Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Adquisición de las tiras reactivas para medir la glucosa




Adquisición de las tiras reactivas  para medir la glucosa
Las tiras reactivas para la determinación de la glucosa han sido uno de los tres productos sanitarios, junto con los guantes quirúrgicos y el material de incontinencia, incluidos en la primera compra centralizada de medicamentos y productos sanitarios entre el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y las comunidades autónomas. El objetivo es conseguir precios más competitivos para manter la sostenibiliad del sistema, incluso “mejorar la calidad y seguridad de los servicios prestados”, asegura el Ministerio de Sanidad. Sin embargo, sociedades médicas y de pacientes vislumbran importantes inconvenientes en el caso de las tiras reactivas.

La Sociedad Española de Diabetes (SED), la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica (SEEP) consideran que esta medida podría dificultar el control de la diabetes y la adherencia al tratamiento, ambos aspectos claves de la calidad de vida de los pacientes con diabetes, ya que se ha demostrado que el buen control reduce el número de complicaciones agudas y crónicas, así como los ingresos hospitalarios y, por lo tanto, el gasto.

Según estas entidades, en los últimos años, tiras y glucómetros han evolucionado de forma diversa, por lo que, actualmente, el mercado ofrece medidores que se acoplan a los diferentes perfiles de las personas con diabetes, pero la limitación del número de tiras reactivas y glucómetros en los concursos de las diferentes comunidades autónomas, a nivel individual o según compra centralizada, corre el riesgo de dejar fuera alguno de estos perfiles. En estos casos, el acceso al procedimiento más adecuado a su situación clínica será, lógicamente, mucho más difícil.

Por otra parte, afirmen que las tiras reactivas y glucómetros seleccionados en un concurso pueden ser diferentes a los elegidos en concursos posteriores. Esto supondría una inversión obligada en glucómetros para las nuevas tiras reactivas seleccionadas. Esta inversión, sin duda, repercute en el precio de la tira reactiva, que se incrementará con el coste del tiempo que el profesional sanitario tiene que dedicar a la enseñanza del nuevo sistema. Además, se debe considerar que este cambio supondría un esfuerzo individual del paciente que podría repercutir en la adherencia al tratamiento.

Además, se podría vulnerar el principio de equidad cuando la decisión de las distintas administraciones (en la elección del número y tipo de tiras reactivas y glucómetros) no sea coincidente.

Asimismo, advierten que una restricción importante en el número de tiras reactivas y glucómetros puede repercutir negativamente en la innovación tecnológica.

Por todo ello, instan a las administraciones públicas a que acepten todas las tiras reactivas y sus medidores, una vez contrastada su calidad, para cubrir todos los perfiles de los pacientes, aún cuando el criterio económico es importante.


Lunes, 11 de Marzo 2013

Nota



En la misma sección...
< >

Jueves, 6 de Junio 2019 - 14:06 Abordaje europeo de la fragilidad