Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Eliminar las competencias municipales para la prestación de servicios sociales implica la pérdida de 65.000 puestos de trabajo


La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA), la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP), la Federación Empresarial de la Dependencia (FED), la Asociación Empresarial Madrileña de Atención a la Dependencia (AMADE), los sindicatos Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT), el Consejo General de Trabajo Social y la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales han remitido un escrito, el 19 de abril de 2013, dirigido al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro; a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez; y el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, en referencia a la reforma de la Ley 7/1985 (Reguladora de las Bases del Régimen Local). En este documento se propone que se mantengan y no sean eliminadas las competencias municipales para “la prestación de los servicios sociales y de promoción y reinserción social”, recogidos en su punto K, artículo 25.



Nueve organizaciones en contra de la eliminación de las competencias municipales para la prestación de Servicios Sociales
Nueve organizaciones en contra de la eliminación de las competencias municipales para la prestación de Servicios Sociales
Los responsables de las distintas organizaciones han destacado que el sector de servicios sociales municipales es uno de los mayores generadores de empleo y supone un importante impulso económico. Sólo la ayuda a domicilio mueve más de 1.000 millones de euros anuales de actividad económica que, actualmente, son gestionados por entidades mercantiles y no mercantiles del sector y, en su inmensa mayoría, se generan por concurso público. En 2012, se ha convocado 250 concursos públicos de ayuda a domicilio, por un importe anual de 600.000.000 de euros.

Asimismo, tal y ha expresado, el vicepresidente de FED y presidente de AMADE, Javier Gómez, solo en ayuda a domicilio, la administración local genera para el sector privado (mercantil y no mercantil) más de 150 mil puestos de trabajo. Este empleo que origina la atención a personas dentro de los servicios sociales es estable y no deslocalizable. Y principalmente se da entre segmentos de la población que siempre han tenido déficit a la hora de contratar: “La prestación de servicio de ayuda a domicilio es altamente intensiva porque requiere una parte muy importante de mano de obra y prácticamente ninguna de capital inversión. Más del 90 % de la inversión en servicios se convierte en gasto empresa para el personal. No deslocalizable, porque el empleo se establece en el entorno en el que se prestan los servicios, no hablamos de factorías que se trasladen o cambien de ubicación. Y beneficia a segmentos, como las mujeres entre 35 y 55 años, de cualificación media-baja que, actualmente, suponen una de las principales bolsas de desempleo con menos alternativas y en riesgo de exclusión, y a las que el desempeño propio de estas actividades les permite una clara conciliación laboral y personal”. Gómez también ha revelado que “por cada seis horas de atención domiciliaria generamos un puesto de trabajo”.

Otro aspecto importante que debe ser valorado es el retorno económico que para el Estado tiene esta actividad. Según los representantes de estas organizaciones, es superior al 40 % del gasto en servicios sociales, al ser intensivos en mano de obra (por el IRPF, Seguridad Social, IVA e impuestos sociales…).

Con la eliminación de estas competencias no se conseguirá ahorra suficiente, sin embargo, “implica la pérdida de 65.000 puestos de trabajo y que 200.000 usuarios dejen de ser atendidos. Porque al menos el 50% del presupuesto de los servicios sociales viene de los ayuntamientos y, en el momento que les eliminen las competencias, este presupuesto lo destinarán a otras actividades”, ha matizado el secretario general del la SEGG, Alfredo Bohórquez.

Al margen de los datos económicos, el representante de CEOMA, Ángel Quesada, considera un desvarío esta iniciativa del Gobierno porque tiene un gran impacto social. Actualmente, más de 600.000 personas se benefician del servicio de ayuda a domicilio, tanto dentro de la red de servicios sociales para personas frágiles como dentro del sistema de dependencia. Y estos servicios sociales “consiguen palian los dos fantasmas principales del envejecimiento: la soledad y la dependencia. Además, permiten a los mayores permanecer en su entorno durante más tiempo (que es un deseo muy generalizado), asegura Quesada.

Por su parte, el secretario general de CCOO, Jesús Fernández, ha mantenido que los servicios sociales, que son un servicio indiscutible están sufriendo “acoso y derribo”. Ya se han perdido el 20 % de los empleos en los últimos dos años y con las deslocalización “será más difícil la prestación por parte de los trabajadores y que los usuarios reciban el servicio”. Por todo ello, se plantea: “¿En qué ahorramos en euros o en dignidad?”.

En este sentido, el representante de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, César Blanco, aclaró que “en 2011 el Estado dio 87 millones de euros para estos servicios, en 2013 la cifra se ha reducido a 27 millones, lo que indica hacia donde se quiere ir”.

Por su parte, la secretaria general del Consejo General de Trabajo Social, Emiliana Vicenta González, ha defendido la proximidad y cercanía del ámbito municipal. En la actualidad los propios ayuntamientos están aportando recursos económicos para los servicios sociales y los técnicos municipales juegan un papel clave en el proceso de altas, bajas, control y seguimiento de los servicios y programas sociales. Por ello, ha concluido: “Ante más crisis, la política que hay que seguir es impulsar más servicios sociales de carácter municipal”.

De la misma opinión es Alfredo Bohórquez, que considera que, en estos momentos, invertir en servicios sociales puede ser una solución económica.


Miércoles, 24 de Abril 2013

Nota





1.Publicado por Angeles Fábrega Pérez-Hita el 29/04/2013 09:45
Los responsables de las distintas organizaciones han destacado que el sector de servicios sociales municipales es uno de los mayores generadores de empleo y supone un importante impulso económico

Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.