Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




CEAFA y Fundación Maria Wolff impulsan el Modelo de Cuidado de Demencias sin Sujeciones en las residencias




Se ha presentado en Zaragoza la “Acreditación en el Cuidado de Demencias sin Sujeciones” impulsada por la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias (CEAFA) y Fundación Maria Wolff. Las dos organizaciones se han unido para crear un frente común y ayudar a las residencias a adoptar un modelo de intervención que les permita ofrecer una atención y cuidados específicos a la demencia que se centre en la dignidad de las personas y huya del empleo de cualquier tipo de sujeciones.
 
La iniciativa presentada pretende dar aliento, ayuda y reconocimiento a aquellas instituciones comprometidas con la mejora de la calidad asistencial a personas con demencia. Una de las principales conclusiones a las que se ha llegado en la presentación es que una correcta atención puede favorecer la eliminación de las sujeciones y a la vez mantener, o incluso mejorar la seguridad global de los centros.
 
En el acto se han explicado los objetivos que persigue la puesta en marcha de la primera acreditación que avala a los centros que ofrezcan cuidados y atenciones de calidad a las demencias y a sus residentes en general libres de ataduras físicas. Esto es posible mediante estrategias sistémicas de apoyo y formación de todo el personal de los centros, fundamentalmente, en el campo de las demencias, prevención de caídas, evitación de sujeciones químicas, manejo de problemas afectivos y conductuales mediante terapias no farmacológicas seleccionadas por expertos, y por programas que implanten una cultura amigable con las personas con demencias.
 
A nivel estatal, miles de residencias y centros de día mantienen con sujeciones físicas a las personas con Alzheimer y otras demencias, atentando, de este modo, contra su dignidad como personas. En torno a la mitad de las personas con demencia institucionalizadas en nuestro país han sufrido el uso de sujeciones físicas por períodos más o menos largos de tiempo. Y eso, a pesar de que la medida haya quedado obsoleta ya que está probado que países enteros han demostrado que las sujeciones no se necesitan para ofrecer cuidados con una seguridad aceptable. Actualmente, todavía se usan en el 75% de los casos para prevenir caídas, por motivos de conveniencia de la organización, y no para fines terapéuticos, sino en beneficio de la organización y no de la propia persona.
 
Los centros que culminan la acreditación con éxito muestran su satisfacción al obtenerla, pues aumenta su reconocimiento social, tienen mayor valoración por parte de los familiares y presentan por lo tanto unos niveles de ocupación más que satisfactorios.
Experiencias en otros países han demostrado que el cambio del paradigma asistencial se puede conseguir mediante consultoría y formación. Se da la circunstancia que en EE.UU., como también ocurría en España, rondaba el 40% de prevalencia de sujeciones en residencias en los años 80. Hoy día, varios estados han casi erradicado su uso. En estos países nadie se plantea volver al paradigma de las sujeciones.
 
Los familiares de este colectivo, ante esta situación, están decididos a acabar con estas prácticas en nuestro entorno de una manera definitiva. Experiencias y estudios demuestran que es posible mejorar la autonomía y dignidad de estas personas con las metodologías adecuadas. Fundación Maria Wolff es el centro de investigación que más años lleva investigando en España las maneras de ayudar a instituciones geriátricas.
 
Al conseguir esta acreditación se garantiza que se aplica una metodología probada por Maria Wolff que ya ha obtenido excelentes resultados y está respaldada por CEAFA. Los centros que consigan acreditarse podrán ser recomendados por las Asociaciones de Familiares para potenciar unos cuidados de calidad.
 
La jornada fue inaugurada por Francisco Javier Lasierra Pérez, presidente de la Federación Aragonesa de Alzheimer, quien subrayó que existe una necesidad para “que se trabaje por un cambio cultural en la atención a las personas, atendiendo a sus necesidades y ofreciendo las atenciones necesarias que permitan hacerlo eliminando cualquier tipo de sujeciones”.
 
Durante su intervención Lasierra mostró su apoyo al modelo asistencial de “Cuidado de demencias sin sujeciones” de Fundación María Wolff y que auditará CEAFA resaltando que “hay que actuar siempre buscando el respeto a la persona con Alzheimer o demencia, centrarnos en lo que es mejor para ella”.
 
En su presentación, Rubén Muñiz, presidente de Fundación Maria Wolff, destacó que “los elementos comunes de las decenas de centros que hemos ayudado a dar cuidados sin sujeciones han conseguido una marcada mejoría del ambiente de la residencia”. Con esta iniciativa de cuidados a la demencia libre de sujeciones, continuó Muñiz, “los residentes están más tranquilos y la conflictividad con las familias se reduce de forma notable. No aumentan las lesiones graves por caída.”
 
Por su parte, Koldo Aulestia, presidente de CEAFA, explicó que “cuando los familiares llevamos a nuestros enfermos a una residencia es porque el avance de su deterioro imposibilita ofrecerles un cuidado de calidad en el domicilio. Pero –continuó explicando Aulestia– siguen siendo personas, a las que seguimos queriendo, y hay que tratarlas como tales, respetando sus derechos y su dignidad”.
 
Para clausurar la jornada intervino Pilar García, asesora técnica del Defensor del Pueblo de Navarra, afirmando que “el uso de sujeciones físicas, además de producir efectos negativos en la salud de las personas, pueden vulnerar sus derechos fundamentales”. Durante su intervención resaltó que aplicar estos métodos “conlleva una limitación de derechos fundamentales, protegidos con las máximas garantías en la Constitución”. Para García, estas medidas “suponen que las sujeciones deben cumplir con los principios que exige el Tribunal Constitucional para poder limitar derechos fundamentales: principio de necesidad, de proporcionalidad, y respeto a la dignidad de la persona”.
 
A la presentación han asistido numerosas asociaciones de familiares de Alzheimer estatales, territoriales y locales, gestores de residencias del sector y profesionales sociosanitarios que han participado vivamente en el debate posterior. Las residencias que han acudido a la jornada han mostrado mucho interés en la acreditación al percibir que con ella se podía mejorar la calidad de vida de los residentes, la relación con los familiares y asegurar la ocupación de sus centros.


Martes, 30 de Diciembre 2014

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.