Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Ejemplo de expansión y mejora continua


Geriatros, empresa especializada en la prestación de servicios dirigidos al cuidado de las personas mayores, tiene una sólida trayectoria empresarial que se fundamenta en el crecimiento y mejora continua. Prueba de ello es que entre el último trimestre de 2010 y el primero de 2011, Geriatros superó con éxito uno de los mayores retos desde su nacimiento: incorporar la gestión de siete nuevas residencias públicas en Galicia a su red de servicios sociales, lo que ha supuesto incrementar su capacidad en cerca de 1.000 plazas. La experiencia y profesionalidad de su modelo de atención ha hecho a Geriatros merecedora de la confianza de la Administración para el cuidado de los mayores. “De esta manera, la compañía, que actualmente gestiona 24 centros residenciales con más de 3.500 plazas, se convierte en líder del sector en Galicia y uno de los grupos con mayor proyección de España”, afirma su directora general, Josefina Fernández.



Ejemplo de expansión y mejora continua
Geriatros, que inició su andadura en 1994 con una residencia en Laraxe (A Coruña), cuenta hoy con 24 centros ubicados en Galicia, Comunidad de Madrid y Canarias, lo que supone una oferta de 3.566 plazas residenciales; además de 19 centros de día, dos de ellos especializados en la atención del Alzheimer, con más de 800 plazas. Próximamente, tendrá lugar la apertura de dos nuevas residencias en Vigo y Alcalá de Guadaíra (Sevilla). Por otra parte, en 2010 prestó 111.720 horas del servicio de ayuda a domicilio en diferentes municipios gallegos y prevé que este año asciendan hasta alcanzar las 200.000 horas con la incorporación de nuevos usuarios. Además de la gestión integral de centros y servicios gerontológicos, Geriatros ofrece atención telefónica continuada, consultoría, investigación y formación. Siguiendo su filosofía de diversificación, la compañía tiene otros servicios complementarios en proyecto como teleasistencia, comedor y lavandería sobre ruedas y videoteleasistencia.

Aunque el crecimiento de Geriatros es paulatino, 2008 fue uno de los años de mayor expansión. Se inauguraron las residencias de Alcalá de Henares (Madrid) y de Lalín (Pontevedra), se cerró la compra de otra en Oleiros (A Coruña) y se puso en funcionamiento el primer centro en Canarias.

Pero fue en 2010 cuando Geriatros dio un salto exponencial, sobre todo en Galicia. A la apertura del centro residencial de Cangas do Morrazo y el comienzo de la construcción de otro en pleno casco urbano de Vigo, se suma la adjudicación del concurso público para la gestión de siete residencias: tres en Lugo (Chantada, Monforte y Viveiro), dos en Ourense (Ourense centro y Bande), y dos en A Coruña (Santiago de Compostela y Vimianzo). Así como la gestión de dos centros terapéuticos intergeneracionales en Narón (A Coruña), uno de los cuales cuenta un centro de día y con servicio de hidroterapia; de esta manera, en un mismo entorno comparten actividades personas de diferentes edades, siempre priorizando las necesidades de los mayores.

Plazas públicas: respuesta a una demanda social
La Xunta de Galicia creó en 2006 la empresa pública Sociedad Gallega de Servicios Sociales (SOGASERSO) para potenciar los servicios de atención a la dependencia. La Xunta controlaba el 55% de las acciones de esta Sociedad, junto a las dos principales cajas de ahorro gallegas, que tenían el resto. Ambas entidades financieras están hoy unidas en Novacaixagalicia, accionista mayoritario de Geriatros.

Entre otras actuaciones, Sogaserso promovió cuatro nuevas residencias (Vimianzo, Ourense, Viveiro y Monforte de Lemos) y asumió dos centros residenciales ya en funcionamiento en Chantada y Bande.
Tras las elecciones de 2009, el Partido Popular de Galicia decidió ejecutar la salida de la Xunta de la empresa pública, que adquirió en su totalidad Novacaixagalicia, garantizando previamente que las 800 plazas residenciales ofertadas fueran públicas. Entonces, Geriatros ganó el concurso de adjudicación de la gestión de las seis residencias. Por otra parte, la Consejería de Trabajo y Bienestar Social adjudicó, también a Geriatros, la gestión de la residencia de Santiago de Compostela, promovida por la Fundación José Otero y Carmen Martínez sobre un terreno de propiedad municipal. De esta manera, en los últimos seis meses Geriatros ha incorporado a su red siete centros y cerca de 1.000 plazas residenciales públicas. Un ejemplo más de la importancia que tiene la colaboración entre los sectores público y privado.

La mayoría de estos centros responden a las reiteradas demandas de ciudadanos e instituciones, que insistían en la necesidad de paliar las evidentes carencias de servicios sociales dirigidos a las personas mayores en comarcas caracterizadas por una población cada vez más envejecida y que precisa de una atención especializada.

Por otra parte, la apertura de una residencia de mayores no sólo entraña un beneficio para el bienestar de los mayores y de sus familias, sino que supone también una importante fuente generadora de empleo. Cada una de las residencias que Geriatros gestiona contrata, aproximadamente, a un centenar de personas, convirtiéndose en los mayores centros de trabajo de sus zonas de influencia. Por ejemplo, en las comarcas de Monforte, Vimianzo y Viveiro apenas hay agentes económicos creadores de empleo.

De hecho, la completa puesta en marcha de los siete nuevos centros supondrá la incorporación de cerca de 600 trabajadores. Como es habitual en los procesos de apertura realizados por Geriatros, tanto mayores como trabajadores se incorporan paulatinamente para hacer que la adaptación de unos y otros sea óptima, es decir, que los mayores sientan lo más pronto posible la residencia como su nuevo hogar y que los trabajadores puedan llevar a cabo su labor del modo más eficaz.

No obstante, la expansión de la compañía continúa en el resto de España y, actualmente, se encuentra en construcción la primera residencia de Geriatros en Andalucía. "Así, junto con el centro de Vigo, cerraremos este año con 24 centros y 3.566 plazas", asegura la directora general de Geriatros, Josefina Fernández. De esta manera, "la compañía se enfrenta a un prometedor futuro como empresa gestora de servicios sociales, siendo la expansión y consolidación de proyectos de atención a personas mayores y dependientes nuestra seña de identidad", afirma.

Ejemplo de expansión y mejora continua


Profesionales cualificados

Alrededor de 2.000 profesionales de diversas especialidades atienden a las personas mayores y/o en situación de dependencia que han confiado en Geriatros. A la selección de personal, previa a la apertura de los siete nuevos centros, se presentaron miles de personas de toda Galicia. "Geriatros seleccionó a los mejores profesionales no sólo por sus currículos, sino por sus actitudes y aptitudes. Para la compañía, lo más importante es siempre el residente y para darle la mejor calidad de vida es necesario que todos los trabajadores sean buenos profesionales y, al mismo tiempo, cercanos, amables y respetuosos. Como consecuencia, todos los procesos de selección se gestionan con sumo cuidado, ya que nuestro modelo de trabajo pretende preservar la cultura de empresa, donde el mayor es siempre el centro de todo, y que consideramos parte fundamental del éxito de la compañía", explica la directora general de Geriatros.

La tipología de los profesionales es variada: especialistas en gerontología, médicos, enfermeros, psicólogos, fisioterapeutas, gerocultores, animadores, trabajadores sociales, técnicos de mantenimiento, administrativos etc. Y su formación, continúa Josefina Fernández, es una prioridad para Geriatros: "Nos esforzamos especialmente en la actualización de conocimientos de nuestro equipo humano. Prueba de ello es que en 2010, 1.348 trabajadores asistieron a cursos formativos".
De esta manera, la compañía apuesta por la formación de todos sus trabajadores mediante la propuesta de diferentes cursos al año, en función del perfil del profesional y las necesidades de cada uno de los servicios. Esta formación permite a los trabajadores seguir avanzando en el dominio de la profesión y conocer las novedades que se van generando en el campo de actuación de cada profesional. Esto supone un valor añadido, tanto para el trabajador como para la empresa, ya que en el sector de atención sociosanitaria la formación continua es imprescindible para mantener los conocimientos actualizados.

"Hay que conocer y saber poner en práctica los últimos avances para que nuestros mayores estén lo mejor atendidos posible. Por supuesto, los conocimientos adquiridos constituyen un patrimonio que enriquece el valor del trabajador vaya donde vaya y garantiza el prestigio de los profesionales con los que se identifica la labor de esta empresa", asegura Fernández.

Otra de las prácticas que caracteriza la gestión de Geriatros es el fomento de la promoción interna: "En el momento de seleccionar profesionales para un ascenso o un nuevo puesto de trabajo, lo que primero se tiene en cuenta es el propio profesional y lo que puede aportar en el desempeño de la nueva función. Antes de incorporar a una persona ajena a la empresa, damos prioridad a aquélla que se ha comprometido con nuestra filosofía de trabajo, porque conoce nuestros valores y nuestros objetivos", concluye la directora general de la compañía.

Servicios de calidad
La calidad de los servicios es una prioridad para las empresas del sector de atención a la dependencia. En este sentido, Geriatros se esfuerza por acreditar sus buenas prácticas. Además de contar con las certificaciones UNE EN-ISO 9001 y UNE EN-ISO 14000 y EMAS, actualmente está implantando la UNE 158101, específica para la gestión de centros residenciales. Asimismo, la compañía aplica un método de autoevaluación según el modelo de la Fundación Europea para la Gestión de la Calidad.

"Cada día nos esforzamos para alcanzar la satisfacción del usuario por la calidad del servicio obtenido, el coste y el plazo en el que se realiza. Para conseguirlo, resulta estratégicamente necesario establecer y cumplir un sistema de gestión de calidad, respetando siempre el medio ambiente en el desarrollo de la actividad", explica Josefina Fernández.

Precisamente, el sistema de gestión de calidad y medio ambiente opera como una herramienta de trabajo que permite dotar de valor añadido al servicio ofertado frente al cliente, usuario, entorno y organización. También posibilita relacionar la gestión de la calidad y el medio ambiente con los procesos y las actividades de la organización. Al mismo tiempo, potencia la mejora continua para estimular la eficacia e incrementar la ventaja competitiva en el mercado y, por supuesto, permite responder a las necesidades y expectativas de los clientes.

Para alcanzar este objetivo, expone Fernández, "resulta fundamental asumir que la obtención de la máxima calidad y el respeto por el medio ambiente son responsabilidades lideradas por la Dirección General y el Departamento de Calidad y Medio Ambiente, pero que deben ser ejecutadas por todos y cada uno de los trabajadores".

Excelente construcción y equipamiento
Geriatros no sólo asume la gestión de residencias ya creadas, sino que también diseña y construye edificios propios. Para ello, confía en las garantías de calidad que le ofrece la constructora Exisa, perteneciente al Grupo Puentes, compañía gallega con más de 30 años dedicados a la construcción y cuyo espíritu de crecimiento y su capacidad de diversificación la han situado como una de las empresas más pujantes del sector a nivel nacional. Dentro del Grupo, Exisa es la encargada de obras de edificiación de nueva planta y, además de ejecutar la construcción de residencias de mayores, ha materializado proyectos de bibliotecas, centros culturales, centros de salud, hoteles, etc. Ha recibido varios premios internacionales así como el reconocimiento del Ayuntamiento de Madrid o las nominaciones a varios premiso FAD.

Por otra parte, tal y como explica su directora, todos los nuevos centros de Geriatros cuentan también con los mejores servicios, al igual que en cualquiera de las residencias de la compañía: salas de terapia ocupacional, gimnasio, sala de rehabilitación, consultorio médico, enfermería, sala de curas, servicio de podología, zona de cuidados especiales, gabinete de trabajadora social, consulta psicólogo, despachos de dirección y administración, cafetería, comedores, cocina, lavandería, biblioteca y hemeroteca con acceso a Internet, peluquería, sala de televisión, oratorio, velatorio, etc.

Ejemplo de expansión y mejora continua
Los centros residenciales de Geriatros incorporan también los últimos adelantos en equipamientos, con el fin de facilitar la vida de los residentes, cuidando hasta el más mínimo detalle. "Por ello, aunque las condiciones de los nuevos edificios construidos eran buenas, decidimos introducir mejoras en equipamientos técnicos. Por ejemplo, en la residencia de Monforte instalamos aire acondicionado en todas las dependencias, atendiendo a las características climáticas propias de la zona", comenta Josefina Fernández.

En este sentido, Sutega, empresa especializada en mobiliario, indica que un centro de mayores debe asegurar la mayor confortabilidad a sus residentes. Para ello, este grupo gallego insiste en la importancia de tener siempre en cuenta la ergonomía y funcionalidad del mueble, que supla en lo posible las limitaciones físicas y psíquicas que se presentan a ciertas edades. Ahora bien, cumplida esa premisa, considera que es fundamental conseguir que los muebles sean lo más cercanos y acogedores para los usuarios con el fin de que, en la medida de lo posible, puedan sentirse como en casa.

Sobre los materiales para la fabricación de mobiliario ergonómico, Sutega destaca que han de valorarse factores tan importantes como la seguridad, estabilidad, confort, aspectos sanitarios y, lógicamente, la durabilidad. Para ello, la compañía utiliza maderas resistentes de primera calidad libre de nudos, con todas las zonas redondeadas y canteadas en madera maciza. Entre sus productos destacan las camas articuladas y con regulación de altura, con colchones de visco con funda de poliuretano para la prevención de escaras; así como sillas y sillones revestidos de poliuretano de alta densidad, siempre tapizados de soporte textil con recubrimiento de vinilo, transpirable, impermeable, de fácil limpieza e ignífuga, según la normativa UNE EN 1021-1:1.994 e UNE EN 1021-2:1.994. Por todo ello, Sutega incide en que el mobiliario de un centro debe tener en cuenta la seguridad, el confort del usuario y, por supuesto, ha de facilitar en la medida de lo posible la labor del personal que lo atiende.

Por su parte, Ekipo, empresa también especializada en mobiliario, explica que los elementos decorativos de una habitación, además de cumplir con los requisitos necesarios para el uso de las personas mayores, es importante que recuerden en lo posible a su hogar. Para ello, Ekipo incluye elementos que permiten personalizar la habitación. "Nuestro mobiliario se diferencia en su calidad, ergonomía, diseño y funcionalidad", aseveran responsables de la empresa.

Igualmente, Geriatros cuida lo que no se ve, escogiendo siempre la mejor dotación para el funcionamiento impecable de los centros. En este sentido, para el servicio de lavandería Geriatros utiliza máquinas Krebe Tippo, suministradas por Magarpa, que se caracterizan por su solidez y altísimas prestaciones a lo largo del tiempo, con un mantenimiento mínimo. Dotadas de variadores de frecuencia (Inverter), así como de computadores, muy fáciles de programar y manejar, las lavacentrífugas convencionales Krebe Tippo permiten seleccionar cualquier ciclo de lavado a cualquier temperatura, cantidad de agua o velocidad en lavado y centrifugado, obteniendo un altísimo Factor G. "Mención especial merecen las lavadoras con barrera sanitaria, con autopesado de las prendas, en las que la parte flotante de las máquinas está instalada sobre airbags (colchón de aire), que permite una amortiguación óptima, silenciosa y sin mantenimiento, siendo Krebe Tippo un referente mundial en esta especialidad", exponen representantes de la compañía. La calidad de estas máquinas, unida a la experiencia de Magarpa en este sector, garantiza instalaciones de muy altas prestaciones para el desarrollo de la actividad.

Gestión sostenible
Tanto los centros de Ourense como de Santiago están equipados con modernos sistemas de generación y aprovechamiento de energía respetuosos con el medio ambiente. Concretamente, en Ourense existen tres calderas de biomasa. Se utilizan para el agua caliente y permiten ahorrar un litro de gasóleo por cada 2,8 kilogramos de pellet y su funcionamiento no depende de la naturaleza, sino de que haya reservas de masa forestal suficientes. Por otra parte, Santiago también es un modelo a seguir. El aprovechamiento de la luz natural es máximo y el consumo de luz artificial está concebido para evitar pérdidas, porque la iluminación se regula por medio de un programa informático que optimiza el consumo y maximiza el bienestar. Para la climatización del interior utiliza energía geotérmica como apoyo al sistema general. También está dotado de una cogeneración, que aprovecha los excedentes de calor de las calderas para producir energía eléctrica.


Lunes, 6 de Junio 2011

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Jueves, 8 de Febrero 2018 - 15:44 Los servicios sociales en España