Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Cómo afrontar los trastornos dermatológicos con eficacia y seguridad




Todos hemos sufrido a lo largo de nuestra vida algún trastorno dermatológico de mayor o menor importancia. La piel es el órgano vivo más extenso, visible y superficial del cuerpo humano y puede suponer numerosos e incómodos problemas. Puede ser desde una simple erupción cutánea a complicaciones más graves como la psoriasis o el cáncer de piel.

Por su gran incidencia es importante que ante cualquier trastorno cutáneo acudamos lo antes al especialista. El dermatólogo debe valorar los síntomas y ofrecernos el tratamiento adecuado para solucionar el problema lo antes posible. Profesionales como los que pueden encontrar en este centro de dermatología en la ciudad de Bilbao con gran experiencia en todo tipo de trastornos dermatológicos.

Ante los primeros síntomas, debemos acudir al dermatólogo lo antes posible ya que algunas afecciones de la piel, inicialmente leves, pueden derivar en complicaciones graves. Incluso para muchos pacientes pueden suponer graves problemas psicológicos que a la larga pueden afectar a su vida diaria o laboral.

La dermatología trata una amplia lista de trastornos dermatológicos. Sus especialistas necesitan abordar numerosos tratamientos e investigar cuando no se encuentra la causa principal del trastorno. Es fundamental acudir a un dermatólogo cuando tenemos algún problema y no buscar tratamientos alternativos de desconocida eficacia, aunque nos prometan resultados milagrosos. La eficacia del tratamiento puede ser fundamental para la curación de la enfermedad y evitar otros problemas secundarios.

Numerosos pacientes llegan a las consultas de dermatología con trastornos comunes como la dermatitis atópica, el acné, la psoriasis, la rosácea o las verrugas. Con el tratamiento médico adecuado estas enfermedades suelen remitir en un tiempo corto y superarse sin complicaciones.

La dermatitis atópica, por ejemplo, es una inflamación de la piel en un punto determinado que supone picor y comezón y que en los casos más graves puede verse acompañada por ataques de asma. Suele localizarse en los brazos y las piernas del paciente, aunque también puede aparecer en otros sitios. El dermatólogo explicará al paciente detalladamente cuáles son las medidas de higiene que se deben adoptar para proteger la zona y los diversos tratamientos tópicos que se pueden aplicar que pueden ir desde corticoides a antibióticos.

Los pacientes deben conocer su enfermedad para poder afrontarla en el caso de que haya una recaída como puede ocurrir con las alergias de todo tipo. Las reacciones alérgicas constituyen un ámbito de investigación complejo y para muchos dermatólogos supone un gran reto que solo pueden afrontar los especialistas.

Además, la dermatología tiene un papel importante es las campañas de concienciación en problemas como la protección frente al sol. Prevenir enfermedades de la piel relacionadas con la incidencia de los rayos solares es fundamental para toda la sociedad.

El cáncer es problema más grave que puede padecer la piel y por desgracia uno de los más habituales. La principal causa es la radiación ultravioleta del sol, que genera cambios en el ADN celular que pueden conllevar la multiplicación de las células cancerígenas en los tejidos y su proliferación en muy poco tiempo. Sus síntomas suelen presentarse en zonas visibles como el cuello, la cara o los brazos. Un problema grave y bastante agresivo, pero con grandes posibilidades de curación por la efectividad y eficacia de los actuales tratamientos como la quimioterapia, radioterapia o la cirugía.

La dermatología es una de las ramas de la medicina más desconocida pero también una de las más necesaria. Es fundamental que la sociedad se conciencie de la importancia de los trastornos dermatológicos y que acudan ante el menor síntoma. La automedicación y los tratamientos alternativos no son una solución ante este tipo de trastornos.

Sus profesionales están preparados para tratar y solucionar los problemas dermatológicos de forma rápida y eficaz. La salud de nuestra piel debe estar siempre en manos de los especialistas. No lo olvides y acude al dermatólogo antes de primer síntoma. Tu piel y tu salud lo agradecerán.


Jueves, 27 de Diciembre 2018

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.