Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn




Cribados nutricionales: Herramienta fundamental contra la prevalencia de la malnutrición


La malnutrición relacionada con la enfermedad supone un reto en el ámbito sanitario y sociosanitario debido a su prevalencia y a las complicaciones de salud que ocasiona en los pacientes que la sufren. Además, supone un gasto importante para el Sistema Nacional de Salud (SNS). De hecho, existen estudios que concluyen que Sanidad gasta un 35 % más en pacientes desnutridos durante su estancia hospitalaria que en aquellos que no lo están. Detectar y abordar este problema de manera precoz con el fin de evitar las posibles consecuencias pasa por la institución de cribados nutricionales, a ser posible, de manera sistemática y obligatoria en los hospitales. Esta medida es obligatoria en muchos países de nuestro entorno, pero en España aún debemos recorrer un camino importante en materia de concienciación y formación de los profesionales y, por qué no, de los propios pacientes y sus cuidadores, que también deben conocer los beneficios de que los pacientes tengan una nutrición apropiada.



La malnutrición o desnutrición no es un problema menor, lejano y pasajero. Se trata de una enfermedad grave, muy prevalente en nuestro entorno, que sobre todo afecta a las personas mayores y que tiene que ser tratada para evitar la fragilidad, otras enfermedades complejas (infecciones, fracturas…), dependencia, discapacidad y mortalidad. Sin lugar a dudas, es un desafío sanitario que ha de abordarse correctamente. Así lo han puesto de manifiesto destacados expertos en nutrición que se reunieron en un encuentro organizado por Abbott en Madrid para analizar los últimos estudios sobre la desnutrición relacionada con la enfermedad y el papel que los hospitales españoles pueden jugar en la identificación y el tratamiento de estos pacientes.
 

“La nutrición ha demostrado tener más repercusiones de lo que hasta ahora nos habíamos plantado. De hecho, la desnutrición es importante en nuestros hospitales por su alta prevalencia, las repercusiones químicas que tiene para el paciente y el gasto sanitario elevado que supone, en un contexto de recursos sanitarios insuficientes”, aseguró la doctora María Ballesteros, coordinadora del Área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y responsable de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética de la Sección de Endocrinología y Nutrición del Complejo Asistencial Universitario de León. 

El estudio Predyces, que evalúa la prevalencia y repercusiones de la desnutrición hospitalaria y los costes asociados en España, es el mejor ejemplo de lo que está ocurriendo. De hecho, su publicación puede considerarse un punto de inflexión. 

Referente a la prevalencia, este estudio multicéntrico, en el que participaron 31 hospitales nacionales de distintas características, concluye que la desnutrición relacionada con la enfermedad en los hospitales afecta al 23,7 % de los pacientes. Por supuesto, “esto depende de la enfermedad y la edad, pero también de otros factores que ni si quiera los médicos nos planteamos que pueden influir”, indicó la doctora Ballesteros. 
 

Por otra parte, están las repercusiones. Desnutrirse durante la hospitalización afecta directamente al pronóstico de la enfermedad que motivó el ingreso, así como a la recuperación. Y esta situación es más común de lo que se piensa. Uno de cada cuatro pacientes ingresa ya con desnutrición, cifra que puede aumentar a uno de cada dos entre las personas mayores, pero la cuestión principal es que casi un 10 % de los pacientes se desnutren durante la hospitalización, según el estudio Predyces. “Esta desnutrición, bien al ingreso, bien durante la hospitalización, condiciona la evolución de la enfermedad, que va a ser peor”, mantuvo la responsable de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética de la Sección de Endocrinología y Nutrición del Complejo Asistencial Universitario de León.
 

Asimismo, con los datos del estudio se observó que los pacientes que ingresaron con desnutrición necesitaban estar más tiempo ingresados y costaban mucho más al SNS. Y esto era especialmente relevante en ese 10 % de pacientes que se desnutrían durante la hospitalización porque duplicaba su estancia hospitalaria y tenían un gasto adicional de 6.000 euros por paciente debido a la desnutrición...


Por Carmen Moreno


http://www.balancesociosanitario.com/Publicacion-digital-interactiva_a81.html
http://www.balancesociosanitario.com/Publicacion-digital-interactiva_a81.html


Jueves, 30 de Marzo 2017

Nota



En la misma sección...
< >