Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn




Aerte denuncia que los impagos en la Comunidad Valenciana conducen al sector de la Dependencia a una situación crítica


La asociación empresarial de servicios a personas en situación de dependencia C.V. (Aerte) asegura que la Generalitat Valenciana adeuda más de 100 millones a las empresas representadas por la patronal, lo que ofrecen un reflejo de su insostenible situación desde hace más de ocho meses. Asimismo, el anuncio de nuevos recortes para atender a los grandes dependientes provocará, no sólo la falta de atención a ese colectivo, sino nuevos despidos.



Aerte denuncia que los impagos en la Comunidad Valenciana conducen al sector de la Dependencia a una situación crítica
Aerte denuncia que los impagos en la Comunidad Valenciana conducen al sector de la Dependencia a una situación crítica
Desde Aerte denuncian que las empresas del sector de la Dependencia no han cobrado ni un solo euro del año 2012. Además, la mayor parte de los trabajadores de estos centros no cobran sus nóminas y existen grandes retrasos en el pago a proveedores, en los casos en los que cobran.

Del mismo modo, pese a que en reiteradas declaraciones en medios públicos a principios de año que tenían preferencia en el cobro los dependientes y especialmente los tutelados de la Generalitat, la realidad es que ningún centro que atiende a este colectivo ha cobrado ninguna factura del 2012, llevando a estos a una situación límite.

Estas circunstancias pueden provocar un importante desabastecimiento de productos de primera necesidad en los centros de atención a la Dependencia en la Comunidad Valenciana, muchos de los cuales comienzan a tener problemas para la adquisición de alimentos.

Los retrasos en los pagos a la seguridad social están suponiendo unos cargos de demora del 20% desde el primer día. Hay amenazas de cortes de suministros por impagos. Los trabajadores de estos centros se encuentran en una situación de lógica desmotivación e incertidumbre.

Por otra parte, el Gobierno central y el Gobierno autonómico anuncian más recortes, en un contexto de incremento del desempleo que pone en serio peligro la supervivencia de un sector estratégico, por el servicio que proporciona a la sociedad y el empleo que genera.

Los ahorros provocados por la reducción del cuidador informal sólo pueden ser ética y profesionalmente aceptables si se destinan a la atención de los más de 17.000 dependientes que hoy por hoy no reciben atención alguna.

Durante los últimos ocho meses, Aerte está poniendo encima de la mesa soluciones y alternativas sin que hasta la fecha, se hayan recogido ni una mínima parte de sus pretensiones.

Ha solicitado diversas reuniones con el Gobierno Valenciano mas allá de las Consellerías de Sanidad y Bienestar Social, al tratarse de una cuestión transversal que afecta a la política económica. Conviene no olvidar que, además de la atención a dependientes, se trata de un sector estratégico que genera no solo salud, sino empleo intensivo, inversión, tecnología y, con fórmulas innovadoras, reducción del déficit.

Sin embargo, hace tiempo que la realidad de la Dependencia en la Comunidad Valenciana ha sobrepasado todos los límites, en un contexto adverso en el que las empresas llevan más de ocho meses financiando servicios de asistencia a los ciudadanos valencianos sin que la Administración realmente escuche la realidad que se vive y se sufre.


Lunes, 17 de Septiembre 2012

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.