Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Control de errantes: más seguridad y comodidad a menor coste


Aunque no todos los centros de mayores cuentan con sistemas de control de errantes, la mayoría de sus responsables han oído hablar de la seguridad que aporta a los usuarios, la tranquilidad que trasmite a los familiares e, incluso, la mejora en la organización de trabajo que se consigue con su implantación. Cierto es que no se trata de un elemento nuevo, pero sí innovador porque la tecnología y materiales que se emplean se renuevan constantemente con el fin de adaptarse más y mejor a las necesidades de la residencias y de los mayores que viven en ellas.



Control de errantes: más seguridad y comodidad  a menor coste
Los avances tecnológicos en el ámbito sociosanitario se centran en el aumento de la calidad de vida de los usuarios y en la mejora de los servicios prestados por sus trabajadores. En este sentido, el control y seguridad de los mayores se constituyen en valores esenciales, y los controles de errantes, en herramientas ideales para lograr este objetivo fundamental. 
 
Estos sistemas, que están basados en la tecnología de identificación por radiofrencuencia (RFID activas), posibilitan la localización y monitorización de los residentes, lo que permite gestionar de manera efectiva situaciones de emergencia. Es por eso, que cada vez son más utilizados en residencias, centros de día y hospitales, sobre todo en aquellas instalaciones en las que hay pacientes con demencia, Alzheimer o cualquier problema  psiquiátrico. De este modo, se consigue facilitar el trabajo a los cuidadores y se proporciona más libertad al mayor y tranquilidad a los familiares. 
 
Así lo explica el director comercial de Ibernex, José Ignacio Calvo: “En España se ha incrementado la atención por soluciones de localización por radiofrecuencia, que juegan un papel destacado en la atención directa al dependiente, especialmente en aquellos que tienen Alzheimer o graves problemas de desorientación. Y es que es necesario adaptarse a las necesidades reales de este tipo de centros que cada día se enfrentan a mayores controles de calidad y una demandada responsabilidad ante sus familiares”.
 
Además, tal y como asegura el director comercial Residencias de Grupo Neat, Manuel Tamames, “los controles de errantes han resultados ser un gran avance que permite a estos pacientes poder estar libremente por el centro, evitando tener que estar recluidos en un pequeña zona por peligros de fuga. Así, el personal del centro puede asegurar un servicio de calidad y con garantías”.
 
Implicación en la mejora de la tecnología
A pesar de todas las ventajas que los controles de errantes suponen en los centros de mayores, las empresas que desarrollan estos sistemas siguen investigando para crear nuevos productos o añadir funciones que favorezcan la adaptación a las situaciones concretas de las residencias. Tal y como indica el jefe de ventas Nacional de Alcad, Jorge Presa, “El mercado en España ha cambiado bastante en los últimos años. Es un mercado en continua tecnificación y crecimiento, y con mayores apoyos tecnológicos se pueda dar un mejor servicio a las personas”. 
 
Por su parte, Tamames insiste en que “el control de errantes no es nuevo, en nuestro caso, llevamos mucho tiempo trabajando y comercializando estos dispositivos, pero sí que parece que hoy en día hay una mayor demanda y el mercado investiga cada vez más nuevas soluciones. Además, una empresa de vanguardia debe estar siempre a la última en innovación y hay que saber adelantarse a las necesidades de los que van a ser tanto nuestros clientes, como los usuarios”. 
 
Esta actitud de las empresas dibuja un horizonte halagüeño, pero la situación actual de crisis económica afecta a todos los sectores, por lo que las inversiones previstas se están frenando, a pesar de ser un mercado interesante. No obstante, al ser un sector centrado en el cuidado de las personas “cualquier tipo de tecnología que permita mejorar el confort y seguridad se implanta con gran rapidez”, añade Presa. 
 

Control de errantes: más seguridad y comodidad  a menor coste
Últimos avances
Las tecnologías empleadas son múltiples, desde transmisión vía Internet de voz y televisión, comunicaciones inalámbricas y sistemas de localización en interiores mediante radiofrecuencia. Y las innovaciones dirigidas a la calidad, comodidad y seguridad cada vez mayores.
 
En el caso de Alcad, han creado un sistema que posee diferentes niveles de implantación para adaptarse a las necesidades de cada centro. La peculiaridad ­­es que, además del aviso luminoso y acústico, puede actuar sobre el sistema de cerradura para que dicha puerta quede bloqueada automáticamente cuando se acerque una persona que no tiene permiso de paso. A su vez, se realiza una integración con el sistema de incendios para que en caso de emergencia las puertas queden liberadas.
 
En cuanto al software, se visualiza en formato mapa las alarmas para conocer dónde se encuentra la persona y, en paralelo, se informa a los puestos de control de enfermería o teléfonos Dect para que el personal conozca el aviso independientemente de su ubicación.
 
Por su parte, Grupo Neat ha lanzado UDAT, una pulsera especialmente diseñada para pacientes con trastornos psíquicos. Se trata de una pulsera ultrarresistente, con un sistema de seguridad para evitar que pueda ser extraída sin ayuda de los profesionales, incorporado un nuevo encapsulador con pasador de correa tipo túnel, cierre con tornillo de acero inoxidable, tipo torx (forma estrellada de seis puntas), y pulsera que i­mpide el corte. 
 
“Desde la compañía, somos conscientes de que el principal problema de otros dispositivos radica en la facilidad con la que los pacientes se la pueden quitar, por lo que pierde toda su eficacia. Basándonos en nuestra experiencia con los clientes y sus sugerencias, hemos desarrollado un producto de máxima resistencia que sólo permite su extracción por parte de personal sanitario”, afirma el director comercial Residencias de Neat.
 
Otro de los avances es el sistema de control de fugas de Ibernex, que no solo determina una fuga, sino que si el cliente lo desea puede identificar quién se está fugando. Un paso por delante de las soluciones habituales de control de errantes, se encuentra la solución de localización en interiores, que permite identificar a los enfermos de Alzheimer o mayores con problemas de orientación y a los profesionales que les atienden, de forma inmediata e independientemente del lugar en el que se encuentren. “Estos sistemas posibilitan, a través de una red inalámbrica y un tag que lleva el paciente, la localización en tiempo real a todo el personal de los centros sanitarios. A diferencia de los sistemas de control de fugas, los de localización en interiores son más eficaces para centros muy grandes, con gran oferta de servicios y donde la afluencia de público es mayor”, sostiene José Ignacio Calvo.
 
Entre las virtudes que se le atribuyen, destaca su bajo coste de instalación gracias a su tecnología de radiofrecuencia y una explotación múltiple del sistema al contar con la localización incluso de bienes del centro (dispositivos de alto coste, material sanitario...). “Los usuarios cuentan con dispositivos de alta calidad, tags más ligeros (8,5 gramos), muy pequeños, resistentes al agua IP67 y adecuado a pieles sensibles (hipoalergénico). Todo ello desde un sistema ampliable, fácil de usar e integrado completamente con el resto de soluciones necesarias en este tipo de centros”, sostiene Calvo.
 
Hacia donde progresa esta tecnología
Cada vez se desarrollan dispositivos más pequeños, ligeros, resistentes, fiables y que permiten adecuarse mejor a las necesidades de los usuarios, ya sean los pacientes o los profesionales, por lo que la senda ya está prácticamente sembrada. Así lo aclara Tamames: “Estas tecnologías tienden a la personalización, eficiencia y eficacia; a una capacidad de integración con otros dispositivos y sistemas; así como la escalabilidad y flexibilidad para adaptarse a nuevos entornos y necesidades son las claves”.
 
Por su parte, José Ignacio Calvo considera que una vez cubierta la seguridad de los pacientes, “las nuevas tendencias y requisitos apuestan por una reducción de costes, siendo más eficientes y, sin por ello, disminuir el bienestar del paciente”. Y para ello, según este profesional, se requieren herramientas que ahorren tiempo y costes. En este sentido, Ibernex realiza su apuesta con un sistema que permite la localización de usuarios bajo demanda o que los trabajadores del centro puedan consultar la posición de cualquier tag  a través del teléfono, evitando ir a un ordenador para realizar esta consulta ahorrando tiempos y eliminado coste de personal.
 
Y todo ello, sin perder de vista que las tecnologías “tienen que dotar al personal cuidador de herramientas que les permitan conocer en todo momento la ubicación y estado de los residentes con el fin de mejorar sus cuidados. En definitiva, mejorar la calidad de vida de las personas”, apunta Jorge Prensa.
 


Miércoles, 9 de Mayo 2012

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Viernes, 26 de Agosto 2016 - 11:19 GERAS: software de gestión de centros residenciales