Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Autorización y acreditación, garantes de los servicios sociosanitarios




Garantizar los servicios que ofrecen los diferentes centros tiene que estar reconocido por un proceso de autorización de los centros en los que viven diferentes usuarios, dependiendo de su estado, grado de dependencia y otras circunstancias, para que puedan ofertar una determinada atención. Estos mismos centros además necesitan acreditar que están preparados para dar las prestaciones que ofertan. Existen unas normas que vigilan que todo se lleve a cabo de la mejor forma posible para el usuario.

La prestación de los servicios sociosanitarios requiere unos parámetros básicos donde anclarse que vienen definidos de la mano de la autorización y acreditación de éstos. Desde Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (AESTE), su presidente, Juan Guarner, quiere diferenciar estos dos conceptos, ya que el primero es un acto de la Administración Pública por el que se determina que un centro cumple con las condiciones necesarias para garantizar una asistencia adecuada a las personas usuarias. En la mayoría de las comunidades autónomas se incluyen requisitos tales como la autorización por la Administración de Servicios Sociales, licencia municipal, inscripción en el Registro de Servicios Sociales, visado previo e inspección. Por su parte, la acreditación es un acto por el que la Administración Pública garantiza que los servicios y centros sociales a quienes se otorga reúnen o superan los mínimos de calidad exigidos reglamentariamente. Dichos requisitos son exigidos por la Administración Pública para establecer conciertos con entidades prestatarias de estos servicios.


C.S.V



Martes, 13 de Mayo 2014

Nota




En la misma sección...
< >

Jueves, 6 de Junio 2019 - 14:06 Abordaje europeo de la fragilidad