Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
LinkedIn




"Estamos ofreciendo un nivel de prestaciones muy por encima de lo que marca la Ley"


- Consejera de Política Social, Igualdad, Deporte y Juventud de Navarra -



El reto más inmediato para el Gobierno de Navarra es que las personas más vulnerables estén atendidas. “Para ello, lo primero es garantizar los derechos sociales, como la dependencia o la renta básica”, afirma la consejera de Política Social, Igualdad, Deporte y Juventud, Elena Torres. Consciente de la grave situación económica que atraviesa el país, Torres declara que esta crisis “nos obliga a replantear y repensar muchas cosas para ser más eficaces y eficientes en los recursos”. No obstante, manifiesta que, a pesar de las dificultades, “estamos ofreciendo un nivel de prestaciones muy por encima de lo que marca la Ley”.


"Estamos ofreciendo un nivel de prestaciones muy por encima de lo que marca la Ley"
Apenas lleva cinco meses al frente de la Consejería. ¿Qué balance hace de este tiempo?
Muy positivo, porque a pesar de que los tiempos son difíciles en lo económico, es algo que he afrontado con energía, con más ganas sin cabe de trabajar y, desde luego, que nos obliga a replantear y repensar muchas cosas para ser más eficaces y eficientes en los recursos y que estos cumplan con los objetivos para los que van destinados. Además, este es el departamento de las personas y es muy gratificante y estimulante saber que tu trabajo tiene relación directa con las personas mayores, con las personas con discapacidad, con dependencia, con la juventud, con las familias o con el deporte.

En tiempos de crisis, ¿qué retos se plantea a corto y medio plazo?
El reto es que las personas estén atendidas. Tenemos unos derechos sociales que se materializan en prestaciones garantizadas que tenemos que cumplir. Pero no lo hacemos porque nos lo mande la ley, sino por verdadera convicción. Aplicar la Ley de Dependencia, trabajar en la prevención y en la promoción de la autonomía personal, atender el programa de renta básica y dar cobertura, en definitiva, a las necesidades sociales, son las prioridades de nuestro departamento y, a ello, hemos enfocado nuestro trabajo.

Si los recursos económicos son limitados y defiende que no debe haber recortes sociales, ¿cómo va a lograr equilibrar la balanza?
Estoy convencida de que saldremos de esta crisis sin afectar a las políticas sociales y eso requiere de compromiso y priorizar a las personas con dificultades antes que las obras. Es necesario trabajo, esfuerzo y la comprensión y colaboración de la sociedad. Porque todos tenemos que entender que la situación es difícil, que tenemos menos dinero y que, por tanto, tocará a menos; y habrá actuaciones, sobre todo en materia de infraestructuras, que queden aplazadas, porque ahora lo primero es atender­ las necesidades directas de las personas. Otras acciones y proyectos tendrán que esperar a que la situación mejore y cuando se hagan, siempre emplearemos criterios de viabilidad y demanda objetiva.

¿Cuál es su prioridad en política social?
Mi prioridad son las personas más vulnerables, con dificultades, con necesidades, a las que sólo les queda la protección social; personas que se encuentran en exclusión, en riesgo de pobreza, familias sin recursos... Para ello, lo primero es garantizar los derechos sociales, como la dependencia o la renta básica.

¿En qué situación se encuentra el desarrollo y aplicación de la Ley de Dependencia en Navarra?
Estamos desarrollando la Ley conforme a lo previsto. A fecha 31 de julio, teníamos 10.495 personas beneficiarias con derecho a prestación, y otras 6.940 recibían prestación no garantizada. En relación con la ayuda económica que otorgamos para la permanencia en el domicilio de las personas con dependencia y de apoyo a los cuidadores, a 31 de agosto contábamos con 4.488 beneficiarios de ayudas para cuidados en el entorno familiar, que cobran una media de 422 euros al mes, y 909 perceptores de ayudas en la modalidad de contrato, que cobran una media de 511 euros al mes. En cuanto a la ayuda económica para asistente personal de personas con dependencia, había una persona beneficiaria, que cobraba más de 728 euros.

En la mayoría de comunidades autónomas prevalece la concesión de ayudas económicas al cuidador informal frente a la prestación de servicios. ¿Cuál es la política que sigue su departamento a la hora de conceder el PIA?
Existe un catálogo de prestaciones y, una vez hecha la valoración, se da al ciudadano la opción de decidir. El plan es individualizado y, de hecho, casi podríamos decir que no hay dos casos iguales.

¿Cree que está en riesgo la sostenibilidad del sistema de dependencia?
Creo en el sistema y tenemos la obligación de hacerlo viable, para ello es necesario compromiso y voluntad política. Está claro que las Administraciones tenemos que trabajar porque el sistema sea sostenible y más en tiempos en los que hay que ser especialmente rigurosos con el dinero público. Ahora bien, las personas con dependencia tienen que estar atendidas y la Ley de Dependencia es un avance social, un derecho subjetivo y de progreso importantísimo en este país que no puede tener marcha atrás. Todo lo que suponga mejorar la calidad de vida de las personas no hay que considerarlo como un gasto, sino como una inversión.

¿Qué propondría para mejorar y agilizar su aplicación?
En Navarra, las valoraciones se están haciendo en plazo, también los PIA, por tanto, estamos cumpliendo.

Numerosos empresarios aseguran encontrarse al límite de su capacidad financiera a causa del retraso en los pagos de los servicios concertados por parte de la Administración. ¿En qué situación se encuentra su región?
Aquí se paga conforme a lo establecido y no tenemos problemas en ese sentido. Estamos satisfechos.

¿Qué presupuesto tiene asignado su Consejería para el desarrollo del Sistema de Dependencia?
Este año la Agencia Navarra para la Dependencia tenía asignado un presupuesto global de más de 137 millones de euros, con los que atendemos a más de 10.000 personas dependientes. Estamos ofreciendo un nivel de prestaciones muy por encima de lo que marca la Ley.

¿Cuánto empleo ha creado la Ley en Navarra?
Es difícil calcular cuánto empleo se ha creado como consecuencia de la Ley, porque anteriormente ya veníamos ofreciendo un sistema de atención a la dependencia.

¿En qué línea están trabajando para mejorar la calidad asistencial de los servicios prestados? ¿Dispone su departamento de un sistema de acreditación de la calidad?
Hace tiempo que estamos trabajando por tener unos criterios exigentes en cuanto a calidad asistencial se refiere. Por las inspecciones que realizamos y los seguimientos que hacemos, podemos decir que en general se trabaja con un alto grado de calidad, tanto en los centros propios del Gobierno de Navarra como en los concertados. Además, recientemente hemos aprobado el Decreto Foral que regula el uso de sujeciones físicas y farmacológicas, novedoso y que demuestra que somos exigentes y que queremos trabajar con la máxima profesionalidad y el mayor rigor posible, pensando siempre en que trabajamos con las personas y para ellas.

La obtención de los certificados de profesionalidad por parte de gerocultores y auxiliares de ayuda a domicilio es una de las principales preocupaciones de los trabajadores y empresarios de atención a la dependencia. ¿Cree que las empresas del sector podrán cumplir con la exigencia de la Ley que dice que el 35% de los trabajadores deben estar acreditados este año?
Estamos trabajando para cumplir con la Ley y nuestros esfuerzos serán seguir haciéndolo.

¿Ha publicado Navarra la convocatoria para la certificación de la experiencia?
Ya hemos hecho una primera convocatoria y nuestra intención es seguir por este camino.

¿Cómo es el modelo de colaboración con el sector privado?
Tenemos una relación de buena colaboración y mi voluntad es que así siga siendo, y que mejore si es posible. En el caso de la dependencia, además de los centros propios, tenemos conciertos para atender a todas las personas. Y en el caso de las personas mayores, defendemos contar con el mayor número de plazas públicas posibles, tanto en nuestros centros como en los concertados.

Por otra parte, apuesto por un nuevo modelo residencial de concertación para aspirar a un sistema de la máxima calidad y de costes homogéneos. Y quiero insistir también en que estamos haciendo un trabajo importante en materia de prevención y promoción de la autonomía personal. En estos momentos, estamos definiendo junto al Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, un proyecto piloto en ese sentido, vinculado a los cuidados de la salud a través del ejercicio físico.


Martes, 8 de Noviembre 2011

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.