Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Desarrollan un parche inalámbrico que permite la monitorización del paciente de manera segura y cómoda




Smartcardia, spin-off de la École Polytechnique Féderale de Lausanne (EPFL) de Suiza,  desarrolla un pequeño parche inalámbrico que permite medir los signos vitales de los pacientes en Urgencias con la misma fiabilidad que los sistemas existentes que involucran cables engorrosos. Tras realizar exhaustivas pruebas en varios hospitales, el dispositivo ha obtenido recientemente el marcado CE para dispositivos médicos de la Unión Europea y se lanzará al mercado en los próximos días.
 
Para tomar las decisiones correctas, los profesionales sanitarios que trabajan en Urgencias deben poder controlar continuamente los signos vitales de sus pacientes, incluida la temperatura, el pulso, la presión arterial, los niveles de oxígeno en la sangre, el ritmo cardíaco y la actividad eléctrica cardíaca, para ello cuenta con sistemas de monitoreo que generalmente dependen de sensores voluminosos y una variedad de cables que impiden que los pacientes puedan moverse cómodamente.
 
Con el fin de hacer más cómoda la estancia de los pacientes en los centros sanitarios, Smartcardia ha desarrollado un pequeño parche que contiene un conjunto de sensores inalámbricos en una sola unidad, que permite prescindir de cables para conectar los dispositivos de recolección de datos con el almacenamiento de datos y el equipo de visualización. Una conexión a Internet es todo lo que los médicos necesitan para poder ver y rastrear los signos vitales de los pacientes de forma remota y en tiempo real, como en un teléfono inteligente o un reloj inteligente.
 
Sistema fiable
Ha sido probado con éxito en cientos de pacientes en varios hospitales y ha demostrado ser tan fiable como los sistemas intensivos de cable existentes. Recientemente, obtuvo el marcado CE de la Unión Europea para dispositivos médicos; la producción a gran escala ya comenzó y el dispositivo se lanzará en los mercados suizo y de la UE en los próximos días. "Tanto los pacientes como el personal médico realmente aprecian este nuevo sistema inalámbrico", afirma Tiziano Cassina, jefe de cuidados intensivos de la Fondazione Cardiocentro Ticino, un centro de cirugía cardiaca en Lugano y una de las instalaciones donde se probó el parche.
 
Investigadores tanto del sector privado como del público han estado intentando desarrollar sensores inalámbricos lo suficientemente fiables para ser utilizados en pacientes críticos. Según el CEO de Smartcardia, Srinivasan Murali, este parche es el primero que funciona lo suficientemente bien como para reemplazar los sistemas de monitoreo convencionales. Murali y su equipo han pasado varios años desarrollando su dispositivo y los complicados algoritmos necesarios para eliminar eficazmente las señales de interferencia de cosas como los movimientos de los pacientes y brindar resultados extremadamente precisos.
 
Un paso hacia la atención domiciliaria
El parche mide aproximadamente 20 cm² y se puede usar debajo de la ropa de los pacientes mientras realizan sus actividades diarias. Por lo tanto, el próximo paso de Smartcardia es implementar el sistema para monitorizar a los pacientes en casa, evitando que tengan que hacer frecuentes viajes al hospital. "Este tipo de sistema podría usarse para pacientes con enfermedades cardíacas o pulmonares crónicas, o personas con trastornos del sueño", asegura Francisco Rincón, CTO de Smartcardia. Eso podría ayudar a prevenir complicaciones y tranquilizar a los pacientes.
 
"La monitorización domiciliaria de los pacientes es una de las principales nuevas fronteras en el cuidado de la salud, porque la recopilación remota de datos de pacientes con enfermedades crónicas permitiría diagnosticar oportunamente un empeoramiento de la enfermedad y una pronta administración podría evitar la readmisión hospitalaria. El flujo continuo de signos clínicos vitales, con la adquisición de señales fisiológicas relevantes de un solo dispositivo en el punto de atención, podría abarcar el control ambulatorio con respaldo en el hospital mediante la evaluación médica en el sitio ", apunta Cassina.
 
 
Prevención mediatne inteligencia artificial y Big Data
Smartcardia también está trabajando en un sistema que puede detectar problemas de salud desde el principio y alertar a los cuidadores. El sistema usa inteligencia artificial y Big Data para proporcionar información importante sobre la condición del paciente antes de que se agrave. Por ejemplo, puede detectar ligeros cambios en los signos vitales de un paciente y vincularlos, como un pequeño aumento en la presión arterial al mismo tiempo que una disminución en el nivel de oxígeno en la sangre o la frecuencia respiratoria, para compararlos con los modelos existentes. "Actualmente no existe un sistema preventivo que examine los signos vitales clave y es tan completo", indica Murali. Se están llevando a cabo ensayos clínicos a gran escala del sistema en más de 2.000 pacientes.


Jueves, 15 de Marzo 2018

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.