Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




El III Congreso Internacional de Edad&Vida destaca la necesidad de mejorar el modelo de prestación de servicios y la colaboración entre los agentes implicados


Un centenar de ponentes y más de 600 congresistas se reunieron, del 28 al 30 de marzo, en el Palacio de Congresos de Madrid, en el marco del III Congreso Internacional organizado por Edad&Vida, para abordar los principales retos pendientes en la construcción de un Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) sólido y sostenible en el tiempo. Para ello, se analizaron en profundidad temas tan relevantes como la Reforma del Sistema de Pensiones, las nuevas tendencias en modelos organizativos para los servicios de atención a la dependencia, el desarrollo de un modelo sociosanitario y la promoción de los seguros de dependencia, entre otras cuestiones. De esta manera, el encuentro se configuró como un marco idóneo para la reflexión y la puesta en común de la situación actual, los retos pendientes y las posibles soluciones en el ámbito de la dependencia y la calidad de vida de las personas mayores.



El III Congreso Internacional de Edad&Vida destaca la necesidad de mejorar el modelo de prestación de servicios y la colaboración entre los agentes implicados
La celebración del III Congreso Internacional Dependencia y Calidad de Vida, organizado por la Fundación Edad&Vida, contó con la colaboración de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, a través del IMSERSO. Bajo el lema Mirando al Futuro, el Congreso reunió a destacadas personalidades del mundo académico, empresarial y asociaciones de ámbito nacional e internacional, así como a representantes de las diferentes administraciones del Estado y de las comunidades autónomas. Todos ellos, se dieron cita con un objetivo prioritario: promover el debate e impulsar iniciativas para la mejora de la calidad de vida de las personas mayores.

La Consejera de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Engracia Hidalgo, fue la encargada de clausurar el Congreso. "Confiaba en que fuésemos capaces de pensar, hablar y poner ideas valientes sobre la mesa. Ahora estoy orgullosa, porque creo que lo hemos conseguido. Las ideas y contenidos que se han generado formarán y ocuparán, sin duda, los temas de debate de los próximos años", señaló Hidalgo. Y continuó: "Para seguir avanzando en la atención a la dependencia es necesario compartir ideas, experiencias e identificar oportunidades de futuro. Nos enfrentamos a grandes retos, pero entre todos podemos conseguirlo".

También participaron en la clausura la viceconsejera de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Regina Plañiol; la directora general del IMSERSO, Purificación Causapié; el subdirector general de Planificación, Ordenación y Evaluación del IMSERSO, Antonio Balbontín; el presidente de Edad&Vida, Higinio Raventós; el director General de Edad&Vida, Albert Vergés; el presidente del Comité Científico del Congreso, Josep María Via; la directora del Área de Acción Social y Asistencial de la Obra Social Caja Madrid, María Fernanda Ayán; el director de Medirest, Área de Salud de Compass Group España, Josep Llovera; el jefe de Producto de Mayores y Necesidades Especiales Marketing Particulares de Vodafone España, José Manuel Azorín; y el director del Área de Negocio y Desarrollo de Grupo Fundosa, Juan Antonio González.

Por su parte, Purificación Causapié insistió en que "ha sido una enorme satisfacción participar en este Congreso, ya que nos vamos llenos de lecciones aprendidas, reflexiones y debates. Así podremos seguir hacia adelante y mejorar la asistencia de las personas en situación de dependencia". Las futuras líneas de actuación para avanzar, "deben centrarse en lograr un sistema sostenible, apostar por la calidad de los servicios, promover la autonomía personal y que las personas dependientes puedan participar en su entorno, buscando la colaboración entre el ámbito social y sanitario", comentó la directora general del IMSERSO.

Finalmente, Higinio Raventós afirmó que "la aprobación de la Ley de Dependencia ha sido un gran paso, pero aún queda mucho camino por recorrer. Es necesario buscar la participación entre el sector público y privado, partir de la confianza mutua, asumir responsabilidades y contar con marcos legales con códigos de igualdad para todos. Juntos podremos lograr los consensos necesarios para configurar la sociedad actual y futura".

Mesa que debatió el balance de la Ley de Dependencia e implantación del SAAD, desde el punto de vista de las administraciones y los operadores
Mesa que debatió el balance de la Ley de Dependencia e implantación del SAAD, desde el punto de vista de las administraciones y los operadores
Sobre la Ley de Dependencia

Representantes de las administraciones públicas, proveedores, agentes sociales, asociaciones de personas mayores y la propia Fundación Edad&Vida hicieron balance sobre el desarrollo de la Ley de Dependencia y la implantación del SAAD. La mayoría de los profesionales destacaron el necesario compromiso de todas las administraciones públicas para impulsar el desarrollo del SAAD en los términos que marca la Ley, así como la importancia de establecer un marco regulador estable y transparente, que ofrezca garantías a los ciudadanos y seguridad a la inversión privada.

La acreditación, clave en la implantación de la Ley de Dependencia, también fue uno de los puntos fundamentales a debate. Así, Higinio Raventós manifestó que "no se ha actuado con suficiente intensidad y celeridad. La acreditación debería permitir discriminar modelos y tarifas, ya que los costes para atender a cada grado y nivel de dependencia no son los mismos. De este modo, se conseguiría una distribución de los recursos públicos disponibles mucho más eficiente". El presidente de la FED, José Alberto Echevarría, también afirmó que "parece lógico que, en función de los grados, se establezcan niveles de acreditación. Más aún cuando fruto de esta Ley hemos instaurado 17 sistemas diferentes de servicios de atención a la dependencia". Por su parte, la consejera de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Engracia Hidalgo, defendió que los criterios de acreditación deberían ser consensuados a nivel estatal, aunque señaló que quizá el presente momento de crisis no sea el adecuado para tomar esta decisión y pidió al sector privado "nuevas fórmulas de eficiencia".

En cuanto a la colaboración público-privada, el subdirector general de Planificación, Ordenación y Evaluación del IMSERSO, Antonio Balbontín, aseguró que "la actual Ley de Dependencia deja espacio para todos. De hecho, el 70% de las plazas privadas tiene algún tipo de colaboración pública". En la misma línea, se expresó el secretario autonómico de Autonomía Personal y Dependencia de la Generalitat Valenciana, Joaquín Martínez Gómez: "Si no hay colaboración entre lo público y lo privado, no hay sector en materia de dependencia". Para Edad&Vida, correspondería a la Administración planificar las necesidades y los recursos, acreditar, supervisar, inspeccionar y, en caso necesario, sancionar; además de financiar a las personas en función de sus posibilidades económicas, dependiendo de su renta y patrimonio. Por su parte, la iniciativa privada debería responsabilizarse de la inversión, la innovación y el desarrollo y gestión de la oferta de servicios.

Otro tema muy debatido resultó también el abuso de la prestación económica al cuidador familiar en la mayoría de comunidades autónomas, cuando debería tratarse de una medida excepcional, sobre todo porque no permite garantizar la calidad de los servicios que recibe el ciudadano y frena el desarrollo de un sector económico creador de empleo estable y no deslocalizable.

Para el presidente de LARES Federación, José Ignacio Santaolalla, "hay ocasiones en las que la prestación económica es la más adecuada. Por lo tanto, no hay que demonizar esta opción. Pero el uso que se está haciendo de ella es abusivo". El presidente de AESTE, Jorge Guarner, añadió que no es posible asegurar la calidad de la atención prestada por los cuidadores en el entorno familiar.

Finalmente, el consejero de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, César Antón, afirmó que, aunque debemos respetar la decisión de los dependientes y sus familias a decidir el tipo de prestación, "hay que valorar hasta qué nivel se puede atender con dignidad y calidad a estas personas en su domicilio".


Lunes, 9 de Mayo 2011

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Jueves, 8 de Febrero 2018 - 15:44 Los servicios sociales en España