Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




El Ministerio de Sanidad prepara el Libro Blanco para la Coordinación Socionanitaria


El secretario general de Política Social, Francisco Moza, que participó en un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), aseguró que el sector de atención a la dependencia es el único que ha generado empleo y riqueza en tiempos de crisis.



El Ministerio de Sanidad prepara el Libro Blanco para la Coordinación Socionanitaria
Buenas prácticas en la coordinación sociosanitaria fue el eje central del interesante curso, organizado por el IMSERSO, que se celebró en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, entre el 6 y el 8 de septiembre. BALANCE de la Dependencia compartió con representantes de la Administración, asociaciones y profesionales del sector el deseo común de alcanzar una coordinación sociosanitaria real. Para ello, el Ministerio de Sanidad y Política Social y las comunidades autónomas están elaborando el Libro Blanco de la Coordinación Sociosanitaria. En este sentido, el secretario general de Política Social, Francisco Moza, confirmó que en el primer semestre de 2011 habrá ya un borrador del documento, que recogerá tanto las experiencias de aquellas comunidades que ya han impulsado medidas relacionadas con la coordinación sociosanitaria como nuevas reflexiones.
 
El secretario general de Política Social, Francisco Moza; la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria y consejera de Empleo y Bienestar Social, Dolores Gorostiaga, y el rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Salvador Ordoñez, inauguraron el encuentro Buenas prácticas en la coordinación sociosanitaria. La coordinación sociosanitaria y la Ley de Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia.

La elaboración del Libro Blanco para la Coordinación Sociosanitaria fue uno de los temas que destacó el secretario general de Política Social, quien explicó que el documento se estructurará en cuatro grandes temas de trabajo: la coordinación social y sanitaria y la atención primaria de la salud y de los servicios sociales; los sistemas de información, organización territorial y formación de los profesionales; la coordinación de los servicios de atención domiciliaria y residencial y el apoyo a las personas cuidadoras.

Asimismo, Moza afirmó que, a pesar de la crisis económica, la política social es “el único sector donde ha crecido la población activa todos los meses durante los últimos tres años”. Una política social que tiene su máximo exponente en la aplicación de la Ley de Dependencia que, actualmente, atiende a 620.000 personas frente a las 210.000 de hace tres años. Por todo ello, Moza aseveró que el Sistema de Dependencia no puede considerarse sólo un gasto, “sino una inversión en bienestar, riqueza y empleo”. No obstante, reconoció la necesidad de “incrementar la velocidad” en el reconocimiento de la dependencia.

Por la importancia que este sector tiene para la economía del país, Moza insistió en que la coordinación entre los servicios sanitarios y sociales es “fundamental para el ahorro de recursos y poder así ofrecer una mejor atención a las personas en situación de dependencia”. Una coordinación “que será una realidad y no un titular recurrente”, también necesaria para que los usuarios no perciban que se trata de “dos sistemas distintos, porque el ciudadano es el mismo, independientemente si viene de sanidad o de servicios sociales, y quiere que se le resuelva su problema y no que le mareen de ventanilla en ventanilla”.

El Ministerio de Sanidad prepara el Libro Blanco para la Coordinación Socionanitaria
El secretario general de Política Social incidió también en que el envejecimiento de la población va a hacer cada vez más necesario diseñar acciones encaminadas a la prevención y atención a las personas dependientes y con enfermedades crónicas para que, con los mismos recursos, “podamos atender a más personas”. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) es “la primera vez que en España hay más gente mayor de 65 años que menor de 14”, una tendencia que, como muy bien expuso Moza, “no había sucedido nunca y que se va a ir incrementando”. Por ello, defendió la necesidad de preparar a las distintas administraciones públicas para atender esa situación y, al mismo tiempo, destacó el esfuerzo efectivo realizado por el Gobierno, las comunidades autónomas y los ayuntamientos para la implantación de la Ley de Dependencia.

Por su parte, Dolores Gorostiaga resaltó la importancia de “la conexión entre la atención primaria del Sistema Público de Salud y los servicios sociales” ya que, en su opinión, “va a ser la clave para la atención de las personas en situación de dependencia”. Asimismo, especificó que la Ley “no se hizo para resolver los problemas del sistema sanitario, sino para dar respuesta a una necesidad social creciente por el aumento de la población dependiente y a la crisis del modelo de cuidados que existía en España”. Es decir, la coordinación sociosanitaria no viene a configurar un tercer sistema.
La vicepresidenta cántabra y consejera de Empleo y Bienestar Social se refirió también al avance en la aplicación de la Ley de Dependencia, gracias al “clima de trabajo entre el Ministerio, comunidades autónomas y profesionales, que ha permitido desarrollar una Ley que pocos confiaban en que fuéramos capaces de desplegar”.

Por último, Gorostiaga subrayó la clara interrelación existente entre la atención a la dependencia y la salud, ya que las mejoras en salud y prevención se traducen en una disminución de la prevalencia de dependencia y son fundamentales para evitar o retrasar su aparición. Por ello, una vez más, consideró clave la coordinación entre los sistemas social y sanitario. 
 

Coordinación y comunicación, no un tercer sistema

Tras la inauguración, la directora general del Imserso, Purificación Causapié, impartió la conferencia La coordinación sociosanitaria en relación con las personas en situación de dependencia, en la que aseguró que actualmente se está trabajando para que los profesionales de la atención social y sanitaria “establezcan canales de comunicación comunes”. Y, aunque reconoció que hay cierta desigualdad entre las distintas comunidades autónomas en el desarrollo de la Ley de Dependencia, destacó el esfuerzo cada vez más visible de todas las regiones españolas en su implantación.

La responsable del Imserso quiso llamar la atención sobre la importancia de “aumentar la coordinación en las intervenciones públicas del sistema de servicios sociales y del Sistema Nacional de Salud, con el objetivo de dar una atención de mayor calidad a una demanda creciente”. En este sentido, destacó que la Ley de Dependencia ha permitido crear 120.000 empleos en España desde que se puso en marcha y ha generado recursos en la unidad familiar, lo que también repercute en el consumo. “Ahora se vive más años y las personas con dependencia tienen una esperanza de vida más larga, lo que requiere una asistencia mejor en todos los servicios: residencias, ayuda a domicilio, centros de día y teleasistencia”, argumentó. Además, Causapié recordó que la Ley de Dependencia ofrecerá, a partir del próximo año, prestaciones para “la atención a las personas con dependencia de Grado I, el más leve, lo que permitirá crear más empleo”.

Igualmente­, indicó que las políticas públicas deben ser transversales y afrontar el reto de la coordinación entre dos sistemas que cuando hablan se entienden, con el fin de mejorar la calidad de la atención que reciben las personas. Concretamente, Causapié aseguró que donde más se necesita la coordinación sociosanitaria “es en la valoración de la dependencia”. No obstante, durante toda su intervención, la directora general del Imserso hizo especial hincapié en dejar claro que “no se trata de crear un tercer sistema, “porque el social y el sanitario ya son capaces de responder a las necesidades de las personas, sino de crear canales de coordinación”.

El Ministerio de Sanidad prepara el Libro Blanco para la Coordinación Socionanitaria

Fructíferos e interesantes debates


Las buenas prácticas en las comunidades autónomas centraron el debate en dos mesas redondas. Los asistentes pudieron conocer las experiencias en coordinación sociosanitaria que están desarrollando Extremadura, Castilla y León, Andalucía, Comunidad de Madrid, Cataluña, Cantabria, Galicia, Navarra y Aragón. Si bien se echó en falta más participación del Sistema de Salud, el director general de Ordenación Profesional, Cohesión del Sistema Nacional de Salud y Alta Inspección, Alberto Infante, dio una conferencia sobre las perspectivas de la coordinación sociosanitaria desde el Sistema Nacional de Salud.

Antonio Salvá Casanovas, del Instituto Envejecimiento de la Universidad Autónoma de Barcelona, y Ana Isabel Lima, presidenta del Consejo General de Trabajo Social, ofrecieron interesantes aportaciones que despertaron especialmente la atención de los asistentes. La mesa redonda en la que intervinieron profesionales de organizaciones del sector de la atención a las personas mayores y/o en situación de dependencia, como INGEMA, SEGG, Cruz Roja, Fundación Sar o Antares Consulting mostraron sus puntos de vista de cómo la coordinación sociosanitaria puede llevarse a la práctica con éxito.

En definitiva, todos los potentes aportaron su experiencia e inquietudes relacionadas con las buenas prácticas en la coordinación sociosanitaria, buenas prácticas reales y potenciales de las que la  Administración tomó nota.


Lunes, 6 de Septiembre 2010

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Jueves, 8 de Febrero 2018 - 15:44 Los servicios sociales en España