Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Big Data en Sanidad. Hacia la medicina personalizada y predictiva


El Big Data plantea un nuevo reto al mundo sanitario, pero también ofrece una oportunidad para mejorar la calidad asistencial, optimizar los recursos y hacer más eficientes las organizaciones. Los expertos aseguran que el análisis correcto de la cantidad ingente de datos que se generan en sanidad puede conducir a una medicina personalizada y predictiva que ayudará a salvar vidas. Pero, para conseguir este objetivo, es clave la implicación de los profesionales sanitarios. Sin ellos difícilmente podrán surgir y realizarse proyectos de Big Data, porque son estos especialistas los que realmente saben las necesidades del sistema sanitario y de los pacientes.



Por Carmen Moreno

El Big Data es ya una realidad imparable en el sector sanitario. Con la implantación sucesiva de la Historia Clínica Digital, el volumen de información que se recopila es cada vez mayor y más fácil de analizar. Sería un desperdicio no aprovechar estos datos para conocer en profundidad cómo se está actuando y qué aspectos mantener o modificar para conseguir mejores resultados en la atención, diagnóstico y tratamiento de los pacientes. Actualmente, esto es posible gracias al empleo de las tecnologías y el Big Data, y así lo pusieron de manifiesto los expertos reunidos en la jornada Big Data y Analytics en el sector de la salud, organizada por Executive Forum en Madrid.

El responsable tecnológico del Grupo Ilunion, Elías Ramírez de la Piscina, explicó que se denomina Big Data a la recopilación de un gran conjunto de datos, y que unido a este término existen otros conceptos que lo caracterizan: volumen, por la cantidad de datos; velocidad, por lo rápido que se recopilan estos datos; variedad, la información se extrae de distintas fuentes y es muy heterogénea; veracidad, tiene que ser correcta, y valor. “Es esto último, el valor, lo que se busca con el  Big Data”, indicó Ramírez de la Piscina. Y es que, más que agrupar datos y estadísticas, el objetivo es que se aporte inteligencia para así poder investigar, prevenir, erradicar patologías y mejorar el servicio de atención al paciente, entre otros. Así lo concretó el responsable tecnológico de Ilunion: “El valor que debería aportar el análisis de  Big Data  a cualquier organización sería el de mejorar la atención al paciente; que el tratamiento aplicado sea el correcto; optimizar recursos, no solo materiales sino humanos y, por último, facilitar la toma de decisiones, porque cuando tenemos datos la toma de decisión es más sencilla”. 

La tecnología  Big Data  utiliza algoritmos que permiten analizar datos de diversas fuentes que hasta ahora no se había usado en conjunto. Entre los datos que maneja el sector sanitario, se encuentran los que proceden de los del paciente (personales, clínicos, resultados de pruebas médicas, historia…); del Internet de las Cosas (IoT) y el machine to machine (M2M), que facilita la recogida de datos en línea y control remoto, así como el intercambio de información y comunicación; de Internet y las menciones en redes sociales, medios de comunicación, blog, y de contact center (llamadas).

Precisamente, Ramírez de la Piscina, que es responsable del Contact Center BPO de Ilunion, insistió en que el contact center es una fuente importante a la hora de realizar análisis de Big Data “porque es un canal de comunicación con nuestros clientes y reúne mucha información que se puede explotar”.

Sobre el valor de los datos, la directora de Innovación del Área Health and Energy Predictive Analiytics en el Instituto de Ingeniería del Conocimiento (IIC), Julia Díaz, señaló que, en sanidad, “el futuro pasa por obtener valor sobre los datos existentes”. Además, dio un paso más al afirmar que primero se ha hecho mucho énfasis en la captura de la información, luego en la obtención de valor y lo siguiente es evaluar. “Tenemos que medir, evaluar y competir para saber si nos tenemos que adaptar. Y todo esto siempre de la mano del especialista médico y poniendo el foco en los usuarios finales, que son los pacientes”. 

Beneficios del análisis de datos
En su intervención, el responsable de IBM Watson Health, Juan Carlos Sánchez, mantuvo que la tecnología  Big Data  y tecnologías cognitivas tienen una aplicación muy directa en la salud. “Habida cuenta de la cantidad de datos que generamos en nuestro proceso clínico y en nuestra vida, esos datos bien analizados pueden ayudarnos a mejorar nuestra salud, a reducir costes y a generar riqueza”. Asimismo, apuntó que el  Big Data  es la plataforma básica para la trasformación digital y la medicina personalizada.

En la misma línea, el director de Data & Analytics Corporate de Sanitas, Juan José Casado, sugirió que los datos son conocimiento y que la recopilación de toda esa información generará nuevo conocimiento que permitirá conseguir grandes avances en los próximos años. 

En su opinión, tenemos que avanzar hacia una medicina más preventiva, que más que gestionar la enfermedad ayude a gestionar la salud de las personas. Además, “tenemos que pasar a una medicina más personalizada, en la que se dé a cada paciente el tratamiento adecuado, en el momento oportuno, en base al conocimiento que tenemos del paciente”, constató. Este objetivo se puede conseguir con las tecnologías y el Big Data, pero “el reto está no solo en generar esos millones de datos para cada paciente, sino en ser capaces de conectarlos”, matizó Casado. En base a esta filosofía, Sanitas apuesta por la trasformación digital en el sector de salud, y está desarrollando proyectos y productos digitales para impulsar la investigación de salud basada en datos y mejorar la calidad de su servicio. 

Además de mejorar la calidad asistencial, esta tecnología también es clave para optimizar los recursos y abordar la contención del gasto sanitario, argumentó Juan Carlos Sánchez, ya que reduce la demanda, hace más eficiente el sistema, ayuda a mejorar la gestión y genera valor, empleo, riqueza e inversión.

Por todo ello, este especialista considera que es absolutamente necesario que el Big Data forme parte del core de las empresas. “No podemos mantener el nivel de calidad de la atención asistencial ni los costes sino aplicamos la tecnología para reducir la demanda y la eficiencia del sistema. No tenemos opción. Debemos incluirlo”.

Desarrollo en España y otros países
A pesar de su importancia, solo el 17 % de los países se sirven de  Big Data  en sus sistema sanitario, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Así lo constató el responsable de IBM Watson Health: “En Europa se habla mucho, pero se hace poco, todavía”. Solo destacó el caso de Finlandia, que a su juicio es un país innovador y avanzado en este tema, “cuenta con un programa nacional para implantar tecnologías en salud en todo el país y que realiza proyectos de Big Data”, refirió.

Aunque los que están liderando la implantación de sistemas  Big Data  en Europa son las farmacéuticas, “porque tienen la capacidad, la agilidad y los recursos para hacerlo, además, tienen muy claro que el poder de los datos es fundamental para investigar y para agilizar el desarrollo y justificar el valor de los tratamientos”, afirmó este experto. 

Nuestro país lleva ahondando en el  Big Data  desde hace años, y en opinión de Juan José Casado, es una potencia en cuanto a conocimiento de estas nuevas tecnologías: “España y los profesionales españoles siempre han sido referente en el tema de analítica avanzada, y las empresas españolas que nos dedicamos a esto somos referente a nivel mundial”. 

En este sentido, aseguró sentirse optimista en cuanto al papel que nuestro país puede jugar en este sector: “Tenemos una oportunidad única como país de liderar este tipo de temas. Se trata de que nos lo creamos y lo impulsemos. En Sanitas así lo creemos y, por eso, estamos mirando hacia la trasformación digital en el sector de salud, no solo en España, sino a nivel mundial”. Sanitas pertenece a un grupo multinacional, BUPA, con presencia en más de 180 países y “España es el país más avanzado en cuanto a tecnología digital”, advirtió el ejecutivo de  Big Data  y Analytics en Sanitas.
 
El Big Data  aplicado al ámbito sanitario salva vidas

Nueva normativa europea sobre protección de datos
El 25 de mayo de 2018 comenzará a aplicarse el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) impuesto por la Unión Europea, una normativa a la que deberán acogerse todos los países de la Unión Europea. El sector del Big Data se encuentra a la expectativa de qué ocurrirá o se exigirá a partir de ahora, pero los especialistas han quitado hierro al asunto, asegurando que trabajar los datos con respeto es una máxima que tienen asumida desde el principio. 

En este sentido, la directora de Innovación del Área Health and Energy Predictive Analiytics en el Instituto de Ingeniería del Conocimiento (IIC), Julia Díaz, aseguró que el sector no va a tener que partir de cero.  La normativa va a implantar nuevas normas del juego, pero son la continuación de las reglas que ya estábamos respetando. Ya estábamos auditados por la LOPD con medidas de seguridad de grado máximo, por lo tanto el reglamento, protocolo, procedimiento, auditoría ya los tenemos claro. Lo que hacen ahora es darnos normas adicionales, que simplemente vamos a tener que conocer y apoyar”. 

Según el responsable de IBM Watson Health, Juan Carlos Sánchez Rosado, la implantación de la nueva normativa es una buena noticia porque “va a aportar seguridad jurídica a los pacientes, a los que operan la información y a los investigadores”. 

En cualquier caso, tal y como argumentó el ejecutivo de Big Data  y Analytics en Sanitas, Juan José Casado, “no estamos para valorarla, estamos para cumplirla”, y aseguró que, en Sanitas, se están preparando: “Llevamos meses trabajando para adaptarnos a la nueva normativa, y en mayo estaremos perfectamente preparados”.  

El subdirector de Tecnología de Ilunion, Elías Ramírez de la Piscina, también comentó que, en Ilunion, están adaptándose a la normativa porque en el Contact Center tienen muchos datos de clientes. “Estamos viendo con ellos qué tratamiento le estamos dando a sus datos, para que los dos estemos de acuerdo en cómo estamos tratando sus datos y para qué fin”, afirmó.

Portal Data Salud, medicina basada en datos
A finales de 2017, Sanitas puso en marcha Sanitas Data Salud, una iniciativa que pretende impulsar la investigación en salud basada en datos para así diagnosticar el estado de la salud en España, detectar tendencias de salud y elaborar modelos predictivos que pueden contribuir a avances científicos en el campo de la medicina. 

Cada día se generan en el mundo 2,5 trillones de bytes de datos. El 90 % de los datos mundiales se ha producido durante los últimos dos años. Un hospital genera cientos de megabytes de datos al día. Esta realidad abre una nueva oportunidad gracias al análisis de datos de salud. 
 
Para la realización de estos estudios, Sanitas Data Salud emplea únicamente datos anonimizados o agregados y aquellos cuyo tratamiento ha sido consentido por los pacientes con el objeto de garantizar su privacidad y confidencialidad, que es la máxima preocupación. 
 
A través de www.sanitasdatasalud.es, los usuarios interesados podrán consultar estudios e indicadores de salud de diversas fuentes: estudios propios de metodología Big Data, estudios científicos realizados por los profesionales médicos de Sanitas, estudios demoscópicos o indicadores de salud de fuentes institucionales como la OMS, el Ministerio de Sanidad, consejerías de Salud, etc.
La tecnología Big Data utiliza algoritmos que permiten analizar datos de diversas fuentes que hasta ahora no se había usado en conjunto

Aliado del profesional
Sobre Big Data cada vez se habla más, también en Sanidad. Por eso, es preciso que los profesionales sanitarios que están implicados conozcan cómo funciona y cómo se puede gestionar, así como los beneficios que puede ofrecer en la práctica clínica.  Y es que esta tecnología debe considerarse un aliado eficaz en el día a día. 

Durante su intervención, Julia Díaz, aclaró que, en los proyectos de  Big Data  interviene un equipo experto formado por informáticos y artesanos (matemáticos, estadistas…), pero siempre dirigidos por un experto médico: “Big Data e inteligencia artificial no ha dado un codazo a los especialistas en ningún sector, y tampoco en éste. En el sector sanitario, el que manda es el especialista médico, ya que se trata de sistemas de apoyo a la toma de decisiones y a la gestión. Para ello, ahonda en los datos, basándose en la realidad que existe, pero no sustituye la labor del médico en absoluto”.

De hecho, la directora de Innovación del Área Health and Energy Predictive Analiytics en el Instituto de Ingeniería del Conocimiento (IIC) explicó que los proyectos deben surgir de una necesidad médica. Según su experiencia, es muy frecuente que se demande este tipo de tecnología como sistemas de alertas inteligentes y búsqueda de patrones con el fin de obtener un diagnóstico precoz, pronósticos de enfermedades, planificación más eficaz de los tratamientos, etc. Asimismo, se usa mucho en la optimización de las listas de espera.

Juan José Casado estuvo de acuerdo con que el protagonista es el profesional sanitario. “Todos los proyectos que realizamos están liderados por nuestra dirección médica. No creo en proyectos tecnológicos que se hacen sin la colaboración de los médicos porque el enfoque no es tecnología por tecnología, sino tecnología para ayudar a las personas a hacer mejor su trabajo”.

En este sentido, destacó que tenemos que ser capaces de empezar a humanizar la tecnología: “Es fundamental poner la tecnología al servicios del hombre, y no al revés. Por eso, en transformación digital, es tan importante diseñar las soluciones para ayudar a las personas. Y, cuando se diseñan soluciones en salud, las personas son dos, el médico, pero también el paciente”.

Juan Carlos Sánchez reconoció que, en IBM, también trabajan con equipos médicos e investigadores: “Todas las soluciones que diseñamos son en colaboración con profesionales que saben de su negocio, en este caso de Sanidad. Además, también  contamos con la opinión y apoyo de asociaciones de pacientes”.

Todos los expertos coincidieron en que el  Big Data  es una demanda real en sanidad que puede aportar conocimiento, innovación, mejora en la calidad y eficacia de la atención y humanización de la asistencia. Todos mencionaron que el  Big Data  aplicado en el ámbito sanitario salva vidas.


Jueves, 15 de Marzo 2018

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Jueves, 27 de Septiembre 2018 - 12:55 Formación dirigida a profesionales sociosanitarios