Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
LinkedIn




Emociones al descubierto


Están trabajando con tesón y compromiso. Saben realizar su labor sanitaria y social, y la están desarrollando de una manera ejemplar. Sin embargo, lejos de ser aplaudidos, los profesionales que trabajan en residencias cuidando de las personas mayores, en ocasiones, se están sintiendo señalados por una opinión pública que desconoce lo que hacen, sus funciones y sobre todo el coste físico, psicológico y emocional que esta situación les está suponiendo. Por eso, hemos querido dar visibilidad a los profesionales del sector sociosanitario para que compartan con nuestros lectores sus reflexiones y vivencias, así como todas aquellas emociones, positivas y negativas, que les está generado esta crisis causada por el COVID-19.




"Esto no es un simple trabajo, es un compromiso moral que va más allá de unos emolumentos”
 
Antonio Peñafiel. Jefe de Área Técnico Asistencial de la Residencia de Arganda del Rey de La Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS). Vocal de la Asociación Madrileña de Enfermería Gerontológica (AMEG).

La actual pandemia del COVID-19 está poniendo a prueba a las residencias como organizaciones que proporcionan cuidados de larga duración a personas mayores. En este sentido, el servicio proporcionado en la Comunidad de Madrid combina dos componentes estructurales para responder a las necesidades de nuestros usuarios: lo social y lo sanitario.
 
La súbita e intensa aparición de esta crisis infecciosa permite detectar la capacidad de respuesta de una sociedad, y muy especialmente de las organizaciones que atienden a los más vulnerables.
 
En el caso de las residencias de mayores, me parece que habría que centrarse en  tres grandes factores para analizar el servicio prestado: lo social, lo sanitario y lo humano. Leer más

El COVID-19 no es solo un virus, es un cambio
Olga Cures. Jefe del Área Técnico Asistencial de la residencia Nuestra Señora del Carmen de la Comunidad de Madrid y tesorera del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Madrid.

Trabajo en una residencia de mayores de la Comunidad de Madrid. Y todos sabemos lo que a día de hoy significa. Siento esa doble vara de medir que se nos aplica. La injusticia de sentir la desconfianza en el ojo ajeno que nos mira con suspicacia.

No, no los dejamos morir, porque en la televisión salgan féretros. O porque no se curan. Porque se curan. Si, aquí también se curan. Pero aquí no les hacemos el pasillo al salir, porque no salen. Al curarse, aquí se quedan con nosotros. Les acompañamos a su habitación con la felicidad de recuperar a “uno de los nuestros”.

Tampoco es que no sepamos gestionar, como instituciones, como mandos, desde el primer momento, trabajamos adoptando y adaptando continuamente las medidas y los protocolos que se nos indicaban. Según la evolución de la situación y de la realidad de nuestro país en cada momento. Leer más


Cómo gestionar las emociones en tiempos de crisis 
Luis López. Coordinador de Técnicos de Animación Sociocultural (TASOC) en las residencias Ballesol.

La vida nos está poniendo a prueba. Aunque lo haga todos los días, esta vez lo ha hecho sin avisar. En una prueba constante de resiliencia ante las adversidades. Y en la que mostrar, sin ambages, nuestra capacidad de empatía, de compromiso, de solidaridad. No recuerdo una situación así. He perdido esa memoria. Esa capacidad privilegiada que tanto admiro en ellos y que ejercitan con sabiduría para apoyarse en el presente, pero con optimismo. Hablo de los residentes de Ballesol.

A menudo, cada día, en cada instante que estoy con ellos, aprecio más su inteligencia colectiva en la manera que tienen de afrontar y comprender la realidad de esta pandemia. Ese talento de la senectud para aprovechar cada instante y las posibilidades de cada momento es tan envidiable como su optimismo, como su sonrisa natural, un imperdible sujeto a un carácter ejemplar lleno de emociones positivas. Participar de ellas ha dado un sentido más vocacional y enriquecedor si cabe a mi dedicación: soy el coordinador de los Técnicos de Animación Sociocultural (Tasoc) en Ballesol. Uno de mis propósitos con nuestros residentes es la búsqueda de la felicidad como proyecto común que identifica al hombre, pero que también le permita relacionarse, compartir, crecer, aprender. Leer más


Miércoles, 20 de Mayo 2020

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Jueves, 5 de Diciembre 2019 - 11:07 Cuidadores no profesionales preparados para cuidar