Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




"En cinco años veremos tratamientos efectivos de la enfermedad de Alzheimer"


ALBERTO LLEÓ. Director de la Unidad de Memoria del Servicio del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, vocal del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas (CIBERNED) y miembro del Comité Científico Asesor de la Fundación Centro de Investigación de Enfermedades Neurológicas (Fundación CIEN).



Con motivo de las IV Jornadas en Neurociencias de la Universidad Europea, que tuvieron lugar en el campus de Villaviciosa de Odón, el doctor Alberto Lleó, investigador y experto en alzhéimer y otras enfermedades neurodegenerativas, se encargó de la ponencia inaugural centrada en La importancia de la investigación en la práctica clínica. Durante su intervención, Lleó analizó la trascendencia de la investigación traslacional en relación a enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer, el párkinson o la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), así como la necesidad, en un contexto en el que la demencia se ha convertido en uno de los problemas de salud más importantes del siglo XXI, de llevar a cabo una investigación que esté alineada con los intereses del paciente y en la que intervengan profesionales de distintas disciplinas. Este profesional reconoce que estamos muy cerca de tener un tratamiento efectivo para la enfermedad de Alzheimer, pero que es necesario organizar una estrategia de actuación a corto  plazo. En este sentido, reclama el desarrollo de un Plan Nacional de Alzheimer que permita a España estar a la altura del resto de países europeos y tener un representante en Europa.
 

¿Cuál es el panorama de las enfermedades neurodegenerativas en los próximos años?

Las mejoras de salud se han traducido en un incremento de la esperanza de vida, pero el precio que hemos tenido que pagar por este aumento de la longevidad es la gran cantidad de patologías asociadas a la edad. 

En cuanto a las enfermedades neurodegenerativas, se prevé que aumente el número de casos por el envejecimiento de la población. Por ejemplo, se estima que la cifra de pacientes con alzhéimer se triplique para el año 2050. De hecho, la enfermedad de Alzheimer se considera el problema médico más importante del siglo XXI. Y es que estas enfermedades (alzhéimer, párkinson, demencia…) conllevan importantes costes personales, familiares y económicos. Por lo tanto, el gran reto es cómo tratar la progresión de estas enfermedades degenerativas.

Y ahí entra en juego la investigación.

Exacto. En los últimos diez años se ha avanzado mucho en las enfermedades neurodegenerativas, pero comparado con otras patologías como el cáncer o las enfermedades cardiovasculares, queda mucho trabajo por hacer. 

 

¿Queda mucho trabajo por hacer porque aún no se investiga los suficiente o porque se desconocen estas enfermedades?

Son factores que están muy relacionados entre sí. Primero, ha habido un tema de desconocimiento de estas enfermedades y también un cierto nihilismo a todos los niveles: social, médico, político… Hasta cierto punto, se han considerado enfermedades normales de la edad, y esto ha hecho mucho daño porque si se ve como un tema normal e inevitable, no se ponen los medios para solucionarlo. El nihilismo se ha ido venciendo, pero todavía hay parte importante de la población que considera que la demencia senil es algo normal asociado al envejecimiento. Por tanto, hay que seguir luchando y transmitir la idea de que hay que tratar estas enfermedades igual de agresivamente que se trataría un cáncer. No debemos permitir que el diagnóstico se retrase. 

Por otra parte, los recursos económicos dedicados a investigación todavía siguen siendo menores en las enfermedades neurodegenerativas que en otras con menor impacto, lo que explica dónde estamos: no tenemos un tratamiento efectivo para retrasar estas enfermedades. Tanto para el párkinson como para el alzhéimer existen tratamiento sintomáticos, que modifican los síntomas, pero no paran el curso de la enfermedad. 

 

¿En qué punto se encuentra la investigación en el campo de alzhéimer en nuestro país?

Nuestro país tiene una gran tradición en investigación en neurociencias. Hay que recordar que somos discípulos de Ramón y Cajal, y la neurociencia española sigue manteniendo un peso importante y está bien situada en la escena internacional. Actualmente, hay gran número de grupos trabajando de forma colaborativa en neurociencias, de la que Ciberned es un excelente ejemplo de investigación colaborativa. Pero todavía faltan recursos. En Estados Unidos este año y 2016 dobló su presupuesto dedicado a alzhéimer para acercarse a las necesidades reales y la investigación que requieren estas enfermedades...




Por Carmen Moreno


http://www.balancesociosanitario.com/Publicacion-digital-interactiva_a81.html
http://www.balancesociosanitario.com/Publicacion-digital-interactiva_a81.html


Jueves, 27 de Abril 2017

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.