Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Grupos residenciales: tendencias y retos de futuro




Amavir

“En estos últimos cinco años hemos vivido muchos cambios. Partíamos como dos empresas diferenciadas, Amma y Adavir, con más de 20 años de experiencia en el sector, y el año pasado se produjo la fusión entre ambas y el nacimiento de un nuevo grupo: Amavir. Además, contamos con el respaldo de un accionista, Maisons de Famille, que es uno de los operadores líderes en Europa, que nos da estabilidad y proyección a largo plazo”, señala la directora general adjunta de Amavir, Lourdes Rivera. 

Amavir apuesta por un modelo basado en la atención centrada en la persona, con tres valores fundamentales: búsqueda de la excelencia, transparencia y confianza, y cercanía e inmediatez. “Ofrecemos a nuestros usuarios y familiares unos cuidados de la máxima calidad, mediante una atención integral y personalizada que cubra todas sus necesidades, y con unos equipos comprometidos con el bienestar de las personas mayores y unas instalaciones cálidas y acogedoras, basadas en el modelo de unidades de convivencia, en las que pueden sentirse como en su propio hogar”, subraya Rivera. 

La innovación, entendida como la búsqueda permanente de aquellos avances que puedan beneficiar la calidad de vida de los usuarios, es una de las señas de identidad de Amavir. En este sentido, desarrollan experiencias intergeneracionales, terapias con animales, terapias alternativas, proyectos de estimulación cognitiva, talleres de estimulación de la memoria, programas innovadores de rehabilitación, etc.

Para los próximos dos años, Amavir se plantea asentar la integración entre ambas compañías y culminar la elaboración de los nuevos protocolos de trabajo conjuntos. A medio y largo plazo, Rivera destaca dos retos fundamentales: “Seguir consolidando y reforzando nuestras políticas de calidad y desarrollar nuevos proyectos, implementando nuestra presencia con nuevos centros para satisfacer la demanda social que sigue existiendo”. De hecho, continúa la directora general adjunta de Amavir, “tenemos varios proyectos sobre los que estamos trabajando en distintas comunidades autónomas”. 

Proyectos que van en sintonía con la evolución del sector residencial, “que se ha ido profesionalizando”. Después de años de crisis, “el sector se está revitalizando, lo que es una buena noticia, porque siguen haciendo falta muchas plazas residenciales para satisfacer la demanda social. Tendremos que seguir apostando por la colaboración público-privada y, al mismo tiempo, tendremos que ir adecuando nuestros servicios a un perfil de usuario cada vez más dependiente y, por tanto, con mayor demanda de servicios especializados”, concluye Rivera. 


 


Jueves, 24 de Mayo 2018

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.