Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn




“El futuro del envejecimiento”




José Manuel Ribera Casado
Catedrático Emérito de Geriatría de la Universidad Complutense de Madrid


El 1 de octubre, Día Internacional de las Personas Mayores, ha tenido lugar en la Real Academia Nacional de Medicina de España (RANME) la presentación por parte del Académico Correspondiente de la RANME, Prf Jean Pierre Michel, del documento elaborado por SAPEA (Science Advise for Policy by European Academies) titulado “Transforming the future of Aging”. SAPEA, como dice su nombre, es un organismo que integra a las diferentes Academias de Medicina de los países europeos y que intenta mejorar, actualizar y homogeneizar las políticas sanitarias de los mismos. 

La iniciativa surge a partir de los cambios demográficos del continente, con un aumento progresivo y desigual de la población anciana, así como de sus condiciones de vida. En base a ello la Comisión Europea propuso, en el marco del programa “Horizonte 2020”, “identificar y sugerir respuestas a los retos del envejecimiento”. Hacerlo desde una perspectiva sanitaria y social y elaborar un documento que sirviera a la propia Comisión, a los responsables de estas materias en los diferentes países miembros y a cualquier otro organismo involucrado en el tema, como información, apoyo y referencia doctrinal a la hora de recoger iniciativas que pudieran iluminar el panorama y, en su caso, servir para la puesta en marcha de iniciativas de mejora.

El resultado ha sido más de un año de trabajo intenso para sacar a la luz un documento de 294 páginas con alrededor de 1.200 referencias bibliográficas de trabajos e informes sobre la materia correspondientes a los últimos 10 años. Un esfuerzo que ha contado con una participación multidisciplinar y la coordinación del propio Prf Michel y de los Prfs  George Griffin y Sierd Cloeting, en el que hemos intervenido de forma más o menos activa unos 100 profesionales, en su mayoría vinculados al mundo académico, en calidad bien de redactores, bien de expertos invitados, como miembros del grupo del trabajo creado a tal efecto, o como revisores y evaluadores de los diferentes apartados según estos iban siendo elaborados.

El documento, de lectura altamente recomendable, recoge y pondera algunos aspectos clásicos bien conocidos como los relativos a los estilos de vida y la necesidad de actuar sobre los mismos desde edades muy precoces. También la obligación de establecer sistemas sociales y sanitarios de atención a la persona mayor integrados, holísticos, fácilmente accesibles y que vayan incorporando progresivamente los distintos avances tecnológicos, por más que estos deben considerarse siempre como complemento y nunca como alternativa a unos profesionales expertos y bien formados.

El documento constata la enorme heterogeneidad que, sea cual fuere el plano que se tome en consideración, determina el hecho de envejecer, pero insiste y razona en el carácter de “oportunidad” que para el propio individuo y para el conjunto de la sociedad en la que éste vive representa el hecho de haber podido alcanzar una edad avanzada. Desarrolla y define conceptos muy en boga a día de hoy como los de “envejecimiento saludable” o la idea de que la edad no pasa de ser un número y que nunca debe ser utilizada para categorizar y clasificar a los individuos. También los roles que para envejecer en buenas condiciones deben ser asumidos a lo largo de todo el proceso vital previo, o que el tema de los costes derivados del envejecimiento individual y poblacional deberá ser siempre valorado contraponiendo en paralelo los beneficios derivados de este proceso. 

Habla también de iniciativas y de formas de prevención en la edad media de la vida, de la necesidad de establecer medidas que favorezcan el envejecimiento en el propio domicilio y de crear servicios de apoyo específicos tanto en el mundo sanitario como en la esfera social. Dedica mucho espacio a las enormes posibilidades que se desprenden de las nuevas tecnologías, así como a las cuestiones relacionadas con la formación básica y continuada de los profesionales más próximos a este colectivo.

Resumir el documento en unas pocas líneas resulta tarea imposible, pero sí me parecía importante dar cuenta de su existencia, para, quizás, en colaboraciones posteriores centrar la atención en algunos de los puntos más específicos del mismo.


Miércoles, 23 de Octubre 2019

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Lunes, 29 de Julio 2019 - 13:32 Beneficios de la botánica artística