Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa
30% de descuento si te suscribes antes del 31 de enero - Código: N2020

Síguenos en:
Facebook
Twitter
LinkedIn




Empresas y sindicatos de la Generalitat Valenciana reclaman mecanismos para evitar los impagos al sector de la dependencia




El 30 de noviembre venció el plazo comprometido por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana para abonar gran parte de la deuda que mantiene con el sector de asistencia a las personas dependientes.
 
Hace un mes, los sindicatos UGT-PV y FSS CCOO-PV, junto con AERTE, LARES y otras entidades del sector solicitaron a la vicepresidenta y Consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas,  Mónica Oltra, una reunión para concretar las condiciones del compromiso asumido en aquel momento por la Conselleria, así como para abordar la necesidad de dar solución a esta cuestión que ponga fin a los retrasos continuos en los pagos. Esta reunión no se ha celebrado todavía.
 
Tal y como informa Aerte, “la deuda acumulada está alcanzado niveles muy preocupantes y se encuentra alrededor de los 80 millones de euros a todo el conjunto del sector. Las partidas que aglutinan gran parte de esta cifra son las referidas al Bono Residencia (en todo este año no se ha abonado cantidad alguna), los centros de gestiones integrales (no se han abonado desde el mes de mayo de este año), así como las Prestaciones Económicas Individualizadas (con la que se atiende a tutelados por la propia Conselleria) y las plazas concertadas”.
 
Por ello, en un comunicado oficial, sindicatos y empresas se muestran preocupados por el retraso de la llegada a la Comunidad Valenciana del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) que está aprobado, “y que el Consell insiste en la necesidad de que se abone de manera urgente, pero el dinero sigue sin llegar y, de nuevo, las facturas sin pagar. Este tema repercute directamente en las personas dependientes, en los centros de atención, en las empresas y los trabajadores del sector en su conjunto. Este retraso de, al menos, 15 días  más, va a provocar también problemas para atender nóminas y facturas de proveedores”.
 
Aerte subraya que los servicios sociales no pueden depender de recursos puntuales y extraordinarios como el FLA, “sino que deben estar dotados de recursos propios de la Generalitat para atender su pago. Las personas en situación de dependencia que son atendidas en algunos de estos centros y los trabajadores que se ocupan de ellos no deben estar pendientes de las diferencias entre las administraciones y tienen derecho a tener garantizados sus cuidados y sus nóminas, respectivamente. Por lo tanto, se hace absolutamente necesario la elaboración de un calendario de pagos periódicos para el ejercicio 2016 que permita al sector poner fin a la incertidumbre que supone el retraso en los pagos”.


Jueves, 3 de Diciembre 2015

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.