Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




El ejercicio físico ayuda a estimular la memoria en personas con demencia


El ejercicio físico es una de las pocas terapias no farmacológicas que es beneficiosa en todas las fases de la demencia, llegando a producir mejoras, tanto a nivel corporal, como a nivel conductual y anímico.



El ejercicio físico ayuda a estimular la memoria en personas con demencia
Según asegura el doctor Daniel Valle, jefe de Gestión Asistencial de Sanitas Residencial, “existen numerosos ejercicios y actividades que les pueden estimular en la enfermedad”. Eso sí, el tipo de ejercicio debe adaptarse a las limitaciones de cada persona. Si, por ejemplo, la persona ya no camina, se deberá pasar a ejercicios de tren superior, movilizaciones pasivas, etc.
 
Este tipo de terapias no farmacológicas tienen la ventaja de que inciden en más de una función cognitiva del cerebro. Es el caso de las actividades para fortalecer la memoria, como la reminiscencia, que consiste en potenciar la memoria a medio y largo plazo mediante el recuerdo de experiencias vividas. A corto plazo, los ejercicios que tratan de potenciar la memoria utilizan herramientas que nos permiten verificar la memorización de un elemento mostrado a nivel visual o verbal minutos antes.
 Otra de las recomendaciones tiene que ver con la jubilación, uno de los instantes cruciales para una persona con demencia, el momento en que se termina la vida laboral y en el que se pasa a un estilo de vida más contemplativo. La recomendación más importante es evitar la inactividad y ocupar la mente con tareas complejas que requieran toda la concentración.


Martes, 16 de Noviembre 2010

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.