Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




IMQ Igurco implanta en sus centros el servicio de videoconferencia entre residentes y familiares




IMQ Igurco ha anunciado la inmediata puesta en servicio en sus centros de Euskadi de un nuevo servicio de videoconferencia para sus residentes y usuarios con sus familiares. Esta iniciativa se implantará en primer lugar en la residencia sociosanitaria IMQ Igurco Orue, de Amorebieta-Etxano, para extenderse posteriormente al resto de residencias y centros de día de la entidad.
 
El nuevo servicio, que será totalmente gratuito para los residentes y usuarios de IMQ Igurco, comprende un sistema móvil que es capaz de adaptarse tanto a residentes autónomos, como con movilidad reducida e, incluso, pacientes encamados. El sistema incluye dispositivos como pantallas gigantes de televisión, con imagen y sonido en alta calidad, altavoces y micrófonos. Todo ello, con el fin de compensar los posibles déficits visuales y auditivos que puedan presentar los residentes.
 
Tal y como señala Borja López, responsable de Procesos y Sistemas de Información de IMQ Igurco, “con esta iniciativa hemos tratado de facilitar al máximo la relación de los familiares con nuestros residentes, ofreciéndoles una herramienta que les permite ver y conversar en tiempo real con su ser querido, desde cualquier lugar en el que se encuentren. Cada vez atendemos a más pacientes con enfermedades avanzadas o al final de la vida y este sistema permite a los distintos familiares, especialmente los que vivan a más distancia, estar en contacto con la persona mayor siempre que quieran. Incluso, si se vive en el extranjero es una opción muy fácil y accesible”.
 
Uno de los aspectos diferenciales del servicio de videoconferencia de IMQ Igurco es el software que emplea, “que proporciona diversas ventajas a los usuarios”. Así, el experto destaca que las videoconferencias se pueden realizar, por parte de los familiares, “desde cualquier dispositivo informático con conexión a Internet, como teléfonos inteligentes, tabletas y ordenadores portátiles o de sobremesa”.
 
Cuando un familiar desea darse de alta en el servicio de videoconferencia, “es atendido por una trabajadora social, que verifica todos los aspectos necesarios, tanto para la correcta prestación del servicio como para la salvaguarda de los datos de carácter personal. A partir de ahí, el familiar solicita a la residencia, presencialmente o través del teléfono, el día y hora que desea hacer la videoconferencia, sea ésta puntual, diaria, semanal, etcétera”.
 
Otra de las ventajas del software “consiste en que desde IMQ Igurco enviamos por correo electrónico la confirmación de la solicitud de videoconferencia; y haciendo clic en esa misma confirmación, se puede activar, directamente, la videoconferencia, sin necesidad de descargarse ninguna aplicación. Además, la confirmación de la cita enviada por correo electrónico puede añadirse automáticamente al calendario electrónico del familiar, con lo que dicha cita quedaría reflejada en su agenda. De este modo, puede programar un aviso para recordarle la cita de la próxima videoconferencia”.
 
Además, para garantizar al máximo la confidencialidad de las comunicaciones, éstas “se realizan con un sistema encriptado de transmisión de datos”, concluye el responsable de Procesos y Sistemas de Información de IMQ Igurco.


Miércoles, 20 de Febrero 2019

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.