Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Dar visibilidad y detectar los malos tratos a las personas mayores: un reto para todos




La Organización Mundial de la Salud, la OMS, define los malos tratos a los mayores como “un acto único o repetido, o la falta de una acción apropiada, que ocurre dentro de cualquier relación donde existe una expectativa de confianza, que causa daño o angustia a una persona mayor. Puede ser de varias formas: físico, psicológico/emocional, sexual, financiero o simplemente reflejar negligencia intencional o por omisión”. 

En base a esa definición, el doctor Juan Manuel Espinosa, del grupo de trabajo de Atención a las Personas Mayores de la Sociedad Española de Médicos de Familia y Comunitaria, semFYC, está convencido de que si la sociedad en su conjunto estuviese receptiva previamente, “en un alto número de casos no se habría producido el maltrato. Pero hasta ahora el histórico ha sido no entrometernos demasiado y considerar que eso forma parte de una realidad estereotipada”.    

En la prevención de estas situaciones todos tenemos algo que decir. No se trata de una realidad ante la que sólo cabe la actuación institucional o de los profesionales vinculados al cuidado de las personas mayores. Se trata de una realidad que ha de enfrentar la sociedad en su conjunto de modo que cada uno, desde su propia responsabilidad personal y profesional, actúe en consecuencia ante una situación de alarma. El doctor Espinosa aboga porque “todos hemos de ponernos las gafas necesarias para ver que este problema es de una frecuencia mayor de la que nos creemos y no tiene que vivirse internamente dentro del domicilio”. 

El abanico de formas que toma la violencia contra los mayores es amplio: el maltrato puede ser psicológico, haciéndoles sentir que son una carga y que han perdido sus derechos; económico, negándoles la posibilidad de disponer de sus bienes y de su dinero; físico; sexual, farmacológico, negligencia o abandono, etc. 

¿Una realidad invisible?
El maltrato a las personas mayores es una realidad, pero no es siempre una realidad visible. No es un problema nuevo, aunque la gran mayoría de los casos (algunos estudios indican que entre cinco y siete de cada ocho), no se denuncian. Se trata de situaciones ocultas que pocas veces llegan a conocerse por diversos motivos. Algunos tan obvios como que a partir de cierta edad, la persona pierde visibilidad y, como reconoce la especialista en psiquiatría, autora del libro La zona segura, Maribel Maseda, “pareciera que al no poder seguir el ritmo que marca la sociedad, los mayores pierden su lugar en la misma. El problema continúa con el olvido, la imposibilidad de mantener cerca al mayor, o la deficiente preparación para atender su realidad”. Ella considera que son vergonzosas las cifras que hablan de más de 300.000 ancianos maltratados, porque además, estas cifras seguirán creciendo “prueba de la pérdida y el deterioro de valores en quienes ejercen la violencia de cualquier tipo sobre ellos. El mayor no va a denunciar por temor a la soledad o por lealtad hacia quien le agrede cuando son los familiares cercanos, o porque su enfermedad no le permite comunicarse fluidamente” .../...

Por Juani Loro



Lunes, 17 de Noviembre 2014

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Viernes, 26 de Agosto 2016 - 11:19 GERAS: software de gestión de centros residenciales