Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Admitida a trámite parlamentario una propuesta de ley que, según Aeste, pondría en riesgo las residencias de la Comunidad de Madrid




Ayer se aprobó con los votos favorables de Podemos y PSOE (62), los votos en contra de PP (47) y la abstención de Ciudadanos (17) la Proposición de Ley 1/18 de centros residenciales para personas mayores de la Comunidad de Madrid. “Esta Proposición de Ley ha sido calificada como una chapuza jurídica que costaría modificar posteriormente y que, según el Partido Popular, está basada en una iniciativa legislativa antigua que fue presentada en el País Vasco. Además, contiene varias referencias a textos legales ya derogados y que los autores de esta iniciativa desconocen”, explican fuentes de Aeste.
 
Concretamente, en palabras del secretario general de Aeste, Jesús Cubero, “cuando tuvimos conocimiento de esta iniciativa parlamentaria en el mes de enero, nos pareció un disparate jurídico, un grave riesgo para la continuidad del sector residencial de mayores en la Comunidad de Madrid, y un incremento injustificado del precio de las plazas para todos los mayores de nuestra región. Por ello, intentamos sin éxito reunirnos con Podemos para tratar de poner sentido común en esta iniciativa. Desgraciadamente, nuestros intentos con la Consejería de Políticas Sociales y Familia tampoco han dado sus frutos. Tan sólo hemos podido mantener reuniones de trabajo con PSOE y Ciudadanos”.
 
La oposición en pleno había solicitado en varias ocasiones la revisión y actualización de la normativa vigente en materia de residencias de mayores de la Comunidad de Madrid, “pero ante la inacción y parálisis de la Consejería de Políticas Sociales y Familia, Podemos ha tomado esta desafortunada iniciativa por su cuenta, sin haber consultado con los agentes del sector (patronales y sindicatos)”.
 
A pesar de que tanto PSOE como Ciudadanos valora esta iniciativa legislativa como desafortunada, inconcreta, plagada de errores, no consensuada y que crearía una situación catastrófica en el sector, “ambos han permitido que la iniciativa pueda ser tramitada en el Parlamento Regional para acelerar una posible sustitución al frente de la Consejería de Políticas Sociales y Familia. A partir de ahora se abrirá un debate que difícilmente podrá concluirse en la presente legislatura, y en el que tanto PSOE como Ciudadanos han manifestado que invitarán a participar a los sindicatos y patronales involucrados en la gestión diaria de los centros residenciales. Ambas formaciones políticas no conciben un intento de la regulación del sector sin contar con los verdaderos actores y conocedores de la realidad de las residencias”.
 
Para Aeste, se trata de un texto extemporáneo, que contiene multitud de errores fruto del desconocimiento, “y que encaja perfectamente con la filosofía de Podemos y sus Círculos asamblearios”. Más allá de entrar a valorar la calidad ofrecida en los centros, fijando criterios objetivos, publicando métricas y niveles de satisfacción de los mayores y sus familias, y fijando objetivos y planes de mejora, la Propuesta de Ley se centra en fijar las características arquitectónicas de las residencias.
 
“Por otra parte, se incrementan las ratios de personal de forma descabellada, proponiendo un nuevo incremento del número de funcionarios, y que los servicios de comedor y lavandería tengan que ser realizados de forma exclusiva por la Administración Pública”.
 
“Además, se indica que deben facilitarse los datos personales de los residentes y trabajadores del centro a un Consejo de Residentes formado por los familiares de los mayores en cada centro. Dicho Consejo sería también responsable de la aprobación de los programas anuales de actividades y de la elaboración de los informes anuales de gestión”.
 
Según Jesús Cubero, “en este texto tan desafortunado no se hace alusión a los verdaderos asuntos que realmente preocupan al sector, como es la calidad de los servicios ofrecidos, la transparencia en la publicación de datos para que los ciudadanos puedan elegir el centro residencial que más les convenga, la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores o la formación necesaria para ofrecer un servicio de calidad. Han cogido cuatro frases que han escuchado sobre la atención centrada en la persona y lo han mezclado con su obsesión por llenar de funcionarios cualquier institución. Sabemos que no les gustan los mayores, pero para nosotros son “nuestros mayores” y vamos a defender este sector con criterios como la calidad, la eficiencia, la libertad de elección y la transparencia. No mencionan en ningún momento cómo debe llevarse a cabo la integración sociosanitaria, no se habla de una historia social y sanitaria única y compartida, no se aborda la prescripción por parte del personal médico de centros residenciales ni sobre cómo se gestionará la prestación farmacéutica. Es triste que sólo les importe poder acceder a los datos personales de los mayores, de sus familias y de los trabajadores. Es algo que no vamos a consentir y confiamos en que esta iniciativa acabe decayendo para poder abordar una nueva iniciativa legislativa en breve”.
 
Ante esta situación, Aeste ha solicitado de forma inmediata una reunión con el presidente de la Comunidad de Madrid para abordar la tramitación de esta Propuesta de Ley y el futuro del sector de las residencias de mayores en la Comunidad de Madrid. “El 80 % de las plazas son de gestión privada y esta Propuesta de Ley supondría triplicar los costes para una plaza residencial en la región”, concluye Cubero.


Viernes, 11 de Mayo 2018

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.