Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Ana Lima: “El presupuesto previsto permitirá reducir la lista de espera y supone un reconocimiento a las cuidadoras no profesionales”




La secretaria de Estado de Servicios Sociales, Ana Lima, detalló ayer en la Comisión de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del Congreso, las partidas correspondientes a servicios sociales incluidas en el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2019. “Son unos presupuestos de marcado carácter social. Pretendemos con ellos que las personas más vulnerables de la sociedad no queden atrás. Son unos presupuestos honestos, que buscan la justicia social”, aseguró.
 
La Secretaria de Estado explicó que la ambición de las cuentas presentadas es, por una parte, “recuperar el camino retrocedido en los años de crisis donde se aplicaron medidas de austeridad en los servicios sociales”. Pero van más allá: “Pretenden reforzar y garantizar los derechos a los servicios sociales. Pretendemos consolidar y reforzar el Estado del bienestar”.
 
Las partidas que dependen de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales suman 2.751,43 millones de euros. Se trata del 86,69 % del presupuesto total del Ministerio de Sanidad, Consumo y Servicios Sociales previsto para 2019.
 
Incremento destacado en dependencia
El presupuesto previsto para Servicios Sociales registra un incremento del 54,03 % en relación a 2018. Ello se debe, fundamentalmente, al incremento de la financiación en dependencia, que ha aumentado en 831 millones (un 59,50 %) respecto a 2018, alcanzando 2.429,37 millones de euros.
 
Este aumento se reparte en los conceptos de nivel de financiación mínimo (1.723 millones), la recuperación del nivel acordado (100 millones) y del pago de la cotización de la seguridad social de las cuidadoras familiares (315 millones).
 
Con este reparto, el Gobierno pretende recuperar los derechos perdidos en 2012. “Permitirá reducir la lista de espera, si las comunidades autónomas mantienen o incrementan su inversión en materia de dependencia”, destacó la Secretaria de Estado. Además, supone un reconocimiento a las cuidadoras no profesionales. “Más de un 90 % son mujeres, y a partir de ahora estos cuidados computarán como períodos cotizados de cara al devengo de futuras pensiones contributivas, por ejemplo, de jubilación”.
 
Dentro de los presupuestos destinados a la Dirección General de Políticas de Apoyo a la Discapacidad, se prevén 22 subvenciones nominativas a entidades del Tercer Sector de acción social, por un importe de 4,25 millones de euros, habiéndose incrementado la dotación destinada al CERMI.
 
Por su parte, el Real Patronato de Discapacidad ha incrementado la dotación del Programa Reina Letizia para la inclusión social en un 357,23 %, con la finalidad de destinar el importe de los saldos y depósitos abandonados (“cuentas durmientes”) a la mejora de las condiciones educativas de las personas con discapacidad.
 
Ana Lima concluyó su intervención destacando que los presupuestos presentados responden al compromiso y a la convicción del Gobierno de que “se trabaja para las personas”.


Jueves, 31 de Enero 2019

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.