Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




“Diálogo, coordinación y colaboración son clave para articular políticas sociales realmente eficaces”


En materia de dependencia, la Consellería de Política Social de la Xunta de Galicia lo tiene claro, el objetivo es que todas las personas con dependencia reconocida tenga a su alcance y en el menor tiempo posible acceso a una prestación. En este sentido, se ha marcado el reto para 2018 de incorporar a 5.000 nuevas personas para llegar a las 60.000 con servicio. De este modo, cumpliría con un objetivo que tenían fijado para el 2020. Otro compromiso es la puesta a disposición de nuevas plazas en residencias y centros de día y, para alcanzarlo, ha destinado la principal partida a consolidar la red de plazas residenciales: más de 160 millones de euros. “Este año crearemos nuevas plazas y hasta el final de la legislatura seguiremos año tras año ampliando la oferta dirigida a nuestros mayores”, asegura el conselleiro José M. Rey Varela. Otras apuestas del gobierno gallego son profundizar en la coordinación sociosanitaria con el objeto de prestar una atención integral, avanzar en la colaboración con las entidades de iniciativa social que desarrollan su actividad en el ámbito de la dependencia y la discapacidad, y trabajar conjuntamente con los ayuntamientos en la prestación de servicios como el de ayuda en el hogar. Precisamente sobre el servicio de ayuda a domicilio, Rey Varela destaca que, con más de 20.000 personas beneficiarias, son la comunidad autónoma que registra mejores datos, y es que “es una prestación que se adapta al hándicap que supone la dispersión de la población que caracteriza a nuestra Galicia rural”, afirma.



Por Carmen Moreno

José M. Rey Varela
Conselleiro de Política Social de la Xunta de Galicia


 

¿Cree que la dependencia tiene futuro? 

Nuestro objetivo como Administración y como gobierno es poner los medios para que las personas mayores no solamente vivan más años, sino que los disfruten con calidad de vida, salud y autonomía. La tendencia demográfica en las sociedades avanzadas apunta que los mayores tendrán cada vez más peso en la población por lo que es necesario seguir reforzando el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) con el fin de ampliar la oferta de servicios y, al mismo tiempo, extender la cobertura.


 

¿Cuál es el principal objetivo de su Gobierno en materia de dependencia?

Que todas las personas con dependencia reconocida tengan a su alcance y en el menor tiempo posible acceso a una prestación. En la actualidad, atendemos a más de 8 de cada 10 gallegos y gallegas que tienen valorada y reconocida su autonomía personal, con una ratio de atención de 83,5 % y más de 55.000 personas beneficiarias. El objetivo que nos hemos marcado para esta legislatura es llegar a los 60.000 dependientes con servicio en 2020 y si se cumplen las previsiones de financiación acordadas con el Estado lo podríamos incluso superar.

 


¿Qué estrategias está llevando a cabo para conseguirlo?

Los compromisos se miden con hechos, y en una Administración Pública no hay mayor realidad que la de los presupuestos. En Galicia llevamos tres años de fuerte impulso a las políticas sociales y, en especial, a las destinadas a los mayores y personas con discapacidad. Desde la creación de la Consellería de Política Social en el año 2015 hasta hoy las partidas económicas de esta área aumentaron en casi un 20 % hasta situarse en 415,7 millones de euros, 287 más que en el ejercicio de 2009. Disponer de mayor margen presupuestario nos ha permitido reforzar todos los programas de nuestro sistema de atención a la dependencia, en especial aquellos que se desarrollan en el entorno familiar o en el propio domicilio del beneficiario con el fin de dar respuesta a las propias preferencias de los demandantes, como son el Servicio de Ayuda en el Hogar (SAF), la Teleasistencia o Xantar na casa. En este sentido, podemos decir que a día de hoy hemos puesto a disposición de los ayuntamientos las horas necesarias de SAF para que en Galicia no haya ninguna persona esperando por atención domiciliaria.


 

La financiación del Sistema de Dependencia es uno de los principales inconvenientes para avanzar ¿Cómo cree que sería el modelo ideal?

Creo que tanto los distintos gobiernos regionales como también el central coincidimos en la necesidad de equilibrar la aportación que cada parte hace al sistema. Con tal fin se ha puesto en marcha una comisión para el análisis de la dependencia de la que Galicia formó parte junto a otras seis comunidades autónomas y el Gobierno central en la que después de meses de trabajo se avanzó en el compromiso de mejorar la financiación. Hay que seguir estudiando los diferentes servicios que se prestan y el coste que estos tienen de acuerdo con las características que presenta cada comunidad autónoma, teniendo en cuenta en el caso concreto de Galicia aspectos como el elevado porcentaje de población con más de 65 años de edad o la dispersión. Galicia siempre defendió mejorar el sistema de financiación, pero de todas formas hay que ser consciente de que cualquier mejora o variación del modelo actual pasa porque salgan adelante los nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE).

 

¿Qué otras modificaciones se podrían llevar a cabo?

Nosotros en Galicia, dentro de nuestras competencias, apostamos por profundizar en la coordinación sociosanitaria con el objeto de prestar una atención integral. También abogamos por seguir avanzando en la colaboración con las entidades de iniciativa social que desarrollan su actividad en el ámbito de la dependencia y la discapacidad, así como por seguir de la mano con los ayuntamientos en la prestación de servicios como el de ayuda en el hogar. En definitiva, el diálogo, la coordinación y la colaboración son las palabras clave para articular unas políticas sociales realmente eficaces que lleguen a todas las personas que las necesitan, también en el campo de la atención a los mayores dependientes.


 

¿A qué estará dirigido principalmente el presupuesto de dependencia de 2018?

Volvemos a aumentar en casi un 13 % el crédito para financiar el SAF, que se sitúa en los 67 millones de euros. Este esfuerzo nos permitirá poner a disposición de los 313 ayuntamientos de Galicia un total de 7 millones de horas y dar de alta en esta prestación a 4.000 nuevos usuarios y usuarias. Con más de 20.000 personas beneficiarias que suponen el 32 % del total de dependientes atendidos, somos la comunidad autónoma que registra mejores datos en el SAF, una prestación que además se adapta al hándicap que supone la dispersión de la población que caracteriza a nuestra Galicia rural. Asimismo, potenciaremos la teleasistencia avanzada incrementando en más de un 50 % la partida económica destinada para este fin con respecto al presupuesto del año pasado, por lo que disponemos de 3 millones de euros para incorporar a este servicio a 5.000 nuevos usuarios. Pero sin duda, la principal partida está destinada a consolidar la red de plazas residenciales: más de 160 millones de euros. Este año crearemos nuevas plazas y hasta el final de la legislatura seguiremos año tras año ampliando la oferta dirigida a nuestros mayores. 

 

¿Qué avances destaca en estos años al frente de la Consejería?

El principal logro ha sido la extensión de la atención a dependencia. Cerramos el ejercicio de 2017 con 55.370 personas beneficiarias, 6.200 más que hace un año; y con la particularidad de que estamos primando la atención profesional frente a las ayudas económicas, representando las primeras el 78,9 % del total. Por lo tanto, hoy Galicia está por encima de la media nacional tanto en ratio de cobertura como en prestaciones profesionales. El avance ha sido generalizado, mejorando en todos los programas y también en la ampliación de la oferta asistencial y residencial, con más de 14.700 plazas financiadas con recursos públicos en centros de día y hogares de mayores.



¿Cuáles son sus cuentas pendientes?

Aunque los datos de atención a dependientes mejoran cada mes y, en el último año, hemos reducido en más de nueve puntos y en 5.500 personas la lista de espera, no nos podemos conformar. Debemos seguir trabajando para garantizar que las prestaciones llegan a todas las personas que las necesitan y en el menor tiempo posible. Para ello, continuaremos con el reforzamiento de los programas y agilizando los procesos administrativos de valoración y asignación de servicios. Otros dos retos de legislatura en los que estamos dando pasos adelante son los proyectos para la construcción y puesta en servicio de siete nuevas residencias de mayores en cada una de las principales ciudades de Galicia que supondrán incrementar la oferta en 1.000 nuevas plazas; así como en el diseño del ‘hogar digital’, que consiste básicamente en crear entornos amigables para la gente mayor de tal forma que puedan permanecer durante más tiempo en sus domicilios. Por último, también estamos desarrollando lo que denominamos Casa do maior, un proyecto piloto en viviendas particulares del que se beneficiarán los mayores que no dispongan de ningún otro servicio similar en su municipio, con el propósito de que todos los municipios tengan al menos un recurso de atención. Tenemos reservado en el presupuesto de este año más de un millón de euros para desarrollar esta propuesta.




Jueves, 26 de Abril 2018

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.