Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Consideraciones de CEOE y Cepyme sobre el proyecto del Real Decreto Ley por el que se aprueban medidas urgentes en el orden social




En el último Consejo de Ministros del año 2018, celebrado el pasado 28 de diciembre, se aprobó el Real Decreto de Medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo. Un día antes, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) establecían unas consideraciones sobre el proyecto que se les había presentado para observaciones. Entre los temas principales se encuentran el sistema de pensiones y la recuperación de la situación de los cuidadores no profesionales.

En referencia al sistema de pensiones, estas organizaciones empresariales consideran que con el proyecto el sistema de pensiones pierde uno de los dos automatismos incorporados en 2013, el Índice de Revalorización de las Pensiones, que servía para limitar la discrecionalidad de la toma de decisiones sobre revalorización de las pensiones en el corto plazo, e impidiendo que se trasladaran las cargas a las siguientes generaciones. “Su derogación va a suponer que el sistema contributivo no pueda volver a tener un superávit. La utilización del IPC como coeficiente para la revalorización de las pensiones, desligándola totalmente de la salud financiera del sistema de pensiones -como consecuencia de la derogación del IRP- va a generar elevados déficits contributivos en el futuro, pudiendo producir fuertes incrementos del volumen de deuda pública, ya que no va acompañado de importantes aumentos en la parte de los ingresos”, apuntan.

Y esto, consideran, “podría hacer que, en lugar de conseguir un aterrizaje suave hacia la sostenibilidad del sistema de pensiones, esta podría alcanzarse de forma brusca, es decir podríamos haber empezado el camino hacia una “helenización” de las pensiones, mediante la reducción, de un día para otro, de un porcentaje de la pensión recibida por los actuales beneficiarios, Se quiere mejorar la sostenibilidad financiera del sistema con algunas medidas que generarán pequeños incrementos de cotizaciones a corto plazo, pero que pueden dar lugar a gastos elevados en el futuro, sin tener en cuenta el efecto a medio y largo plazo”, afirman.

CEOE y Cepyme tampoco están de acuerdo con la recuperación de la situación de los cuidadores no profesionales de personas en situación de dependencia. En su opinión, “resulta necesario retomar el espíritu de la Ley de la Dependencia como Ley de servicios, impulsando decididamente la prestación económica vinculada al servicio, como mejor instrumento que respete el derecho a decidir de los beneficiarios, dando más transparencia al sistema en su conjunto y apostando claramente por la profesionalización de los prestadores de servicios”, sostienen.

“La prestación económica para cuidados en el entorno familiar solo debe darse en ausencia de servicio público o concertado de atención y cuidado o ante la imposibilidad de acceder a una prestación vinculada al servicio. Además, en este caso, como en los supuestos de prácticas no laborales en empresas, realización de prácticas académicas externas, donde no existe salario o incluso en el supuesto de convenio especial para afectados por la crisis, se produce el efecto no deseado de “compra de derecho a pensión”, apuntan.

Estas organizaciones empresariales se han quejado de que no se les ha dado ni los siete días de plazo (si existen razones de urgencia) para su revisión. Según han manifestado: “El Proyecto introduce reformas de largo alcance en la Seguridad Social, tanto desde un punto de vista jurídico como económico, que no solamente afectan al año 2019, sino en los años venideros, utilizando el mecanismo de Real Decreto ley que no está justificado por urgente necesidad y regulando materias que tienen claro efecto recaudatorio, incrementando costes, especialmente en el campo del Régimen General de la Seguridad Social, con la consiguiente repercusión en el empleo, tanto en su creación como mantenimiento”.

CEOE y Cepyme consideran que todas las cuestiones que se regulan en el proyecto debían haber sido objeto de negociación en el diálogo social, que es el cauce adecuado para abordar cualquier reforma del Sistema de la Seguridad Social. “Se han mantenido una serie de reuniones, sin que se haya llegado a ningún acuerdo, pero además en el proyecto se han incluido cuestiones que no han sido objeto de ningún tipo de consulta. Como interlocutores sociales no podemos entender que se emprenda una modificación de este calado sin contar con empresarios y sindicatos”, han asegurado.


Leer el documento completo 
 
consideraciones_ooee_rdlmedidas_ss.pdf CONSIDERACIONES OOE...  (69.21 Kb)


Jueves, 3 de Enero 2019

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.