Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




El Imserso analiza los aspectos claves para prevenir el maltrato hacia la mujer mayor




La violencia de género es un problema social de gran envergadura que va mucho más allá de sucesos puntuales que afectan a mujeres individuales. Es un atentado contra su dignidad y sus derechos como ciudadanas que ha de ser considerado en todos los ámbitos, político, social, familiar y sanitario y desde todos ellos se han de proporcionar las herramientas suficientes para detectar las situaciones de maltrato y para poder actuar sobre ellas. Esa violencia de género se cubre de mayor dramatismo cuando el sujeto de la misma es una mujer mayor, por las peculiaridades que reúnen esas situaciones, por el perfil de quien lo sufre y por la invisibilidad de las mismas.

Según la Declaración de Toronto (OMS), el maltrato a personas mayores solo se podrá prevenir de forma eficaz si se desarrolla una cultura que favorezca la solidaridad intergeneracional y que rechace la violencia. Para abordar el maltrato a la mujer mayor, el Imserso organizó del 18 al 20 de noviembre las jornadas Aspectos claves en la prevención del maltrato hacia las mujeres mayores, reuniendo durante tres días a profesionales de diferentes ámbitos para debatir y poner sobre la mesa cómo reconocer cuando se producen los malos tratos, cuáles son sus características principales y cómo atajar esta realidad. 

La inauguración de estas jornadas corrieron a cargo del director general del Imserso, César Antón, la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández, y el vicepresidente 3º del Consejo Estatal de las Personas Mayores, Luis Martín Pindado, quien resaltó la importancia de que se celebren encuentros como este, ya que “el maltrato a los mayores está oculto y la opinión del mayor no suele contar mucho, menos si es mujer, por lo que es imprescindible que la sociedad en su conjunto se interese por este asunto”. Antón instó a abordar estas situaciones “con mucho respeto y mucha sensibilidad, ya que la dignidad de las personas hay que tratarla con mucho rigor. Los cuidadores profesionales tienen que recibir la formación suficiente, pero el 80 % de la atención a los mayores la llevan a cabo cuidadores informales en el ámbito familiar. Así, lo que hay que buscar es el equilibrio, apoyarles en su tarea, con programas de respiro familiar, con el apoyo de profesionales. Los recursos existen”. El director general dio paso a un vídeo en el que el director del Departamento de Envejecimiento y Ciclo de la Vida de la Organización Mundial de la Salud, John Beard, reconoció que el maltrato a la vejez es una de las áreas más delicadas. “Hay que tener un especial cuidado con el lenguaje que se utiliza, ya que a veces refuerza estereotipos negativos que hay que atajar”, especificó Beard. 

Por Juani Loro
 



Jueves, 18 de Diciembre 2014

Nota




En la misma sección...
< >

Jueves, 6 de Junio 2019 - 14:06 Abordaje europeo de la fragilidad