Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




El sector sociosanitario apuesta por mejorar la seguridad ante emergencias en sus centros




Grupo SENDA, en colaboración con la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Asociación Estatal de Servicios Residenciales de la Tercera Edad (Aeste), organizó el pasado martes, 21 de mayo, la jornada “Autoprotección en centros sociosanitarios”, un tema que suscitó mucho interés entre los asistentes, la mayor parte directivos y gerentes de residencias de mayores. Estos profesionales aseguraron que se trata de un asunto de gran relevancia para todos aquellos que gestionan estos centros y reconocieron que es necesaria mayor información y formación al respecto.

Durante el encuentro, que fue patrocinado por Legal Planning, los ponentes aclararon cómo deben ser los protocolos para prevenir riesgos de seguridad en los centros residenciales y ofrecieron consejos para actuar ante una emergencia.

En la inauguración, la presidenta de Grupo SENDA, Matilde Pelegrí, aseguró que el cambio demográfico es una realidad y puso en valor el sector sociosanitario: “La atención a las personas mayores va a marcar el mundo empresarial en pocos años”. Un sector que debe estar preparado para ofrecer servicios de calidad y con seguridad. En este sentido, la autoprotección es fundamental y, sin embargo, no es un tema que se aborde habitualmente en encuentros profesionales.

Por su parte, la directora del Departamento de Relaciones Laborales de la CEOE, Rosa Santos, reiteró la importancia de la coordinación de todos aquellos que intervienen en materia preventiva y en la creación de los planes de emergencia.

Por último, el secretario general de Aeste, Jesús Cubero, destacó la necesidad de formación  de los profesionales del sector para aprender cómo se debe actuar y adquirir una cultura de autoprotección en las empresas. Y agradeció que la Administración, en concreto, los profesionales de emergencias se hayan implicado en mejorar la seguridad y autoprotección de las residencias de mayores, en lugar de adoptar medidas sancionadoras.

En la primera charla, el responsable del Servicio de Prevención Mancomunado de Ilunion Sociosanitario, Pedro Pérez, explicó en qué consisten los protocolos de actuación en las residencias del Grupo y qué medidas tomaron para mejorar su autoprotección. En su opinión, la prevención de emergencias en las residencias requiere de máxima atención para evitar daños. Por tanto, dentro de la gestión de la autoprotección se deben tener en cuenta la organización, los recursos y la capacitación. “Si estos aspectos se gestionan bien, seremos capaces de disminuir el tiempo de reacción y actuación, con lo que se reducirían los daños”, sostuvo. La filosofía que aplicaron: la de mejora continua. Para empezar analizaron la situación, después escogieron un modelo de gestión y una estrategia que seguir; convencieron a la dirección, mandos intermedios y actores intervinientes con la excusa de que se debía cumplir la normativa, y por último involucraron a todos los empleados. Esta última parte es clave. Así lo explicó Pedro Pérez: “La organización en su conjunto se debe involucrar, destinando recursos, eliminado barreras, siendo activos y receptivos a cualquier mejora”.

A continuación, el CEO de Legal Planning, César Mayoral, indicó cuáles son las responsabilidades de los centros antes, durante y después de la emergencia. Aseguró que las emergencias tienen un impacto en la marca y en la sociedad. En este sentido, el plan de autoprotección es de gran ayuda. En este documento se recoge información básica para, en caso de que se produzca una emergencia, se tomen las medidas adecuadas para proteger a las personas durante la evacuación. Para que este plan de autoprotección sea efectivo debe adaptarse a las necesidades de cada empresa, y el principal problema en el sector sociosanitario es precisamente ese. “Hemos observado que no siempre los planes de protección se adaptan a los requerimientos de la residencia, es decir, no son personalizados.  Y pensamos que existen tres pilares en los que se puede trabajar para mejorarlo: un análisis de riesgo veraz (riesgos internos y externos), una organización de la emergencia con los recursos reales que tienen (no con los que les gustaría tener) y unos planos exactos del centro. Para ello, en Legal Planning enviamos un técnico competente que hace la comprobación de todo el edificio y alrededores”, advierte César Mayoral.

Por último, el policía municipal de Alcorcón, Carlos Carretero, y el suboficial jefe del Área Operativa Formación y Logística del Servicio de Bomberos y Protección Civil, Raúl Esteban, profundizaron en la labor que realizan los equipos de emergencias externos al centro y comentaron la necesidad de una coordinación entre los titulares de la actividad, en este caso, las residencias de mayores, y la Administración Pública.

Carlos Carretero explicó que, después de varios años y varias experiencias de trato con profesionales del sector sociosanitario que ejercen funciones como equipos de emergencia en sus respectivas residencias, centros de día, etc. ha llegado a la conclusión de que “esas personas tienen una necesidad personal y legítima de conocer cómo enfocar los diferentes problemas en materia de seguridad que les puedan surgir en caso de emergencia. Y esa necesidad no surge del contrato que les vincula con su empresa, surge del compromiso de cuidado que tiene con sus pacientes o personas para las que ejercen su actividad profesional. Es por esta razón por la que las Administraciones y los titulares de las actividades del sector sociosanitario deben de trabajar de forma conjunta para garantizar que esa imponente ilusión y ganas de trabajo sean aprovechadas de forma oportuna”. En opinión de este experto, “la integración de estos profesionales en las dinámicas de trabajo en seguridad pública no es una opción, es una necesidad”. Pero, ¿quién y cómo se está realizando esa necesaria integración? Según Carretero, es preciso que se revise la norma para que se integre a todos.

En la misma línea, Raúl Esteban insistió en que los gerentes de estos centros sociosanitarios y, sobre todo los profesionales que se encargan de gestionar las emergencias, deben ser proactivos, exigir que la Administración les haga caso y que se consiga protocolarizar el proceso para trabajar con eficacia.

Además, recordó la importancia de los simulacros y la necesidad de que, en estas maniobras, participen todos los actores posibles, porque es un entorno real del que pueden aprender de los errores.

 



Jueves, 23 de Mayo 2019

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Miércoles, 19 de Junio 2019 - 12:06 Programa nº 604