Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




CCOO sospecha que la licitación de la unidosis de medicamentos para las residencias está hecha a medida




La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios, FSS CCOO-PV, sospecha que la licitación del nuevo sistema de unidosis para hacer llegar los medicamentos a las residencias está hecha a la medida de una empresa en concreto. Entre las sospechas que han alertado a este sindicato está el hecho de que sólo se ha presentado una empresa y que está seleccionando personal antes de la adjudicación, empresa que es la misma con la que parece que se ha trabajado el proyecto, ya que un año antes de la licitación, en diversos entornos, se mostró un vídeo del funcionamiento de los sistemas robotizados a implantar e incluso el acabado de las dosis unitarias.
 
Este sindicado destaca que un mes antes de la adjudicación, la empresa ya está buscando personal con una oferta de trabajo en la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH). Según afirma dicha selección, publicada el día 19 de abril de 2018, es para farmacéuticos especialistas para un centro logístico de fármacos en dosis unitarias en la provincia de Valencia.
 
El actual servicio, en funcionamiento desde hace 20 años, ha demostrado su eficiencia en términos económicos y es una referencia clara para el resto de comunidades autónomas como modelo asistencial para la distribución de medicamento a las residencias de la tercera edad. Este nuevo programa sustituye y aboca al cierre el actual servicio de elaboración, preparación y sistema de distribución de dosis unitarias de medicamentos y material sanitario que cuenta con un total de 57 trabajadores que serían despedidos”, afirma el sindicato en un comunicado.
 
CCOO ha denunciando con anterioridad la precipitación de su puesta en marcha, tanto por su diseño como por los plazos marcados para su ejecución, “que pueden comprometer la prestación farmacéutica actual a los centros y cuestionar el ahorro”. Este sindicato considera que dado que la adjudicataria tiene que construir el centro logístico y adquirir la máquina envasadora de unidosis, además de la gran inversión que supone, la independencia de la Administración quedaría condicionaría en la próxima licitación.

“En ningún país del mundo existe un programa de este tamaño por lo que consideramos que ninguna empresa tiene experiencia para asegurar los requisitos técnicos que plantea el pliego. Este motivo, junto con la elevada inversión inicial necesaria, podrían ser las causas por las empresas que lideran el mercado de automatización de los servicios de farmacia en la Comunidad Valenciana no se han presentado a la licitación”, continúa.
 
Además, CCOO considera que el hecho de que la licitación esté dividida en dos lotes (preparación de dosis unitarias y distribución) exige una compleja coordinación entre las empresas que dificultaría la óptima prestación del servicio.
 
“La única empresa que se ha presentado es Santa Lucia Pharma APPS, una empresa italiana sin implantación en España y que no tiene experiencia en proyectos de esta magnitud. Está presente en bastantes hospitales, sobre todo italianos, pero trabajan desde dentro de cada hospital, desde el servicio de farmacia a los pacientes que se atienden en el propio centro. No distribuyen a distancia desde un único centro logístico para suministrar a pacientes de distintos centros y mucho menos con la magnitud planteada”, apunta el sindicato.
 
Dejarán de dispensarse en las residencias 200 medicamentos y los preparados nutricionales
CCOO considera que se reduce la calidad del servicio que se presta en la actualidad, “ya que el pliego exige una capacidad de 700 referencias cuando los servicios de farmacia del sector público utilizan cerca de 900. Esta diferencia incluye los medicamentos fuera de guía farmacoterapéutica y los medicamentos estupefacientes, básicos para el tratamiento del dolor intenso y en cuidados paliativos”.
 
Tampoco se incluyen productos dietoterápicos básicos, su prescripción precisará un visado de inspección sujeto a una normativa no adaptada a este ámbito asistencial, lo que dificultará en gran medida la utilización de estos preparados nutricionales adaptados para las personas con disfagia (muy frecuente en esta población, 20-30 %). “Asimismo, al no estar financiados, su exclusión del pliego nos genera la duda si tendrán que ser adquiridos y pagados por el propio paciente (actualmente sí se les dispensan y sin coste alguno)”, añade.
 
En cuanto a los centros del IVAS y CEEM de titularidad pública, “en la actualidad se les dispensa medicamentos pero el pliego no deja claro si seguirán siendo suministrados de medicación y dietoterápicos. Además, ese mismo pliego calcula una población de 28.000 residentes y 350 centros, que es el volumen de plazas de tercera edad y número de residencias, un volumen de casi 400.000 tratamientos diarios. En este sentido, preocupa que no sea posible diseñar un plan de contingencia si, en alguna ocasión, cae el centro logístico, lo que pondría en riesgo la disponibilidad de los medicamentos ya que no existe comparación en ningún país del mundo”.
 
CCOO insiste en que el nuevo sistema de unidosis no garantiza la plena asistencia farmacológica a las residencias de la tercera edad. Este sindicato reclama a la Administración que recapacite a la hora de instaurar este modelo y que garantice, tanto la atención total de las personas mayores que viven en las residencias como la trasparencia en la adjudicación.


Jueves, 3 de Mayo 2018

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.