Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Evitar salir de casa y abrigarse y alimentarse bien, algunas recomendaciones para los mayores ante la actual ola de frío




Las personas mayores son más vulnerables al frío y al calor y se ven más afectadas por los cambios bruscos de temperatura. Por eso, ante las bajas temperaturas previstas para esta semana en todo el país, Atenzia ha activado un protocolo de actuación por la llegada del temporal de frío y nieve y tiene previsto realizar 50.000 llamadas de seguimiento y prevención a sus usuarios del servicio de teleasistencia, fundamentalmente personas mayores. “De este modo contribuimos de manera preventiva y proactiva a evitar situaciones de riesgo entre los mayores”, apunta el director general de Atenzia, Florencio Martín.
 
Algunas de las recomendaciones que los trabajadores de Atenzia indican a los mayores son:
 
•          No salir de casa si no es imprescindible: para evitar sufrir caídas o resbalones por causa del hielo, la lluvia o la nieve, se aconseja evitar en lo posible salir de casa y, en caso de resultar imprescindible, hacerlo de día, para tener mayor visibilidad.
 
•          Mantener la despensa llena: hacer acopio de alimentos y bebidas ayuda a evitar salir de casa de manera innecesaria en los días de intenso frío. Si aun así se acaban las provisiones o hace falta algún alimento indispensable, es recomendable solicitar ayuda a vecinos o al entrono cercano, para no tener que desplazarse.
 
•          Mantener cierta actividad en casa. En casa se recomienda no estar sentado mucho tiempo y hacer algo de actividad física, ya que ayuda a combatir el frío. Para mantener el calor, además, hay que evitar las corrientes de aire y pérdidas de calor por puertas y ventanas y cerrar las habitaciones que no se utilicen.
 
•          Evitar los cambios bruscos de temperatura y abrigarse bien, tanto dentro como fuera del hogar: si es imprescindible salir, al pasar del frio de la calle a un lugar cálido, con una temperatura alta, es necesario que las personas mayores adecúen su indumentaria al lugar donde se encuentren, llevando varias prendas que se puedan quitar y poner fácilmente. Fuera de casa, es recomendable cubrir especialmente zonas como los pies, la garganta y la cabeza. En el hogar es mejor ir convenientemente abrigado y tener la calefacción a temperaturas cercanas a los 18º o 20º C.
 
•          Precaución con los aparatos de calefacción: calderas y otros aparatos de combustión que se utilizan para la calefacción pueden convertirse en un elemento de riesgo si no están en buen estado o no se hace un buen uso de ellos. Por esta razón, se recomienda ventilar la casa para evitar la mala combustión así como el uso de calefactores que estén homologados y hacer una revisión antes de su uso para evitar accidentes como intoxicaciones por monóxido de carbono o incendios en el domicilio.
 
•          Aumentar la ingesta de alimentos proteicos: los alimentos pueden ser una fuente de calor para nuestro organismo. Alimentos como sopas, legumbres y las bebidas calientes (caldos, infusiones, leche…) pueden ayudar a soportar el frío invierno. Éste es también buen momento para aumentar la ingesta de cítricos ricos en vitamina C, que ayudarán a reforzar las defensas.
 
•          Permanecer conectados en todo momento: comprobar que los aparatos de conexión con el exterior, como el teléfono fijo, el móvil o el aparato del servicio de teleasistencia están siempre conectados y con suficiente batería; nos dará seguridad ante cualquier necesidad o emergencia que pueda surgir.
 
Si estás interesado en conocer más detalles del protocolo de llamadas por bajas temperaturas, podemos ponerte en contacto con un portavoz de Atenzia que te ampliará la información.


Martes, 6 de Febrero 2018

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.