Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn




Cuidar la salud mental es fundamental para la vejez




Tener la mente lúcida una vez entrado en la etapa de vejez es fundamental para las personas y es posible lograrlo utilizando varios modelos, tanto de prevención como de recuperación.

Uno de los aspectos más relevantes para tener una buena vejez es el hecho de contar con el cerebro a pleno rendimiento. La cabeza es fundamental para que la persona en cuestión disfrute de su día a día una vez superada cierta edad, algo que, por desgracia, no siempre ocurre.

Como publica la propia Organización Mundial de la Salud, aproximadamente un 15 % de los adultos mayores de 60 años sufre algún trastorno mental con síndromes como la demencia o la depresión, además de la posible aparición de alzhéimer, una de las enfermedades que más se da a estas edades. Sin embargo, hoy en día hay una gran cantidad de mecanismos, técnicas e incluso juegos que ayudan a retrasarla o, si se utilizan antes de que sea demasiado tarde, hacer que no aparezca a lo largo de la vida de una persona. Una de las claves, como ocurre con la mayoría de enfermedades o trastornos, es la prevención a tiempo.

Además, un estudio científico de la Universidad de Santiago de Compostela revela que cuanto mayor nivel educativo ha tenido un individuo en cuestión, más difícil es que su funcionamiento cognitivo decaiga a partir de los 50 años. Esto es algo a tener muy en cuenta y que ayudará a los que busquen prevenir una pérdida de memoria según vaya envejeciendo descubran algunas herramientas para evitarlo.

Prevenir y curar
Por otra parte, es igual de importante trabajar con el cerebro de forma regular una vez se ha entrado en dichas etapas. Para ello, hay diferentes tipos de ejercicios que permiten mantener la mente a pleno rendimiento, ayudando a tener una duración útil durante más años. Eso sí, lo recomendable es que se usen estas u otras técnicas de trabajo con el cerebro aunque no se tengan síntomas de alguna enfermedad cognitiva, ya que de lo contrario podría ser irreversible, pero aún así podría ayudar a frenar un proceso ya iniciado.

Uno de los clásicos más utilizados en centros de ancianos, ya sean residencias o centros de día, es el entretenimiento. Mantener a las personas de la tercera edad entretenidas con alguna tarea con la que se sientan realizados, además de evitar la soledad, ayuda a que se tenga, por razones psicológicas, una buena salud mental.

Además, se utilizan también muchos métodos basados en juegos de memoria en los que hay que poner la cabeza a funcionar para poder salir victoriosos. El ajedrez es un gran ejemplo de este tipo de tratamientos de prevención y cuidado ya que para jugar es necesario poner toda la atención sobre el tablero, además de ser un pasatiempo mundialmente conocido y, por tanto, es muy fácil encontrar a un contrincante para echar una partida.

La tecnología aporta con juegos e innovaciones
Sin embargo, como viene siendo habitual en todo lo referente a la salud, la tecnología también está aportando su granito de arena en este apartado. Desde hace ya algún tiempo existen consolas que incluyen en su catálogo juegos en los que trabajar la memoria. Quizá el más conocido sea Brain Training, el juego que la empresa de electrónica japonesa Nintendo sacó para su Nintendo DS allá por el 2005. Está dirigido a todas las edades pero sobre todo a personas mayores para que utilicen al máximo su cerebro. Incluye varios niveles en los que el usuario va avanzando según va mejorando, lo que incentiva la búsqueda de la perfección para acabar sintiéndote como un auténtico genio.

Desde entonces se ha ido avanzando en la misma linea y ahora existen muchos más videojuegos para reducir el deterioro cognitivo e incluso aplicaciones móviles que ofrecen a sus usuarios unos resultados excelentes, como pueden ser algunos de los juegos más conocidos del casino online Betway, donde se encuentran los más típicos como la ruleta o el blackjack, en los cuales es importante pensar y saber cuándo hacer una jugada. Todo esto facilita un envejecimiento activo absolutamente necesario para prevenir la dependencia.

Otra de las prácticas habituales que mejores resultados acostumbra a tener son los talleres de memoria en los que, además de trabajar algunas funciones cognitivas como la memoria, las funciones ejecutivas o el lenguaje, se evita la soledad de ancianos, lo que les lleva a tener un ambiente en el que poder relajarse y pasar un buen rato entretenido.

En definitiva, para una etapa como la vejez resulta muy importante mantener la mente activa y bien ejercitada. Para ello se puede trabajar desde bien temprano con una gran variedad de modelos que refuerzan las posibilidades de mantener activo el cerebro durante más años.


Jueves, 6 de Junio 2019

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.