Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn




Coordinación entre empresas, entidades sociales y Administración, clave para combatir la soledad no deseada de las personas mayores


El delegado del Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, José Aniorte, y la presidenta de Grupo SENDA, Matilde Pelegrí, inauguraron ayer en el Centro Dotacional Integrado de Arganzuela el IX Foro Sociosanitario SENDA “Afrontando la soledad no deseada en las personas mayores”, en el que se analizaron las diferentes iniciativas, tanto públicas como privadas, encaminadas a prevenir y combatir la soledad no deseada de las personas mayores. Una de las principales conclusiones, destacó la importancia de trabajar en red y que empresas privadas, entidades sociales y Administración Pública compartan información, se coordinen y complementen, con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas mayores y contribuyan a la sostenibilidad de los servicios sociosanitarios.



Coordinación entre empresas, entidades sociales y Administración, clave para combatir la soledad no deseada de las personas mayores
“La soledad es el reto que tienen las grandes ciudades”, afirmó José Aniorte. Los datos hablan por sí solos, ya que en la ciudad de Madrid viven más de 650.000 personas mayores de 65 años, de las una de cada cuatro viven solas (160.778), es decir, el 24,5 %. Las redes vecinales se deterioran, lo que provoca que las personas mayores vivan y se sientan solas. Por eso, el responsable del Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid se plantea como objetivo situar, en los próximos cuatro años, a Madrid a la vanguardia de Europa con una visión innovadora que aborde la soledad no deseada de las personas mayores. 
 
Para llevarlo a la práctica, a partir del 1 de enero de 2020, “desarrollaremos un proyecto con entidades sociales de referencia como Desarrollo y Asistencia, Solidarios para el Desarrollo o Grandes Amigos para promover la generación de redes vecinales de apoyo a las personas mayores que, de forma paralela, abordarán también la detección temprana de situaciones de soledad no deseada”, explicó Aniorte. Complementando este proyecto, a finales de 2020, “pondremos en marcha un programa importante, que ya está contemplado en los presupuestos, que también va a impulsar la generación de redes vecinales y, al mismo tiempo, pondrá a todos los servicios municipales: teleasistencia, ayuda a domicilio, centros de mayores, etc., al servicio de la detección y abordaje de la soledad”.
 
Entidades sociales que abordan la soledad
La jefa del Departamento de Programación, Evaluación y Desarrollo de la Dirección General de Mayores del Ayuntamiento de Madrid, Pilar Serrano, expuso los planes actualmente en desarrollo y las futuras líneas de actuación contra la soledad no deseada de las personas mayores en Madrid. Actualmente, el 65 % de las personas mayores están atendidas por servicios sociales del Ayuntamiento de Madrid y, por lo tanto, “nuestros servicios son un observatorio en sí mismo para detectar situaciones de soledad no deseada. Sin embargo, hay personas a las que no llegamos”. Por eso, Serrano, defendió la necesidad de que las personas tengan relaciones sociales de calidad: “Debemos aprender a vivir solos, relacionándonos con los demás”. En este punto, la intergeneracionalidad tiene un papel protagonista.
 
A continuación tres entidades sociales que trabajan junto con el Ayuntamiento de Madrid en la detección y abordaje de la soledad expusieron sus proyectos que tienen como punto en común el voluntariado.  
 
Desarrollo   y Asistencia ONG trabaja en el acompañamiento a personas mayores derivadas desde los propios distritos. La directora de Proyectos, Estudios e Innovación, Mar Garrido, explicó que para dar continuidad al proyecto y la red no se rompa, siempre van dos voluntarios para acompañar a la persona mayor o al cuidador principal. Se trata de un programa que evoluciona según las necesidades de la sociedad, lo que ha motivado que comenzaran a trabajar con la Dirección General de Mayores para acompañar a personas mayores en situación de vulnerabilidad. “Hemos normalizado las diferentes etapas de la vida, pero no la del envejecimiento que es larga y desigual”, apuntó. Por eso, planteó como reto normalizar el proceso de envejecimiento mediante acciones de voluntariado coordinado y formado, que también organicen salidas de ocio, cursos formativos, etc. Implantar un sistema de evaluación cuantitativo y cualitativo para mejorar los diferentes programas es otro reto que se plantea Desarrollo y Asistencia ONG.
 
Por su parte, el director de Solidarios  para el Desarrollo, Alfonso Fajardo, presentó el Programa Convive, una idea que nació hace 20 años en Madrid con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid y seis universidades públicas y una privada. “Se trata de un programa de convivencia intergeneracional de personas que se apoyan en otras personas, donde las dos partes ganan: personas mayores que viven solas y disponen de un piso, acogen a estudiantes. Los mayores buscan compañía, seguridad y alguien con quien compartir su día a día, mientras que los jóvenes buscan un alojamiento”, explicó Fajardo. Esta iniciativa, además de combatir la soledad, permite que la persona mayor permanezca en su entorno y activa, porque recupera actividades como cocinar, pasear, ir al cine, etc. Como reto, el director de Solidarios para el Desarrollo se plantea mejorar la difusión del programa que, actualmente, tiene alrededor de 120 experiencias al año.
 
Finalmente, la directora y cofundadora de Grandes Amigos, Mercedes Villegas, explicó que su entidad lucha contra la soledad no deseada y el aislamiento de las personas mayores desde un enfoque comunitario, “donde las personas cuidan unas de otras y en las que cada uno es visto como parte de la comunidad”. Traducido a cifras, acompaña a 855 personas gracias a la labor de 904 voluntarios. Actualmente trabaja en cuatro ejes: acompañamiento afectivo, en el que el voluntario queda dos horas por semana con la persona mayor en su casa o la residencia; actividades de socialización, que amplía el círculo de amistad de la persona mayor a través de actividades de ocio intergeneracional en grupo; sensibilización, mediante la creación de campañas que difunden una imagen positiva de las personas mayores y derriba estereotipos; y el proyecto Grandes Vecinos, que recupera las relaciones vecinales para prevenir la soledad.

Servicios de proximidad: globalización y digitalización
Empresas sociosanitarias que prestan servicios de proximidad participaron en una mesa redonda titulada: “El futuro de los servicios de proximidad: globalización y digitalización”, en la que se analizaron los retos a los que se enfrenta la teleasistencia y la ayuda a domicilio, desde la aportación de las nuevas tecnologías hasta los nuevos modelos de atención.
 
El director Comercial del Área de Teleasistencia de Essence Group en España y Portugal, Antonio Palomino, se centró en “La próxima teleasistencia”. Desde su experiencia, señaló la necesidad de movernos hacia sistemas de teleasistencia evolutivos, adaptables a las necesidades concretas de los usuarios a medida que envejecen. “Para ello, es necesario la digitalización de la teleasistencia, que permita a los operadores prestar una teleasistencia avanzada que pueda anticiparse a los problemas”, apunto. Asimismo, incidió en la idea de avanzar hacia servicios globales de proximidad, eliminando la estanqueidad entre teleasistencia, asistencia domiciliaria, etc. “Debemos pasar de escenarios reactivos a otros proactivos y predictivos, que generan información sensible y muy valiosa también para sanidad, lo que podría contribuir a su sostenibilidad”, señaló Palomino.   
 
Por su parte, el director del Área de Software para Servicios Sociales de Gesad, Chema Prados, abordó la importancia de la calidad y eficiencia en la gestión domiciliaria gracias a los sistemas de gestión. Desde el año 2002, Gesad es el principal sistema de gestión para empresas de atención domiciliaria de toda España y con él se gestionan más de 180.000 usuarios con más de 50.000 profesionales y está presente en más de 5.000 municipios. A día de hoy, Gesad gestiona servicios de atención domiciliaria en España, Portugal, Andorra, México, Argentina y Uruguay. Para Prados, la atención en el domicilio está exigiendo cada vez más que teleasistencia, ayuda a domicilio, comida a domicilio, etc., se presten de una forma integrada. Y es ahí donde las herramientas tecnológicas son un apoyo fundamental para las empresas y profesionales. “Herramientas como Gesad lo hacen posible. Acompañamos a los operadores de ayuda a domicilio para que sean más eficientes y puedan optimizar el servicio, ya que Gesad permite que los profesionales dispongan de más tiempo para atender a las personas mayores”, destacó.
 
Por último, la directora general de Asispa, Elena Sampedro, habló de la innovación en los modelos de atención. Asispa, que presta ayuda a domicilio y teleasistencia, trabaja desde una premisa: las personas mayores desean permanecer en sus hogares el mayor tiempo posible. Para ello, Sampedro destacó “que la tecnología es imprescindible y complementaria a la innovación en los modelos de atención”. No obstante, aclaró que lo que ha cambiado “es la sociedad y las necesidades de las personas. Los recursos que tenemos son buenos y tienen un gran alcance, lo que tenemos que hacer es avanzar hacia la atención centrada en la persona”. En este sentido, la directora general de Asispa recordó que se han ido incorporando nuevos perfiles profesionales cubriendo las dimensiones socio-psico-físicas de la persona, como la terapia ocupacional, la psicología, la fisioterapia y la enfermería. “Además, hemos ido incorporando también programas complementarios de apoyo al cuidador, de estimulación cognitiva o de actividades socioterapéuticas. Y todo ello, de la mano de tecnologías que permiten la domótica o la telemonitoriazación”, añadió. Como retos de futuro, Sampedro expuso la coordinación sociosanitaria y entre servicios para optimizar recursos y que las personas dejen de ser anónimas y dar respuesta a situaciones emergentes y urgentes.
 
La soledad de las personas mayores
A continuación, la doctora en Psicología de la Universidad Complutense de Madrid, María Luisa Delgado Losada, ofreció una interesante conferencia magistral sobre “La soledad de las personas mayores”, en la que ofreció una extensa literatura donde se aborda la soledad no deseada de las personas mayores.
 
En su opinión, la trayectoria de vida es lo que marca el nivel de soledad en la vejez. “La soledad es un sentimiento que surge de la discrepancia entre lo que yo deseo y lo que tengo, es decir, depende de mis expectativas”, afirmó Delgado. Una de las evidencias más preocupantes es que la soledad en las personas mayores supone una mayor tasa de institucionalización y mortalidad. “Como hay tantos tipos de soledades como porqués generadores de los distintos sentimientos de aislamiento”, la doctora en Psicología propuso varias medidas para abordar la soledad: desarrollar estrategias coordinadas entre sector público y entidades privadas, diseñar intervenciones basadas en la evidencia, hacer estudios para el análisis de la eficacia de las intervenciones realizadas, organizar procesos de sensibilización con el foco en el terreno educativo y utilizar el big data para diseñar un enfoque preventivo y  proactivo, no paliativo.
 
En el próximo número del periódico BALANCE Sociosanitario, publicaremos un reportaje con información ampliada



Jueves, 21 de Noviembre 2019

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.