Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
LinkedIn




Ceaps recuerda que “las residencias no son hospitales y no tenemos recursos sanitarios para atender a las personas enfermas de Covid-19”


El Círculo Empresarial de Atención a las Personas (Ceaps) recuerda que el sector al que representa, el sector social (sólo en centros residenciales viven 375.000 personas mayores y/o con dependencia en España), trabaja para ofrecer los apoyos necesarios a las personas para que puedan vivir con dignidad como si estuviesen en sus casas.



Es decir, no son instalaciones hospitalarias con recursos médicos, ni humanos ni a nivel de infraestructuras para atender a enfermos de Covid-19 y denuncian que se pide a los profesionales que atiendan a las personas contagiadas sin recursos. Al contrario, las personas mayores siguen estando dentro del sistema público de salud y, por lo tanto, deben y merecen ser atendidas dentro del mismo. Ser mayor no significa renunciar a la atención hospitalaria y a ser atendido y morir dignamente con el cuidado sanitario preciso.
 
Los EPI no llegan, y el escasísimo material que se nos facilita es del todo insuficiente para proteger a nuestros trabajadores, que tienen que atender diariamente a personas que no saben si tienen la patología o no”, explican desde Ceaps, que también apunta que “se trata con las personas más vulnerables sin saber si están enfermos o no, y hay que tratarlas como tales debido a que presentan algunos síntomas de coronavirus, ya que es imposible detectarlo ante la falta de test”.
 
La ausencia de las pruebas hace que todos los profesionales decidan actuar por protocolo y como método de prevención ante la aparición de los síntomas actuamos como si ya hubieran sido diagnosticados con esa enfermedad, aunque no lo tengan. “Esto dificulta enormemente nuestro trabajo ya que hay que protegerse (aunque sea de forma precaria con el material que domésticamente hacemos en las residencias o con el que desde diferentes asociaciones y particulares nos hacen llegar) y ‘desequiparse’ al atender uno a uno a los “posibles” casos”, añaden.
 
“Exigimos, por tanto, que se nos dote de material suficiente para proteger a nuestros trabajadores y que se realicen a discreción tantos tests como sean necesarios para poder detectar al Covid-19. Estamos muy preocupados porque los tests que lleguen, si es que lo hacen, sean los tests fraudulentos que sólo tienen un 30 % de acierto y que no están homologados”.
 
Estigmatización
A la realidad que viven, desde Ceaps también explica que “junto a la actual desprotección debemos sumar el continuo acoso de informaciones, testimonios y declaraciones que lejos de reconocer todo lo que se está haciendo con tan pocos recursos, embisten abiertamente contra nuestro sector dando la sensación de que pretenden desviar el foco ante su gestión y criminalizarnos ante las defunciones que se producen en las residencias, donde, recordemos, todos los residentes pertenecen al grupo de mayor riesgo en esta crisis del Covid-19”.
 
“Volvemos a reiterar nuestro profundo malestar ante una situación en la que nos vemos sin material, con poco personal y en la que se nos criminaliza abiertamente ante algunos casos que habrán sucedido pero que, por supuesto, no son representativos”, añaden.
 
“Tenemos que trabajar unidos para lograr que la imagen del sector cambie, que los profesionales de enfermería, por ejemplo, que hacen un trabajo magnífico en los centros no se vean minusvalorados y que, al contrario, se vean reconocidos, y que su ejemplo también salga públicamente”, señala Cinta Pascual. “Cuando hablamos de dignidad a las personas en el sector, desde Ceaps hablamos desde los profesionales hasta los usuarios, en eso es en lo que luchamos cada día”, finaliza.
 


Jueves, 2 de Abril 2020

Nota




En la misma sección...
< >

Jueves, 2 de Abril 2020 - 11:21 Los héroes de los servicios sociales

Jueves, 2 de Enero 2020 - 11:52 20 AÑOS NO ES NADA…