Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Big Data para optimizar la teleasistencia




Julia Díaz. Directora de Innovación del Área Health and Energy Predictive Analytics en el Instituto de Ingeniería del Conocimiento (IIC)

La teleasistencia se ha convertido en uno de los recursos principales para aumentar la calidad y la cantidad de vida de colectivos en dependencia. Su aplicación está creciendo enormemente. Este servicio se alinea con otros avances, como los nuevos procedimientos en sanidad, la alimentación, el uso de la tecnología, unidos a la conciencia social de adoptar hábitos de vida saludables para hacer que nuestra esperanza de vida no sólo sea mayor sino, además, de mayor calidad y con buena salud. Gracias a estos avances de la sociedad, la esperanza de vida de la población aumenta de año en año. 

Uno de los grandes retos a los que se enfrenta la teleasistencia es su sostenibilidad. Los poderes públicos les empujan a ajustar costes, mientras proporcionan la atención sociosanitaria que les demanda la sociedad. Esto pasa necesariamente por optimizar su servicio. En este reto, las tecnologías basadas en Big Data han demostrado su utilidad.

La teleasistencia cuenta, además, con la tecnología Big Data para precisar mejor las condiciones en que es necesaria la ayuda, y en qué consiste esa ayuda. Se consigue así mejorar su prestación, que es enormemente importante para las Administraciones y servicios sociales. La tecnología Big Data utiliza algoritmos que permiten el análisis de datos de diversas fuentes que hasta ahora no se habían usado en conjunto, a las que se suman las obtenidas en las redes sociales, ayudando, por ejemplo, a la determinación de situaciones críticas como la soledad no deseada.

En teleasistencia, analizar la información mediante técnicas de Big Data ayuda a revelar situaciones que antes no se percibían como, por ejemplo, personas en riesgo dependencia por caídas, comportamientos comunes entre pacientes o conocer previamente la necesidad de un servicio o cuándo se va a demandar. La aplicación de estas técnicas permite, por tanto, que los servicios sociales puedan elaborar nuevas acciones encaminadas a mejorar los servicios sociosanitarios y así anticiparse a las necesidades de las personas con dependencia. Además, permiten detectar nuevas necesidades, emitir alertas que ayuden en el control de la evolución de las enfermedades de los pacientes de servicios como el de teleasistencia que es, según el Observatorio Estatal de la Dependencia, una de las prestaciones más demandadas.

El aumento de personalización que traerá la aplicación de tecnología Big Data para la teleasistencia permitirá asegurar que los costes de la atención se dirigen hacia las personas adecuadas y en la forma adecuada. Esto supone la optimización y mejora en la prestación de los servicios. 

Big Data e Inteligencia Artificial resultan, por tanto, tecnologías útiles, también en el sector sociosanitario. La aplicación de modelos predictivos a partir de la información que aportan los datos resulta un gran avance, tanto para la gestión clínica en el tratamiento y la atención al paciente como para optimizar tiempos y recursos en la sanidad con la posibilidad de alertar y predecir las necesidades y recomendar acciones. 



Jueves, 1 de Marzo 2018

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Lunes, 6 de Agosto 2018 - 10:26 La prevención de la demencia