Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Cómo sacar partido a la web de empresa


Internet se ha convertido en un escaparate clave en el que cualquier empresa debe estar, y no de cualquier manera sino como parte de una estrategia que le ayude a conseguir unos objetivos previamente analizados. Partiendo de esta base, los centros de mayores deben plantearse qué quieren mostrar y a quién quieren llegar. En este reportaje, Balance de la Dependencia, ofrece algunas ideas profesionales y herramientas clave para conseguirlo, que van desde el diseño base hasta el empleo de redes sociales, como Facebook, Twitter, Google+, LinkedIn, etc.



Cómo sacar partido a la web de empresa
Internet y el desarrollo de las redes sociales ha cambiado la forma en que las empresas deben relacionarse con sus usuarios y potenciales clientes. Los internautas son cada vez más exigentes y entienden la web como carta de presentación de la entidad que está detrás; por esta razón, los especialistas consideran que cualquier compañía, sea cual sea el producto que venda o el servicio al que se dedique debe prestar la atención que se merece a este recurso. 
 
Así lo explica el director del Master en Comunicación Digital de la Universidad de Alcalá de Henares y autor del libro La empresa en la web 2.0., recientemente publicado por Gestión 2000, Javier Celaya: “Es importante que toda empresa cuente con un espacio en la red porque la sociedad ha cambiado y, como consecuencia, la manera en que se busca y encuentra un producto o servicio a través de Internet. Internet se ha convertido en parte de nuestras vidas para buscar información y amigos, para tomar decisiones y poco a poco el comercio electrónico irá encontrando su sitio. Esta forma de actuar constata que los usuarios confían en las herramientas que la red pone a nuestro alcance para buscar y encontrar lo que precisan; y, en este contexto, la compañía debe aprovechar para dar a conocer su marca y fidelizar a sus usuarios”.
 
A pesar de esta tendencia generalizada, no todo vale. De nada sirve tener una web si no sigue una estrategia dirigida a cumplir unos objetivos previos que se haya marcado la empresa. Esta maniobra deberá orientarse en varios sentidos: diseño, estructura del contenido, aplicación de redes sociales, incorporación de vídeos o imágenes, creación de blogs, etc.  
 
En un centro sociosanitario, el propósito principal es dar a conocer el servicio y las instalaciones. A partir de ahí, los gerentes deben conocer con qué herramientas cuentan para conseguirlo de la forma más clara y óptima. 
 
De las web 1.0 a las web 2.0
La web 2.0 comienza su andadura en 2004, cuando Dale Dougherty de O’Reilly Media, acuña el término, refiriéndose a “la transición de las páginas tradicionales (1.0) a las aplicaciones web pensadas para el usuario”, para facilitar la interactividad, compartir información y posibilitar la propia creación de contenidos.
 
Hasta ese momento, las webs, portales, buscadores, páginas personales eran estáticos y unidireccionales. Había una empresa, marca o persona que trasmitía información pero sin recibir una respuesta de sus lectores; la interactividad era mínima. Pero ese momento ha pasado a la historia, porque las web 2.0 permiten a los usuarios interactuar con otros usuarios, produciéndose un feedback mucho más interesante. Actualmente, nos encontramos en la era de los contenidos dinámicos y participativos, de las relaciones, de las redes sociales y las comunidades, donde todo gira en torno a una fórmula concreta: generar y compartir. Y, ante esta situación, el sector de la dependencia no puede mantenerse impasible.
 
Características básicas de una web 2.0  
Toda web debe tener una serie de características básicas para alcanzar cierta calidad, al tiempo que representa los objetivos de la empresa, que al final pueden resumirse en vender servicios, productos o ideas, y que en el entorno digital debe traducirse en “obtener el máximo número de visitas y conseguir que estas visitas se conviertan en clientes”, afirma la directora de Marketing Digital de Webempresas 2.0, Ana Nieto.
 
Para ello, los expertos destacan varios aspectos: indexable, es fundamental que aquellas personas que busquen la web, la localicen con facilidad; usable, debe ser sencilla e intuitiva para navegar fácilmente por ella y encontrar los distintos apartados que puedan resultar interesantes sin complicación; y social, tiene que estar adaptada a las redes sociales (Facebook, Twitter, Tuenti, LinkedIn, You Tube, Google +...).
 
Javier Celaya resalta la importancia de la accesibilidad. La webs actuales tiene que tener un formato que se pueda leer en los distintos dispositivo que se están empleado para entrar en Internet, tales como los teléfonos móviles o tabletas. Y es que según, recuerda este experto, “en España, a pesar de la crisis, el año pasado se vendieron 22 millones de dispositivos inteligentes; además, el 44% de estos usuarios acceden a Internet a través de dichos sistemas, por lo tanto, es clave que las empresas se aseguren de que su site es accesible desde estos soportes porque, de lo contrario se convertiría en invisible, ya que una web no accesible es como si no existiera”. Ejemplo de ello sería el empleo de la tecnología Flash, muy utilizada hace unos años para crear animaciones, pero que ahora resulta incompatible con algunos de estos dispositivos y navegadores, como el iPad (tableta de la marca Apple).  
 
Por su parte, Ana Nieto subraya la usabilidad, que permite “mostrar la información de forma sencilla y estructura para conseguir que el usuario acabe haciendo lo que la empresa quiere, ya sea leer, comprar un producto o darse de alta en una base de datos. Para eso es básico que, con las herramientas que contamos, se le lleve de la mano sin que tenga que hacer ningún esfuerzo”. 
 

Cómo sacar partido a la web de empresa
Consejos en el diseño
La primera comunicación con el internauta es siempre visual y global, por esta razón es tan importante que el diseño cause una buena sensación. Tanto la forma como los contenidos estarán muy centrados en el mensaje que la empresa quiera trasmitir a sus usuarios, pero no se puede perder de vista el equilibrio, sobre todo en una web de un centro de mayores, ya que esto denota seriedad y profesionalidad.

La relación entre los elementos (color, tipografía, logo...) es igualmente primordial: la jerarquización y el ritmo ayudan a dar información visual relevante al espectador, indicando qué componentes son más importantes o cuáles están incluidos en otros.

En opinión de Ana Nieto, no es elegante ser demasiado corporativista; de ahí, que se deseche el detalle de presentar la empresa en la página de inicio como se hacía antaño. “Lo que el usuario busca saber es si la empresa cuya web está visitando puede cubrir la necesidad que tiene. Por tanto, lo ideal es que la entidad describa cuáles son sus servicios o productos en la home page, no quiénes son”.

Según esta especialista, existen diferentes modos de contar esto, pero últimamente se está imponiendo el recurso audiovisual, es decir, un vídeo breve y conciso en el que el gerente, director o responsable del centro explica “la ventaja competitiva de su servicio”, añade Nieto.

Otra fórmula es la incorporación de galerías de imágenes que, en el caso de los centros sociosanitarios, puede ayudar al interesado a hacerse una idea aproximada de cómo son las instalaciones. Ni que decir tiene, que cuanto mejor sean las fotos, más llamativa resultará la residencia.

En la misma línea, la inclusión de testimonios de los usuarios de estos centros en la web pueden ser una táctica interesante.

Posicionamiento SEO
Para lograr que una web 2.0 sea eficaz, además de los recursos de estructura y diseño que hacen posible su accesibilidad y usabilidad, se precisan mecanismos básicos para optimizarla. En este sentido, es fundamental el posicionamiento SEO, Search Engine Optimization. Las empresas deben conseguir aparecer en los primeros puestos de los buscadores cuando se hable de algún tema relacionado con sus servicios. De este modo, logran más visitas y potenciales clientes. Para eso, deben generar información sustancial que dirija a los internautas a su web. Entre los elementos más aprovechables se encuentran los blog y las redes sociales.

El papel de las redes sociales es indiscutible, pero también los blogs, que hasta hace poco parecían estar enterrados, han conseguido encontrar su hueco. Un estudio realizado en 2010 por Qapacity (www.qapacity.com ) demuestra que las webs que tienen asociado un blog activo llegan a tener casi 10 veces más tráfico que la web básica con contenidos estáticos que no se renuevan periódicamente y que no admiten la participación de los usuarios.


“Es mucho más interesante que estos elementos pertenezcan y se encuentren en la web, porque es una forma de que atraigan visitas”, indica esta experta en Marketing Digital. Por esta misma razón, considera que incluir los widgets o icono de las redes sociales no es práctico porque sacan a los usuarios de la web para llevarlo a las redes sociales. Con el fin de esquivar este inconveniente recomienda mejor las “Fan Box de Facebook” o “Twitter box”, que son los widgets que muestran a los seguidores del site.

Incorporación de las redes sociales
Las redes sociales (Facebook, Twitter, Tuenti, You Tube, Google+, LinkedIn...) se han convertido en una gran realidad en España. Cualquier extracto de la sociedad participa en estas comunidades sociales (personas mayores, jóvenes, estudiantes, profesionales...) y las empresas deben estar presentes, pero siempre como respuesta a una estrategia medida.

Tal y como advierte Celaya, “cada usuario tiene unos motivos para pertenecer a las social media y la empresa tiene que valorar, primero, cuál es el público al Ana Nieto también apoya la incorporación de blogs, siempre que quiere llegar y, luego, a través de que red social, porque no hay que estar en todas”. Este especialista ha comprobado que las empresas tienden a integrarse en aquellas redes sociales que por cualquier razón tienen más notoriedad, como facebook; pero precisamente por estar más masificadas tienen la traba de que es difícil sacarle rentabilidad. En España hay cerca de 16 millones de personas que dedican 88 minutos diarios a Facebook, pero quizá no están aquellas a las que queremos seducir.

El público objetivo o target de las residencias de mayores y centros de día en las redes sociales suele ser la persona que busca y decide dónde va a llevar a su familiar y “quizá facebook no resulta adecuada, porque no es un lugar donde se toman decisiones empresariales o personales de este calibre. Otras redes profesionales, como Linkedin, pueden ser más oportunas en estos casos, porque suelen agrupar a profesionales de distintos sectores, que toman decisiones en Internet, utilizan la red para todo y se sienten cómodos analizando y comprando on line. Por lo tanto, es probable que sea ahí donde este tipo de empresas deba estar y dar a conocer sus productos y servicios”, analiza Celaya.

En el sector sociosanitario, Facebook puede tener cabida pero de manera más coloquial, más familiar, puede ser el espacio donde colgar las fotos de las actividades que realizan los usuarios, el programa de excursiones o el menú de las comidas para que la familia lo vea y comente. De ahí, que el tipo de lenguaje que se emplee deba ser más coloquial. Este detalle también es crucial, porque cada una de estas herramientas de comunicación y marketing tienen su propio leguaje y tono, por lo que hay que tenerlo en consideración para no cometer un error.
Cómo sacar partido a la web de empresa

Una vez seleccionada la red social, el siguiente paso es exprimir todas sus posibilidades, pero para eso es necesario el trabajo de un experto en el tema: el community manager. Esta nueva figura profesional, que nace a tenor de la aparición de las redes sociales, se encarga del diseño estratégico, la elaboración del plan de acción, la gestión, administración y dinamización de la presencia y participación de una empresa, marca, organización o institución en el entorno social media.

Su objetivo principal es conseguir comunidades más activas, aquellas en las que los usuarios generen y compartan más contenidos para, de este modo, incrementar su popularidad y atraer y fidelizar usuarios.

Esta labor se fundamentará en cuatro ejes, que marcarán la filosofía y el desarrollo futuro de la comunidad:

1. Aportación. Crear contenidos para la comunidad o incentivar que sean los miembros de la comunidad quienes elaboren y aporten sus propios contenidos a la misma (contenidos siempre afines a la temática que nos interesa).
2. Participación. Fomentar la participación de manera activa en las redes y canales. Compartir, responder, sugerir, recomendar... las personas, los miembros de la comunidad deben relacionarse para que la dinámica sea animada e interesante. Por otro lado, la conversación también es una manera excelente de investigar, conocer necesidades, oportunidades y tendencias que nos aportarán una información muy valiosa y harán posible mantener el interés de los miembros.
3. Captación de nuevos miembros. Mediante la difusión y la conversación se crean vínculos de afinidad y confianza que van conformando una comunidad unida, con lazos fuertes y participación elevada, aunque los individuos que la forman estén geográficamente dispersos.
4. Fidelización de los usuarios que ya tenemos. Es importante crear un vínculo fuerte a largo plazo. Debe aspirar a convertirse en un punto de referencia importante para todos aquellos que forman parte de la comunidad.

En un primer momento, no todas las empresas, pueden contar con una persona cualificada que se dedique exclusivamente a esta función. Por tanto, se puede recurrir a herramientas como Google Reader, que es gratuita y permite encontrar información ya filtrada según la temática que interese a la residencia; realizar un seguimiento rápido para valorar qué es interesante; y compartirlo en las distintas redes sociales que se tengan.

Todos estos instrumentos ayudan a que una web sea eficaz pero, como afirma Javier Celaya, en el mundo digital puede haber grandes cambios en un año, con lo cual es imprescindible mantenerse al día de todas las novedades que van surgiendo si se quiere sacar el máximo partido a la web.

En el nuevo libro de Javier Celaya, La empresa en la web 2.0., el autor incluye una “Chuleta de las redes sociales” con la que pretende establecer un esquema claro de cuáles son las redes sociales más interesantes para una empresa en distintos ámbitos como la comunicación de corporativa, comunicación interna y externa, captación del talento, atención al cliente, gestión de la reputación digital, visibilidad, gestión del conocimiento o prevención de una crisis. En este recuadro resumimos alguna de las ideas que aparecen en la Chuleta de las redes sociales, que propone este experto en Marketing Digital.
redes_sociales.pdf Redes_sociales.pdf  (1.74 Mb)


Lunes, 9 de Abril 2012

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Viernes, 26 de Agosto 2016 - 11:19 GERAS: software de gestión de centros residenciales