para mayor autonomía y participación


La accesibilidad es un reto y una responsabilidad que debe asumir la sociedad con el fin de conseguir la igualdad de todos los ciudadanos. En los últimos años, se ha avanzado de manera importante, aunque no suficiente, en la accesibilidad ligada a aspectos físicos del entorno, sin embargo, la accesibilidad universal que se exige implica ampliar las miras y reconocer que existe otro ámbito de la accesibilidad poco conocido y trabajado como es la accesibilidad cognitiva. Entender el mundo que nos rodea nos aporta autonomía, seguridad y libertad, y todos tenemos derecho a ello. Por tanto, ha llegado el momento de apostar por soluciones inclusivas para capacidades diversas también teniendo en cuenta el funcionamiento cognitivo de las personas.



Por Carmen Moreno

La accesibilidad al entorno, bienes, productos, servicios, objetos, instrumentos o herramientas no es una moda, es una necesidad que mejora la vida de todos. Tener autonomía y mantenerla durante el máximo tiempo posible es un deseo generalizado, que no siempre está en manos del individuo conseguir. De ahí, la importancia de la conciencia social y la predisposición de entidades públicas y privadas para estudiar las necesidades de distintos colectivos y diversas situaciones y emprender iniciativas que promuevan la inclusión de todos.

Con respecto a la accesibilidad cognitiva, que es aquella propiedad de los entornos, objetos, productos, servicios, dispositivos y procesos para que resulten fáciles de entender y conseguir, así, un mundo más comprensible para todos, el presidente de Plena Inclusión España, Santiago López Noguera asegura que, “aunque vamos avanzado, todavía hay poca concienciación”. Así lo explica: “Hasta ahora cuando hablábamos de accesibilidad se contemplaba sólo la física o la sensorial. Ahora es inconcebible que los espacios no estén adaptados para las personas con movilidad reducida, que no se diseñe para todos. Es impensable que en un acto no se cuente con traductores en lengua de signos o con subtitulado”. Sin embargo, no ocurre lo mismo con la accesibilidad cognitiva. 

Se estima que, en España, un 1 % de la población tiene discapacidad intelectual y del desarrollo, y todas estas personas carecen de un acceso fácil a información y recursos de su vida diaria, por no comprenderlos. Pero no son los únicos, también deben tenerse en cuenta las personas con deterioro cognitivo (sobrevenido o por  envejecimiento), daño cerebral adquirido, trastorno del espectro autista, trastorno mental y personas mayores. “Además, hay otros colectivos que se pueden beneficiar de la accesibilidad cognitiva: la población migrante que desconoce nuestro idioma”, asegura López Noguera, que insiste en que “la accesibilidad cognitiva es útil para todos. Es como una rampa: facilita visitar los entornos, comprender la información, caminar por nuestra ciudad y adquirir un producto o servicio”.

Las personas con dificultades cognitivas encuentran barreras a diario: en el transporte público, en los edificios a los que vamos a realizar gestiones, en las librerías, en los textos jurídicos, en una factura, en las webs, en los dispositivos móviles… 

En el I Congreso Estatal de Accesibilidad Cognitiva, celebrado los días 19 y 20 de octubre en Cáceres, profesionales y usuarios pudieron conocer a través de material audiovisual cómo es la vida de alguien que no comprende su entorno. “O cómo se está juzgando a las personas sin que se comprendan las sentencias. O cómo no se comprende un contrato, un texto que es importante para su vida”, sostiene el presidente Plena Inclusión Madrid. 
La accesibilidad cognitiva es un derecho llave, que permite el acceso al disfrute de los otros derechos

Por ello, hace hincapié en la importancia de poder comprender las cosas, ya que de ese modo se acceder a ellas. “Si no comprendes tu entorno por falta de señalización, porque te pierdes, no puedes acceder a los bienes y servicios a los que accedemos todos los ciudadanos”, indica.

Como medidas para solventar esta situación de desigualdad desde Plena Inclusión España exigen que las leyes reconozcan la accesibilidad cognitiva: “Las leyes relacionadas con la discapacidad hablan de la accesibilidad de una forma genérica y claman que estén pensadas para todos, pero sufren una grave carencia: no incluyen la accesibilidad cognitiva ni medidas para promoverla”, afirma López Noguera. Asimismo,  reclaman más recursos, investigación y desarrollo.
 


Martes, 28 de Noviembre 2017

Nota



En la misma sección...
< >

Jueves, 28 de Septiembre 2017 - 13:02 Ciudades sin edad