Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




IV Foro Sociosanitario Grupo SENDA


Jesús Fermosel: “El marco de actuación en la Comunidad de Madrid pone al residente en el epicentro de la acción”



Grupo SENDA, en colaboración con la Comunidad de Madrid y el Imserso, ha organizado el IV Foro Sociosanitario SENDA, bajo el título Comunidad de Madrid: un modelo consolidado de atención a los mayores, patrocinado por Grupo NEAT. En el acto, en el que han colaborado El Corte Inglés División Empresas, Geriatros, Grupo Amma, Ilunion Sociosanitario y Sanitas, se han analizado las cuestiones principales sobre el avance de la coordinación sociosanitaria y el papel de la tecnología en este aspecto. El consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Jesús Fermosel, ha destacado que “el marco de actuación en la Comunidad de Madrid pone al residente en el epicentro de la acción”, lo cual ha sido posible gracias a la implicación de los profesionales, tanto del sector sanitario como de servicios sociales. Por su parte, el director general del Imserso, César Antón, ha apuntado que Sanidad y Servicios Sociales “debemos trabajar conjuntamente para crear un marco común en el que quepamos y nos sintamos cómodos todos”.

Durante la inauguración del IV Foro Sociosanitario SENDA, el director general del Mayor de la Comunidad de Madrid, José Ramón Menéndez Aquino, ha afirmado que en la región “contamos con un modelo potente y flexible para evolucionar en base a la colaboración con el sector y las empresas privadas”.

Según ha explicado, el modelo de atención a los mayores de la Comunidad de Madrid se caracteriza por tres ejes: la apuesta por los servicios en detrimento de la prestación económica, los servicios gratuitos para las personas con discapacidad y el impulso de la prestación vinculada al servicio. “Hemos implantado una estructura que nos va a permitir crecer de manera razonable, gracias a algunos elementos como el Plan de Velocidad, el Acuerdo Marco y la colaboración con otras Administraciones”, ha subrayado.

Por su parte, el secretario general del Imserso, Francisco Ferrándiz, ha asegurado que el Imserso está muy interesado en las diferentes iniciativas que realizan las distintas comunidades autónomas en referencia al cuidado de los mayores y las personas en situación de dependencia. Y que tanto el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad como el Imserso están trabajando para concretar los contenidos y las directrices de la estrategia sociosanitaria.

El objetivo del encuentro, según ha apuntado la presidenta de Grupo SENDA, Matilde Pelegrí, es “reunir y escuchar al sector sociosanitario y dar a conocer a los profesionales y empresas cómo está avanzando la coordinación sociosanitaria y las medidas que se están tomando para una mejor atención a las personas mayores y personas en situación de dependencia”. Para ello, el Foro se ha estructurado en tres mesas que identifican los ámbitos principales de actuación en la atención: coordinación sociosanitaria, tecnología en la convergencia sociosanitaria y Acuerdo Marco.

Coordinación sociosanitaria
En la primera mesa, centrada en la coordinación sociosanitaria, el director general de Atención al Paciente de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Julio Zarco; la directora general de Sistemas de Información Sanitaria del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), Zaida Sampedro, y el director general de Coordinación de la Dependencia de la Comunidad de Madrid, Luis Martínez Hervás, han dibujado un panorama donde la coordinación sociosanitaria se convierte en agente fundamental para conseguir la sostenibilidad del sistema sanitario y social y para dar un servicio integral y de calidad al ciudadano, y han mostrado las alternativas tecnológicas que la Comunidad de Madrid ha desarrollado para posibilitar esta coordinación profesional y poner en valor la asistencia de las personas mayores y su seguridad. 

Durante su intervención, Julio Zarco ha reivindicado el papel protagonista de la Atención Primaria y de la medicina de familia para llevar a cabo la combinación sociosanitaria “por la inmediatez de los recursos, por la posibilidad de la coordinación con otros artistas y actores del escenario sociosanitario y, sin lugar a dudas, por la capacidad de la multidisciplinariedad que puede tener”. 

No obstante, ha señalado de que esta opción cuenta con ciertos obstáculos: “Después de 30 años estamos viendo que la atención primaria sigue sin dar ese paso al frente para coordinarse con todos los elementos de la asistencia sociosanitaria. Además, seguimos teniendo una escasa preparación de los profesionales en lo sociosanitario”. 

El doctor Zarco confía en las posibilidades de Atención Primaria porque su ámbito de trabajo goza de una situación estratégica, pero considera que para ello tendría que tener capacidad de liderazgo y realizar una cierta orquestación de las acciones.

Otros de los inconvenientes que ha apuntado el director general de Atención al Paciente de la Comunidad de Madrid para lograr la coordinación sociosanitaria son la falta de coordinación entre el los ámbitos asistenciales y sociales, el déficit estructural y de recursos sociosanitarios, la poca participación de los profesionales de atención primaria en la elaboración del grado de dependencia, la inequidad entre comunidades autónomas en las prestaciones sociosanitarias y una cartera de servicios con excesiva burocracia y no homogéneas.

Por tanto, ha lanzado varias propuestas para mejorar esta situación: 

• La AP debe dar un paso al frente desde lo sociosanitario. Se deben desarrollar los servicios sociosanitarios pactando la coordinación sociosanitaria a nivel de atención primaria, mediante equipos multidisciplinares, contemplando el domicilio como el principal ámbito de cuidados. 
• Mejorar los sistemas y estructuras de coordinación. Los sistemas de información son el pegamento aglutinador que lo puede hacer todo.
• Concretar el catálogo de prestaciones sociales y sanitarias homogéneas en todo el territorio nacional. 
• Elaborar un nuevo modelo de convenio/concierto para la financiación de servicios sociosanitarios. “Estamos ante un nuevo paradigma, hay que ser imaginativos y creativos ya no vale lo antiguo, tenemos que crear otro marco normativo, legislativo y de financiación totalmente distinto”.
• Implementar un sistema de información compartido.
• Establecer un registro sociosanitario único y universal. 
• Mejorar la sensibilización y formación de todos los implicados en la coordinación sociosantaria.
• Crear una red sociosanitaria que permita que una persona mayor y enferma o en situación de dependencia acceda a los servicios sanitarios junto a los sociales.
• Formación mixta entre los servicios sanitarios y sociales. “Actualmente, no hay programas de información/formación comunes al ámbito sanitario y social. Y deben existir programas de formación conjuntos”.
En algunos de estos propósitos, como en la elaboración de un modelo de concierto para la financiación de los servicios sociosanitarios, ya se está trabajando. De hecho, “Servicios Sociales y Sanidad estamos con el Ministerio en un intento de llevar a cabo este registro, que para nosotros es muy importante porque nos ayudará a planificar”, ha asegurado el doctor Julio Zarco. 

Entre las acciones emprendidas en pos de la coordinación sociosanitaria, Zarco ha destacado la Estrategia de Atención a Pacientes con Enfermedades Crónicas de la Comunidad de Madrid. Según ha explicado este profesional, el primer reto, tanto en Servicios Sociales como en Sanidad, está enfocado a los pacientes de alta complejidad, como pueden ser las personas dependientes, enfermos crónicos, crónicos domiciliarios, ya que suponen el 5% y consumen del 70 al 80% del coste sociosanitario. Por tanto, esta estrategia, que se puso en marcha en 2014, “nos da una oportunidad de reorientar todo el sistema sanitario junto con el sistema social para poder generar, de manera integrada e integral, circuitos donde estemos ambas partes”, ha explicado.

Asimismo, ha referido la importancia de la Comisión de Coordinación Sociosanitaria del Servicio Madrileño de Salud, que se creó en julio de 2014. En su funcionamiento, esta Comisión Técnica puede constituir grupos de trabajo integrados para la realización de análisis, estudios y elaboración de propuestas concretas en relación con las estrategias de atención a pacientes con enfermedades crónicas. Son muchos los fines y planes de trabajo que alberga, pero Zarco ha subrayado la de establecer medidas que garanticen la actuación de los trabajadores sociales en el ámbito sanitario: “Trabajo Social tiene que definir sus terrenos con credenciales y hay que utilizarles más. Hay que reconocer la vertiente sanitaria del Trabajo Social y no verlos como  una amenaza ni para los médicos ni para las enfermeras. Tenemos la obligación de que el Trabajo Social se vertebre se estructure y consolide. Tenemos que crear esos servicios integrados entre Servicios Sociales y sanidad, que no puede ser de otra manera”. 

Julio Zarco ha concluido su ponencia avanzando que deberíamos tener un nuevo marco donde hubiera una mayor autonomía y un presupuesto propio y, para conseguirlo,  “necesitamos un cambio de normativa, de marco legislativo y de marco de financiación”.

En referencia también a la coordinación sociosanitaria, Luis Martínez Hervás ha apostillado que lo realmente importante son los cimientoS que vamos a poner para el futuro. “Sanidad y Servicios Sociales somos dos unidades básicas para mantener el Estado de bienestar, hemos ido durante mucho tiempo por caminos paralelos y ha llegado el momento de plantearnos cómo converger en situaciones y actitudes. Y la convergencia está en la persona”. En su opinión, la persona es el eje conductor de sus objetivos. 

Teniendo esto en cuenta, ha sostenido que la manera de conseguir esta coordinación está en dar respuesta a las necesidades que los profesionales tienen, observando cómo atención primaria y servicios sociales se coordinan para resolver los problemas que se plantean a los pacientes en el día a día: “Los gestores en esa coordinación tenemos que ver qué están haciendo, observar las buenas prácticas, promocionar esas buenas prácticas y cimentar toda la coordinación sociosanitaria sobre eso”.

También ha demandado a las Administraciones que se pongan de acuerdo para que la persona sea atendida en lo que necesite sin trabas administrativas. “La personas quieren mantenerse en su entorno y nosotros debemos ayudar a que permanezcan en su hogar en la medida de sus posibilidades con el servicio más adecuado. Además, hay que facilitar el desplazamiento entre las distintas Administraciones, buscando su bienestar”, ha insistido. 

TIC en la Comunidad de Madrid
La directora general de Sistemas de Información Sanitaria del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), Zaida Sampedro, ha mostrado cómo el desarrollo de las tecnologías en la Comunidad de Madrid está apoyando al cuidado de los enfermos crónicos y personas mayores, así como a sus familias, desde una perspectiva social y sanitaria. Según esta experta, la coordinación entre estos dos ámbitos es fundamental para la seguridad de los cuidados y la continuidad asistencial.

Los profesionales están cada vez más interesados en cómo sacarle partido a las tecnologías para mejorar su labor y poderse coordinar para dar una mejor asistencia sanitaria. Pero, en opinión de Sampedro, “las TIC no pueden utilizarse a cualquier precio y de cualquier manera, sino cuando se demuestre que hay un beneficio para el paciente y que es un elemento de ayuda profesional”. 

Las TIC se han convertido en un elemento de transformación y optimización. Por ello, el Sermas ha desarrollado algunos planes estratégicos con el fin de organizar y aprovechar mejor los recursos. Estrategia de atención a pacientes con enfermedades crónicas, planes estratégicos por especialidad, observatorio de resultados, plan estratégico de cuidados paliativos, plan de atención sociosanitaria, plan estratégico de telemedicina y planes TIC son los más representativos.

Entre las ventajas de las TIC, está su papel como herramientas para acceder a información útil para el paciente, Sanidad y Servicios Sociales. “Compartir información clínica y social favorece la asistencia sanitaria y es clave para la continuidad de los cuidados”, ha sostenido la directora general de Sistemas de Información Sanitaria del Sermas. En este sentido, ha anunciado que en unas semanas se pondrá a disposición de los ciudadanos la carpeta virtual de salud, que va a permitir que todos los centros que manejan la información clínica de un paciente puedan acceder a esta información.

La integración de la información también está siendo posible gracias a la Historia Clínica Electrónica Única Centralizada de Atención Primaria (AP-Madrid), un sistema de información que nace originalmente para los más de 400 centros de salud y consultores de atención primaria, pero que hoy también tiene como usuarios a las residencias de mayores, que pueden consultar la información clínica de los pacientes y realizar otras gestiones, como pedir informes o solicitar pruebas radiológicas, analíticas, etc. “A través de esta herramienta, que tiene funcionalidades para los médicos, personal de enfermería y personal administrativo, se ha ganado en inmediatez”, ha apuntado Zaida Sampedro. Pero también ha tenido otros beneficios. Entre 2012 y 2013 se llevó a cabo la implantación de AP-Madrid en 35 centros del Servicio Regional de Bienestar Social (SRBS), mejorando con ello la asistencia de los 8.424 pacientes institucionalizados, que son atendidos actualmente por 466 profesionales sanitarios. Asimismo, durante 2014 esta integración ha permitido el envío de 13.210 solicitudes analíticas de laboratorio y la recepción automática de 463.951 resultados del total de centros del SRBS, pasando a disponer de los resultados en 24 horas cuando antes tardaban 15 días. También se ha permitido la utilización del Sistema de Citación a Atención Especializada para gestionar derivaciones a especialistas.

Por otra parte, se han incorporado los distintos sistemas que existen, incluidos los de las residencias, en Horus, un visor clínico web integrado que recoge y muestra registros de información sanitaria y administrativa. Concretamente, 321 residencias son usuarias de Horus. Asimismo, se está trabajando desde lo sanitario en la creación de la Historia Única Social, que se va a pasar a compartir con el entorno social. Se llama Horus Social. 

Tras su intervención, Sampedro ha indicado que todas estas acciones es lo que se entiende por trabajar de manera coordinada. “Nuestra vocación es seguir evolucionando para hacer crecer este espacio sociosanitario entre todos, pensando siempre en el beneficio del paciente y garantizando su continuidad asistencial”, ha concretado.

Tecnología en el entorno social y sanitario

Tecnología y atención global ha sido el binomio que han analizado Martínez Hervás y el presidente de Grupo NEAT, Adolfo Tamames en la mesa La tecnología en la convergencia sociosanitaria. 

Tamames ha querido abrir un espacio de reflexión sobre el avance de la tecnología al servicio de la medicina y del ámbito social. Ha explicado que la tecnología existe desde hace 100 años, pero que es ahora cuando comenzamos a aprovecharla: “Actualmente, tenemos la estructura necesaria para hacer el despliegue de esta tecnología”. 

Según este experto, la tecnología puede ayudar a dar una solución a los cambios demográficos que se están sucediendo, siempre que se empleen de un modo correcto. Asimismo, los servicios sociales y de sanidad apoyándose en la tecnología pueden aportar independencia, movilidad, compañía, ahorro, ayudas al cuidador, tranquilidad a los familiares, servicios a domicilio, monitorización, educación en hábitos saludables, control de la medicación, prevención, integración social y mejor calidad de vida. 

En este sentido, el reto tecnológico está en emplear infraestructuras existentes y probadas durante más de una década, desarrollar plataformas como ecosistemas capaces de integrar cualquier dispositivo, diseñar equipos e interfaces accesibles para todos los usuarios, diseñar los servicios pensando en el usuario y no en la tecnología, diseñar sistemas que permitan proteger la inversión, con tiempo de vida largo y sin rastro de obsolescencia programada, huir de sistemas patentados que impidan o dificulten la integración de dispositivos y migrar hacia soluciones IP sobre banda ancha. 

Y para alcanzar este objetivo, según Tamames, es preciso “la creación de una historia clínica-social del ciudadano y la convergencia tecnológica para una atención social y sanitaria integral y centrada en la persona, en su entorno habitual”.

Además, debemos tener claro que “sólo la tecnología que seamos capaces de desplegar como servicio llegará al mercado y permanecerá como negocio y como servicio para la sociedad. Por ello, los prestadores de servicios deben ser capaces de imaginar esa siguiente generación, no ya de tecnología sino de servicios, es decir, qué servicios me gustaría avanzar en lo social para mejorar el entorno del mayor”, ha declarado el presidente de Grupo Neat.

Por su parte, Luis Martínez Hervás ha afirmado que “la tecnología es clave, pero lo más importante son las personas que hay detrás de los servicios, porque son ellas las que verdaderamente dan valor”. 

El director general de Coordinación de la Dependencia de la Comunidad de Madrid ha reiterado la necesidad de identificar cuáles son las patologías más prevalentes y cuál es el recurso tecnológico que nos puede ayudar. Asimismo, el desarrollo tecnológico tiene que ayudar a trazar una historia natural del desarrollo de las personas, de su evolución conforme a su discapacidad o dependencia. Por tanto, “tenemos que dar ese paso técnico para avanzar, porque avanzamos por la personas y tenemos que hacerlo con bases científicas”, ha sugerido.

Acuerdo marco de la Comunidad de Madrid

El director general del Mayor de la Comunidad de Madrid, José Ramón Menéndez Aquino, ha sido el encargado de describir en qué consiste el Acuerdo Marco para la contratación de plazas de residencia para personas mayores dependientes de la Comunidad de Madrid, que se firmó en 2013 ante la necesidad de corregir una serie de problemas y defectos detectados en el proceso: “Nos estábamos encontrando que usuarios de un mismo centro estaban recibiendo distintos niveles de servicio porque coexistían contratos con diferentes requisitos y precios por el mismo servicio. El número de contratos gestionados era muy alto, 400 o 500 contratos, lo que dificultaba la actuación de la Administración y las propias empresas. Asimismo, existía incertidumbre en el sector acerca del modelo de gestión de las plazas concertadas por parte de la Comunidad de Madrid. Se trataba de un modelo muy rígido”.  
Por tanto, entre los objetivos perseguidos por el Acuerdo Marco se encontraban homogeneizar la prestación por servicios, estandarizar los requerimientos de las empresas, avanzar en la libertad de elección de los usuarios y estabilizar y simplificar el modelo de gestión.

Actualmente, se han celebrado tres concursos de Acuerdos Marco. El primero fue de plazas de residencia de financiación total, que entró en vigor el 1 de octubre de 2013 y que, actualmente, está prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2015; el 80 % de las plaza contratadas ya están operando. El segundo fueron las plazas de residencia de financiación parcial, que entró en vigor el 1 de marzo de 2014 y que finaliza en marzo de 2016; el 90 % de las plazas contratadas ya están ocupadas. El último, el de centros de día, es del 1 enero de 2015 y tiene una duración de un año; en este caso, el 68 % de las plazas están operando.

Con esto se ha conseguido “incorporar nuevas residencias, que se han servido de este instrumento para abrir, equiparar el nivel de servicios entre los usuarios de la región, el nivel de cumplimento de los requisitos exigidos es muy alto, la nueva distribución de centros ha mejorado la cobertura territorial y hemos sido capaces de contratar 1.313 placas de manera rápida y eficaz, como consecuencia de ampliaciones de plazas, modificaciones de plazas de financiación parcial a financiación total y traslados”, ha asegurado Menéndez Aquino. 

Por último, como medidas de futuro, el director general del Mayor cree conveniente crear un único Acuerdo Marco, fusionando financiación total y parcial, simplificar algunos cauces administrativos y trabajar en el tema de las fianzas y garantías. No obstante, “en la relación con las empresas privadas, y dentro del modelo de concertación de plazas, el Acuerdo Marco, es el único camino por el cual creo que debemos continuar”. 

Durante la clausura, el director general del Imserso, César Antón, ha explicado que, aunque existen muy buenos ejemplos de coordinación sociosanitaria, “es preciso crear un marco en el que Sanidad y Servicios Sociales nos sintamos cómodos, porque éste es el comienzo de la integración sociosanitaria, que es una necesidad presente”.

Desde su perspectiva, “no es necesario crear grandes nuevos servicios, ya que la riqueza del SNS, su cartera de servicios y el propio catálogo de servicios sociales son suficiente si los ponemos a la atención de la persona adecuada para atender a la persona”. Pero matiza que debe haber unos criterios y estándares de calidad: qué profesionales, qué entidades, qué servicios, qué tecnologías pueden atender a este perfil de personas. “Y también es importante dotar de instrumentos porque, a veces, la voluntad es importante, pero no suficiente”. 

El consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Jesús Fermosel, ha afirmado que tenemos dos sistemas universales y potentes, Sanidad y Servicios Sociales, pero el futuro está en la integración para mejorar la vida de los residentes y de sus familias. En este proceso, las nuevas tecnologías tienen un papel protagonista. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, “25 residencias comparten con Atención Primaria las historias clínicas y, en cuanto a la Atención Especializada, seis hospitales de referencia de la región tienen asignadas seis residencias. De esta manera, todos los profesionales tienen la misma información: historia clínica de Atención Primaria, Especializada y Social”. 

Pero lo más importante es que “el marco de actuación en la Comunidad de Madrid pone al residente en el epicentro de la acción”, lo cual ha sido posible gracias a la implicación de los profesionales, tanto del sector sanitario como de servicios sociales. 



Martes, 17 de Marzo 2015

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Jueves, 8 de Febrero 2018 - 15:44 Los servicios sociales en España