Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




El aumento del alzhéimer entre menores de 65 años a debate en la jornada “Alzheimer, de la proteína al GPS” celebrada en Oviedo




Con un incremento del 10 % en el número de diagnosticados menores de 65 años, las cifras de la enfermedad de Alzheimer son alarmantes. Según los informes clínicos con los que trabaja la Fundación Alzheimer Asturias, “hay un aumento preocupante de casos entre 30 y 50 años en los que, además, no hay factores de herencia, sino un alto número de alcoholismo”, se puso de manifiesto en la jornada “Alzheimer, de la proteína al GPS”, celebrada en el Auditorio de Oviedo, y que congregó a destacados expertos ante numeroso público.
 
“Estamos ante una epidemia. Ahora mismo hay más de un millón de españoles afectados y 45 millones en todo el mundo. Es la segunda causa de muerte, tras las enfermedades cardiovasculares. Hasta ahora era una enfermedad relacionada con la vejez, pero estamos viendo que no es así, que la sociedad está cambiando y, con ella, esta demencia”, destacó Laureano Caicoya, secretario general de la Asociación Alzheimer Asturias (AFA Asturias), que estuvo acompañado en la apertura de la jornada por Cheles Cantabrana, presidenta de la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras demencias (CEAFA); Marisa Ponga, concejala de Atención a las Personas del Ayuntamiento de Oviedo, y María Jesús Merayo, directora general de Política Sanitaria de la Consejería de Salud del Principado de Asturias.
 
En la mesa sobre deterioro cognitivo, moderada por Fernando Comas, vicepresidente de la Asociación Nacional de Informadores de Salud (ANIS),  intervinieron Maite Montes y Mayte López, neuropsicólogas, colaboradoras de AFA-Asturias, que incidieron en las terapias no farmacológicas, que suponen la  estimulación de determinadas funciones cerebrales, sin la administración de ningún fármaco. Su objetivo es el de “mantener las funciones cognitivas el mayor tiempo posible y enlentecer su deterioro, desgraciadamente irreversible. Nuestro trabajo: con los enfermos va dirigido a mejorar su calidad de vida, tratando de fomentar su autonomía personal, potenciando sus capacidades y habilidades (cognitivas, funcionales y sociales que aún conservan”. Destacaron ‘Me acuerdo de ti’, proyecto de intervención con enfermos de Alzheimer y/o otras demencias y sus familiares.
 
Estimulación cognitiva
Por su parte, las psicólogas María Antonia Bertrand y Laura Gómez, del Grupo de Envejecimiento del Colegio de Psicólogos de Asturias,  hablaron sobre la estimulación cognitiva como un tipo de terapia no farmacológica, que forma parte de un programa de rehabilitación integral que es llevado a cabo por un equipo interdisciplinar, de una  manera coordinada. En enfermedades neurodegenerativas, como la enfermedad de alzhéimer, “con la estimulación cognitiva se pretende ralentizar la progresión del deterioro de las capacidades cognitivas y retardar sus efectos sobre el funcionamiento en la vida diaria del paciente. Con esta terapia se estimulan la orientación, la atención, la memoria, la función ejecutiva, las praxias, las gnosias, el lenguaje y el cálculo”.
 
La geriatra Ana Sanz destacó en su intervención  los  síndromes geriátricos, que son un conjunto de cuadros habitualmente organizados por la conjunción de enfermedades con alta prevalencia en los ancianos. Son con frecuencia el origen de la incapacidad funcional o social en la población mayor de 65 años. “Y es fundamental poder adelantarnos a su aparición”.
 
Sanz apuntó también una serie de consejos y recomendaciones, entre ellas las dirigidas a la convivencia, como son las de ser flexible y paciente, promover la autonomía, evitar corregir a la persona, definir rutinas simples, estar atento a las reacciones y dar apoyo físico y emocional.
 
Innovación en TIC
En la mesa “Investigación, farmacia y nuevas tecnologías”, moderada por Ignacio Fernández Alberti, director agencia Salud Social Media, Jimena Pascual, responsable de la Unidad - Wellbeing & Active Ageing de  la Fundación Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación (CTIC), habló de la estimulación psico-cognitiva y sus avances con el paso del tiempo.
 
La importancia de la telemedicina y la teleasistencia, así como de la inteligencia artificial, con el objetivo de investigar e innovar en TIC para mejorar el proceso de envejecimiento de las personas “mejorando así su calidad de vida, su autonomía, su participación en la vida social, sus capacidades y su empleabilidad”.
 
Por su parte, Lucía Fernández, CTO en Adele Robots, presentó a su acompañante, la foca Nuka, un robot japonés que ofrece compañía y asistencia a personas con necesidades especiales, entre ellas dependientes, personas con autismo o mayores. Puede sustituir las terapias con animales, ya que está diseñado para interactuar con el ser humano. “Es muy conveniente para las terapias afectivas y al no tener las necesidades de un animal, el fácil disponer de él en centros asistenciales”, destacó. Nuka tiene tres efectos: psicológico, fisiológico y social, y ahora su gran reto consiste en introducirlo en España,  después de estar comercializándose ya en 30 países.
 
Prevención y tratamiento
El doctor Carlos Hernández-Lahoz, neurólogo, habló sobre medicamentos y alzhéimer y el fomento de hábitos de vida saludable que, junto al tratamiento de la diabetes y la hipertensión, ayudan a disminuir la incidencia de la enfermedad. “La cura está lejos, aunque estamos orientados. La idea que hay que transmitirle a la sociedad es que se puede dificultar la aparición de la enfermedad”.
 
A continuación, el doctor Francisco Vizoso, director de la Unidad de Investigación del  hospital de Jove (Gijón), apuntó que el descubrimiento de las células madre uterinas ha supuesto un gran desarrollo en el ámbito de las enfermedades degenerativas. “Las posibilidades que se abren en métodos de tratamiento son infinitas”. Una de ellas, la capacidad de tratar el síndrome del ojo seco, en el que el equipo del doctor Vizoso ha logrado grandes avances.
 
Las células madre uterinas, que son las que emplea su equipo, están llamadas a combatir, en concreto, los tumores en las mamas. “Es el cuello de la vagina el lugar donde se encuentran esos tejidos. Con estas células madre uterinas no hay problema ético y que sepamos no dan lugar a tumores como así se ha demostrado cuando se han inyectado en muchos ratones”.  “Lo difícil es hacer un descubrimiento. Nosotros ese paso ya lo hemos dado”, incidió Vizoso. A partir de ahora, es cuestión de dinero.
 


Jueves, 13 de Julio 2017

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.