Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Compras centralizadas: mayor ahorro, pero ¿también calidad?


Tras el éxito obtenido por la compra centralizada de las vacunas, el Consejo de Ministros aprobó a finales de 2012 las dos primeras licitaciones para las compras centralizadas de medicamentos y productos sanitarios. De esta forma, se prevé obtener un ahorro de costes, puesto que se tiene mayor poder de negociación al aglutinar un importante volumen de compras. Esta opción resulta muy interesante, siempre que se adquiera una cantidad óptima de material, es decir, no se derrochen recursos y se valore la calidad e innovación de los productos. Para conseguir estos objetivos, es preciso contar con la colaboración y asesoramiento de los profesionales del sector, porque es imposible hacer una gestión adecuada sin conocer los requisitos básicos de los medicamentos y artículos sanitarios que precisan.



Compras centralizadas:  mayor ahorro, pero ¿también calidad?
Una de las medidas adoptadas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para lograr la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) es la compra centralizada. Ana Mato ha asegurado, recientemente, en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados, que con la Plataforma de Compras Centralizada se han conseguido unos ahorros de 80 millones de euros, más 37 sólo en vacunas.

La compra de vacunas de forma centralizada fue el paso inicial. Ya en 2011, se suscribió el primer acuerdo marco para la selección de suministradores de vacunas frente a la gripe. En él participaron ocho autonomías, seis menos que en esta temporada 2012-2013, en el que se ha promovido un acuerdo más amplio. En concreto, este año, el Gobierno ha aprobado tres acuerdos marco. El primero corresponde a la mayoría de las vacunas, tanto infantiles como de adultos. Los otros dos acuerdos atañen a la vacuna conjugada frente al meningococo C y a la vacuna frente al virus del papiloma humano (VPH), dos inmunizaciones que están dentro del calendario infantil, pero que por sus especiales características se ha considerado necesario elaborar acuerdos diferenciados.

La compra centralizada ha conseguido reducir el coste del programa de vacunaciones en España para todas las comunidades autónomas y una mayor equidad, de tal modo que ha permitido que el Sistema nacional de Salud mantenga la calidad y la cohesión. Asimismo, se trata de una medida en línea con los trabajos de unificación del calendario de vacunaciones.

Según el Ministerio de Sanidad, “además del beneficio de la eficiencia económica, la compra centralizada de las vacunas conlleva ventajas administrativas, por lo que da estabilidad a los fabricantes y, de este modo, permite alcanzar mejores precios”. Esto es especialmente importante para las comunidades autónomas más pequeñas, a las que los acuerdos facilitan en gran medida la adquisición de vacunas. De hecho, Mato ha mencionado un caso concreto en el que el precio de una de las vacunas que se ha fijado en torno a 31 euros, había comunidades autónomas que la pagaban a 70.

Partiendo de este precedente de éxito, el 28 de diciembre de 2012, el Consejo de Ministros aprobó las dos primeras licitaciones para las compras centralizadas de medicamentos y productos sanitarios con 14 comunidades autónomas, el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) -órgano dependiente de Sanidad y responsable de la gestión sanitaria en Ceuta y Melilla- y los Ministerios de Defensa y del Interior.

En este primer acuerdo, se adquirirán dos tipos de medicamentos, por un valor superior a los 500 millones de euros, y tres productos sanitarios, por aproximadamente 100 millones. Los fármacos de los principios activos que se van a comprar son epoetinas, indicadas para la anemia asociada a la insuficiencia renal y para la anemia en pacientes en quimioterapia, y anticuerpos monoclonales anti TNF, medicamentos inmunosupresores indicados para las enfermedades autoinmunes y para cuadros inflamatorios crónicos, como la artritis reumatoide y las enfermedades inflamatorias intestinales. Los productos sanitarios son guantes de examen y quirúrgicos, tiras reactivas para la determinación de glucosa en sangre (con autoanalizados) y material para incontinencia.

Estas licitaciones suponen el cumplimiento de lo previsto en el Real Decreto-ley 16/2012 de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones, que contempla el fomento de actuaciones conjuntas de los servicios de salud en las adquisiciones que sean susceptibles de un mecanismo de compra conjunta y centralizada.


Jueves, 7 de Marzo 2013

Nota




En la misma sección...
< >

Lunes, 29 de Julio 2019 - 11:26 Innovaciones en el abordaje del dolor crónico