Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
LinkedIn




“El Gobierno debe ejercer su responsabilidad: redefinir la Ley o buscar un sistema de financiación viable”


María Cinta Pascual - Presidenta de ACRA



“El Gobierno debe ejercer su responsabilidad: redefinir la Ley o buscar un sistema de financiación viable”
María Cinta Pascual, diplomada en Trabajo Social, posgrado en Dirección de Equipamientos Sociales y con la maestría en Dirección de Servicios según el modelo de calidad EFQM, ha impulsado diferentes proyectos relacionados con los servicios sociales. En 1995 fundó L’Onada Serveis, empresa de la que es directora general, y que gestiona dos servicios de SAD y 11 equipamientos: 6 residencias, 2 centros de día y 3 guarderías. Asimismo, en 1997 promovió la creación de FISS, un centro especializado en la formación de los futuros profesionales que trabajarán en servicios sociales y sociosanitarios, del que actualmente es su presidenta. Pero, además, tras ocupar la Vicepresidencia de ACRA durante ocho años, el pasado mes de julio fue elegida presidenta de la patronal catalana, un nuevo reto al que se enfrenta con un gran sentido de la responsabilidad. Desde su experiencia y teniendo en cuenta la situación actual de crisis económica, Cinta Pascual considera imprescindible “alcanzar la viabilidad económica del sector de atención a la dependencia. En caso contrario, tendremos graves problemas a corto plazo”.

“El Gobierno debe ejercer su responsabilidad: redefinir la Ley o buscar un sistema de financiación viable”
¿Qué supone estar al frente de una patronal como ACRA?
Una gran responsabilidad y, sin ninguna duda, un gran reto, ya que una patronal como ACRA representa a la mayoría del sector catalán de atención a la dependencia y nuestras decisiones afectan a muchas empresas; me atrevería a decir que a todo el sector. Por ello, es importante ser consciente de esta representatividad y actuar en consecuencia.

¿Qué consejos o recomendaciones le ha trasmitido Vicenç Vicente, tras 21 años al frente de la patronal?
Vicenç Vicente me ha trasmitido muchos consejos y, sobre todo, he aprendido mucho trabajando todos estos años a su lado. Pero destacaría uno en concreto: defender los objetivos generales. En un sector tan heterogéneo como el nuestro esto siempre es difícil, ya que representamos empresas de todas las dimensiones. Pero lo más importante es que Vicente continuará dándome consejos y, con su experiencia, esto siempre es un placer.

¿Qué destacaría de la actual Junta Directiva?
Representa perfectamente a los asociados de ACRA, a todos los servicios que actualmente tenemos en la patronal y de todas las dimensiones. Pero, además, los miembros de la Junta Directiva son grandes profesionales, comprometidos y dispuestos a trabajar por el sector. También es importante destacar que se ha incorporado a la junta gente joven y, de esta manera, combinamos la experiencia de profesionales que llevan muchos años en el sector con la ilusión y motivación de los recién llegados.

¿Cuáles son sus principales objetivos?
El primer objetivo, sin ninguna duda, es trabajar para alcanzar la viabilidad económica del sector. Estamos inmersos en una crisis sin precedentes, y nos está afectando más de lo previsto. Cuando nuestro principal cliente, que es la Administración Pública, tiene serias dificultades económicas, debemos estar alerta y tener un buen plan de prevención. Por ello, es necesario controlar totalmente el gasto y, por supuesto, incrementar el sistema de copago. En caso contrario, tendremos graves problemas a corto plazo.

¿Y proyectos o actividades a corto y medio plazo?
Los proyectos a corto y medio plazo están relacionados con nuestro plan estratégico y con los objetivos comentados. Mientras, las próximas actividades de la Asociación comenzarán a partir de septiembre con el nuevo curso ya iniciado.

Concretamente, me refiero al mes de noviembre con la reedición de la Jornada Update de actualización de temas sectoriales con nuestros asociados, que tan buena acogida tuvo el año pasado, y con la gala de entrega de los IX Premios ACRA, en la que volveremos a compartir con el conjunto de agentes del sector los trabajos más punteros en mejora e innovación de los servicios de atención a la dependencia.
Mención aparte, merece otro de los grandes certámenes que organiza la Asociación, como es el concurso de postales Gent Gran, Gent Artista, que este 2011 llega a su décima edición. Una década de ilusión y creatividad de los residentes participantes, de los centros y de la propia ACRA, que tendrá su punto álgido con la ceremonia de entrega de los galardones del certamen que se realizará en el mes de diciembre.

¿Qué opina de la situación actual de la Ley de Dependencia?
La principal problemática de la Ley de Dependencia es que está mal presupuestada desde su concepción. Muchos dirán que ahora es por la crisis, pero no es así, el problema viene desde el inicio. No se puede poner en marcha una Ley de estas dimensiones sin tener claro cómo financiarla, y ahora pagamos las consecuencias. La verdad es que estamos dando una imagen muy mala después de lo difícil que ha sido conseguir una Ley que genera tantos derechos a tantas personal dependientes. El Gobierno debe ejercer su responsabilidad: redefinir la Ley o buscar un sistema de financiación viable. Lamento enormemente haber llegado a esta conclusión, pero realmente hay que reformular la ley.

Y, concretamente en Cataluña, ¿cuáles son los principales problemas a los que debéis hacer frente?
En lo que respecta a la Ley de Dependencia, posiblemente los mismos que en toda España; pero en los últimos años en Cataluña se han incrementado los requisitos administrativos, tanto de ratios de personal como normas e instrucciones que cada vez son más rígidas y contradictorias. Todo ello, más allá de ser un avance para el sector, conlleva graves problemas de gestión diaria a los que debemos hacer frente. La solución consistirá en buscar conjuntamente con la Generalitat de Cataluña la forma de normalizar esta situación lo antes posible.

¿Qué propondría para mejorar y agilizar la aplicación de la Ley de Dependencia?
Propongo dar más libertad a las comunidades autónomas para unificar las leyes autonómicas de servicios sociales con la estatal. De esta forma, habría menos burocracia y más agilidad; pero, sobre todo, veo imprescindible un único sistema para todos. Además, en estos momentos, las excepciones de la Ley de Dependencia se han convertido en norma de aplicación, y esto no puede suceder. Pongo un ejemplo muy claro: la prestación del cuidador no profesional, que la Ley lo consideraba una excepcionalidad, hoy es la prestación por excelencia. Un grave error a mi parecer.

¿Goza de buena salud la política de concertación de plazas en Cataluña? ¿Cómo es la colaboración entre el sector público y el privado?
En estos momentos esta en la UCI o, mejor dicho, en proceso de congelación, porque en Cataluña hace más de un año que no se concierta ni una plaza de residencia. Se ha paralizado por completo el concierto hasta próximo aviso y esto dificulta la viabilidad del sector y, lo que es peor, no permite hacer planes ni a corto ni a medio plazo. En momentos difíciles, lo más importante es tener clara la hoja de ruta y esto es lo que falta para hacer frente al futuro. En la actualidad, en el sector público-privado conviven cuatro sistemas de colaboración, y esto nos desconcierta a todos los proveedores de servicios. Desde ACRA hemos puesto ideas innovadoras encima de la mesa para avanzar en este sentido, y seguiremos trabajando en esta línea para llegar a acuerdos y buscar soluciones conjuntas.

Si el precio de concertación continúa estando por debajo del coste del servicio, ¿cómo logran sobrevivir?
Buena pregunta. Aunque el calificativo que mejor se adaptaría sería “malvivir”. Es evidente que, en estos momentos, todas las empresas estamos subsistiendo con economía de guerrilla, pero ¿cuánto tiempo podremos sobrevivir en esta situación? No solamente no sabemos la respuesta, sino que nos preocupa estar analizando constantemente los balances. Sinceramente, creo que a grandes males grandes remedios y, si esto continúa así, el sector buscará válvulas de escape. Es una cuestión de supervivencia.

¿Comparte con los empresarios de diferentes comunidades autónomas el problema del aumento de plazas vacías? ¿Cómo solucionarlo?
En Cataluña, las plazas vacías afectan básicamente al sector privado, y esto es un grave problema si tenemos en cuenta que sigue siendo una gran parte del sector. Lo primero que se debe hacer es no crear nuevas plazas de residencia y, en caso de necesidad de plazas en el sector público, concertar primero las plazas vacías; es una simple cuestión de sentido común. Pero, para ello, es necesario hacer una planificación territorial creíble y que se respete sin excepciones ni favoritismos. En este punto concreto sería muy rígida, ya que no podemos dejar que se hagan grandes inversiones que no son necesarias, independientemente de que sean públicas o privadas.

¿Cree que la coordinación sociosanitaria es posible? ¿Qué se está haciendo en Cataluña para alcanzarla?
No solo es posible, sino necesaria. El problema principal consiste en que no se hace nada para conseguirlo, parece ser que no es una prioridad de ningún gobierno. Y, si no se ve el problema, o mejor dicho, no se asume, nunca se solucionará. Es una cuestión de voluntad.

¿Qué acciones formativas desarrolla ACRA para capacitar a los profesionales del sector de atención a la dependencia y/o reciclar sus conocimientos?
ACRA desarrolla acciones formativas específicas del sector, dirigidas a los diferentes profesionales del ámbito institucional, así como de la asistencia domiciliaria. Su oferta formativa se divide en corta duración, con objetivos muy específicos, y la que se estructura en itinerarios que dan lugar a una titulación, como es el caso de un postgrado o créditos de formación reglada.

Además, ACRA ha realizado durante años consecutivos el postgrado Gestión de residencias y servicios para personas mayores, y los dos últimos años el postgrado Promoción de la autonomía y la prevención de la dependencia: gestión e intervención, con sus dos itinerarios: el de gestión, dirigido a directores y gestores, y el de intervención, diseñado para perfiles técnicos (psicólogos, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas, trabajadores sociales, etc). También se organizan acciones formativas que forman parte de algunos créditos del ciclo de Grado Medio de Técnico en Atención Sociosanitaria (dirigidos al perfil del auxiliar) como, por ejemplo, Planificación y control de las intervenciones, Atención y apoyo psicosocial, etc.

Otros cursos que también ponemos al alcance de los profesionales del sector son: El cuidado de los enfermos de Alzheimer, Movilización de residentes, Prevención y cuidados de las úlceras por presión, Acompañamiento al duelo, Primeros auxilios, Animación sociocultural, El cuidado del profesional: la prevención del estrés, Dietética y nutrición, etc.

¿Lograrán cumplir el calendario de implantación de los certificados de profesionalidad?
El pasado año ACRA firmó un convenio de colaboración con el Departamento de Educación en el marco del Programa Qualifica’t, por el que ya han pasado más de 600 trabajadores de las entidades asociadas. En este caso, se han validado los créditos de formación reglada que hacen referencia a la cualificación profesional requerida.

Además, desarrollamos formación con el objetivo de conseguir la cualificación que se requiere a los profesionales del sector.
Ahora bien, en referencia a los plazos impuestos, éstos son muy difíciles de cumplir, ya que en Cataluña, por ejemplo, el procedimiento para el reconocimiento de la experiencia para la obtención de los certificados de profesionalidad todavía no se ha implantado y hasta el momento sólo contamos con el Programa Qualifica’t para validar la experiencia laboral en relación a los créditos o módulos profesionales del ciclo formativo de formación profesional, que se derivan de las unidades de competencia.

¿Qué opina de la reforma de la negociación colectiva? ¿Qué repercusiones considera que podría traer en el proceso de negociación del próximo convenio del sector?
La reforma colectiva en nuestro país es necesaria, me atrevería a decir que imprescindible, pero debe ser una reforma valiente que nos ayude a salir de la crisis. Tal y como se está plateando en estos momento, sinceramente creo que no servirá de mucho. Tenemos un sistema de negociación colectiva excesivamente rígido y con una única visión a corto plazo, y ese es el grave error. En mi opinión, algunas veces debemos perder individualmente para ganar todos a medio y largo plazo. Si no solucionamos este problema cuanto antes, seguiremos poniendo parches y el resultado de los parches nunca es positivo.
Las repercusiones del próximo convenio colectivo deben perseguir ser positivas. En caso contrario, la situación económica del sector será de unas dimensiones aún más devastadoras.


Miércoles, 14 de Septiembre 2011

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.