Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Fundación Maria Wolff y CEAFA acreditan la primera residencia libre de sujeciones farmacológicas




La Confederación Española de Alzheimer (CEAFA) y Fundación Maria Wolff explicaron ayer en la sede del IMSERSO de Madrid cómo se ha logrado acreditar la primera residencia sin sujeciones farmacológicas. Maria Wolff, entidad que lleva 24 años investigando la aplicación de Terapias No Farmacológicas, ha conseguido un hito de tales características que, sin duda, liberarán de este tipo de ataduras a muchos residentes en el futuro mejorando el bienestar físico y mental a personas que sufren demencias.
 
Más del 80 % de los ancianos que ingresan en residencias tienen, al menos, un fármaco mal prescrito, dándose el caso de que en la mayoría de las veces se trata de psicofármacos. Una parte de estos psicofármacos pueden, además, estar pautados para manipular o limitar el comportamiento de los mayores.
 
La Fundación ha presentado la primera validación de los Criterios CHROME que permiten la acreditación de centros que hayan eliminado las sujeciones químicas. La empresa ICOT, que gestiona la residencia El Pino de Las Palmas de Gran Canaria, ha sido el primer centro de este tipo en demostrar de manera fehaciente que las 190 personas mayores de esta residencia propiedad del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria del Cabildo de Gran Canaria, están gozando ya de la seguridad de ser atendidos con la calidad asistencial que se merecen evitando riesgos de psicofármacos pautados erróneamente o en demasía.
 
Reducción o eliminación de fármacos peligrosos para las personas mayores
Este trabajo de desatar químicamente a los residentes, realizado entre diciembre de 2015 y diciembre de 2017, ha arrojado unos resultados sorprendentes. Se ha conseguido reducir drásticamente la prescripción de fármacos muy peligrosos para muchos residentes con demencias, llegando en algunos casos a eliminarlos totalmente.
 
Según los resultados obtenidos en la residencia durante estos dos años se ha reducido la administración de benzodiacepinas de un 65 % a un 20 % y en el caso de los neurolépticos del 50 % inicial a un 20 %.
 
Todo el proceso de optimizar el uso de psicofármacos fue acompañado también de una eliminación total de ataduras físicas. Para conseguirlo, ICOT tuvo que reorganizar una parte significativa de los procesos de la residencia como, por ejemplo, ajustar los horarios de acostado y levantado de los residentes a las necesidades reales de éstos o aplicar terapias no farmacológicas en lugar de fármacos. Fundación Maria Wolff ha acompañado a ICOT en todo este proceso y CEAFA, como entidad externa ha podido auditar y acreditar los resultados.
 
Como ponentes en la jornada de presentación han intervenido Rosa Mª Cantabrana Alutiz, presidenta de CEAFA, Ruben Muñiz y el Dr. Javier Olazarán, director de investigación y director científico de la Fundación Maria Wolff respectivamente, Alejandro López, director de ICOT-CSS El Pino del IASS del cabildo de Gran Canaria y el Dr. Manuel Martín Carrasco, director médico de la Clínica Menni.
 
 
 
 
 


Viernes, 9 de Febrero 2018

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.