Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Innovación para la calidad y sostenibilidad del sistema sociosanitario


Mejor comunicación, autonomía, seguridad, calidad y humanización son algunos de los valores que las nuevas tecnologías aportan al sector de la dependencia y la sanidad. Los objetivos están claros, pero los medios no siempre son suficientes. A pesar de ello, muchas entidades están concienciadas de la importancia de seguir invirtiendo en I+D+i con el fin de ofrecer cada vez más facilidades y mayor bienestar a los ciudadanos, especialmente a aquellos con ciertas dificultades.



Innovación para la calidad y sostenibilidad del sistema sociosanitario
Debido al actual contexto económico, no pasamos por el mejor momento para la inversión en investigación y desarrollo de nuevos sistemas, pero muchas empresas españolas, proveedoras del sector sociosanitario, siguen apostando por el I+D+i con objeto de cubrir las necesidades de los colectivos más vulnerables de nuestra sociedad, el de los mayores, dependientes y enfermos crónicos. El compromiso de estas compañías con la sociedad posibilitará el que se haga frente a dificultades reales y diarias, pero también que se encauce el sistema sanitario y de la atención hacia un modelo más sostenible y de calidad. En este sentido, el gerente de la Fundación Tecnologías Sociales (TECSOS), Julián Andújar, explica: “la tecnología es un instrumento que nos permite ofrecer servicios de mayor calidad, pero también  ser más eficientes y, por tanto, poder atender con los mismos recursos a más personas”.
A pesar de que se sigue investigando, Andújar considera que la aplicación de las nuevas  tecnologías en el sector sociosanitario no es equitativa. “Vemos que existe una aplicación desigual entre el ámbito sanitario y en el ámbito social. En el contexto sanitario existe una mayor penetración, aplicación y familiarización en el empleo de las tecnologías”. 
 
Precisamente, la vocación con la que Fundación Vodafone y Cruz Roja Española crearon la Fundación TECSOS fue la de impulsar la aplicación de la nuevas tecnologías en el ámbito social, bajo el convencimiento que también tienen mucho que aportar a colectivos delicados. Actualmente, contamos con ejemplos de servicios que no se podrían prestar sin las nuevas tecnologías, y que han demostrado, en su dilatada trayectoria,  eficacua social y reducción de costes frente a otras prestaciones.  Según el gerente de Fundación TECSOS, “la teleasistencia domiciliaria o el servicio de teleasistencia móvil son dos excelentes ejemplos de cómo las nuevas tecnologías pueden ser de gran utilidad en el ámbito social”. 
 

Innovación para la calidad y sostenibilidad del sistema sociosanitario
Evolución tecnológica de la teleasistencia
Gran parte del trabajo de la Fundación TECSOS se ha centrado en la evolución y mejora de los servicios de teleasistencia. Desde 2004, han estado vinculados a la teleasistencia móvil, cuando llevaron a cabo el proyecto que sirvió de referencia para los servicios actuales. Esta asistencia se ofrecía a través de terminales específicos, pero, ahora, gracias al trabajo de innovación que han llevado a cabo, se puede usar un teléfono convencional con todas las funciones especiales necesarias para el servicio de teleasistencia móvil, lo que aporta grandes ventajas. 
 
Esta solución en teléfonos convencionales, está siendo exportada a otros países como Reino Unido, Italia, Portugal y Hungría, con más de 1.500 usuarios a través de la colaboración entre las Fundaciones locales del Grupo Vodafone. 
 
PaSOS también es un proyecto vinculado al servicio de teleasistencia móvil que se define como  un protocolo estándar de comunicación entre los terminales móviles de usuarios y las centrales de atención, que cuenta con el apoyo de los principales fabricantes de teleasistencia, prestadores de servicio y administraciones públicas, que se encuentra en proceso de normalización con AENOR. 
 
Otra de las líneas de actuación ha sido explotar las ventajas de incorporar la imagen en la comunicación con los usuarios a través de sistemas adaptados de videoconferencia a través de TV, ya que es un medio más cercano y cálido que la comunicación por voz de los servicios tradicionales de teleasistencia. “El objetivo principal es favorecer el envejecimiento activo y la vida independiente de las personas mayores. Se busca el fomento de las relaciones sociales y la disminución del aburrimiento y el aislamiento”, asegura Julián Andújar. 
 
En base a este objetivo, TECSOS desarrolló el proyecto 3G para todas las generaciones, un sistema de videoconferencia, y más recientemente Social TV,  que permite a los mayores comunicarse entre ellos. Se trata de una red social en la que compartir  experiencias, charlas, opiniones y hacer amigos. 
Siguiendo el trabajo iniciado con Social TV, la fundación trabaja en el proyecto enREDate que consiste en una red social digital en la que personas mayores, familiares o cuidadores y voluntarios, interactuarán con objeto de reforzar sus relaciones habituales en el contexto del cuidado y apoyo a las personas mayores a través de las tabletas de una forma natural e intuitiva.
 
“Sabemos que queda mucho por hacer, pero en estos años se han conseguido logros importantes que nos sirven de motivación y refuerzan nuestro compromiso de aplicar las nuevas tecnologías al servicio de las personas”, constata Andújar.
 
Implicación de eHealth
E-Health o telemedicina puede entenderse como la aplicación de las nuevas tecnologías al ámbito de la salud, una fórmula novedosa que está consiguiendo reafirmarse en los últimos años, no solo por su efectividad, sino también por la eficiencia de su aplicación.
 
La teleasistencia se considera una forma de telemedicina, junto con la teleconsulta, telemonitorización o telerehabilitación. Por eso, muchas empresas que han trabajado en teleasistencia, están abriendo nuevas líneas de investigación y negocio hacia estos nuevos ámbitos.
 
Es el caso de Tunstall. Su último proyecto es la coordinación del servicio de teleasistencia en el País Vasco (BetiON), al que ha añadido telemonitorización domiciliaria para pacientes crónicos. 
 
Tras la integración de todo el servicio de Teleasistencia del País Vasco en una central dependiente de Osakidetza, se está implementando un servicio de telemonitorización domiciliaria para pacientes crónicos, principalmente de EPOC y de insuficiencia cardíaca. Estos pacientes son al mismo tiempo usuarios del servicio de teleasistencia. Así lo explica el director del Área Telemedicina de Tunstall, Rafael Llarena: “El nuevo servicio se prestará de forma coordinada con el servicio de teleasistencia actual, comunicándose a asuntos sociales y sanitarios para prestar un servicio integral y coordinado al paciente”.
 

Innovación para la calidad y sostenibilidad del sistema sociosanitario
En opinión de este experto, la telemonitorización domiciliaria “permite hacer un seguimiento continuo de los pacientes en el hogar, lo que reduce los episodios de crisis y, por lo tanto, las visitas a centros sanitarios y hospitalizaciones”. Además, al coordinar los servicios de teleasistencia y de telemedicina, el personal sanitario y social, tiene una visión más completa del estado del paciente, proporcionando una mejor asistencia y ayudando a optimizar los recursos del sistema sociosanitario.
 
Importantes sistemas complementarios 
No todas las innovaciones tienen la misma repercusión, pero no por ello son menos importantes. De hecho, con cierta frecuencia las empresas desarrollan plataformas y aplicaciones que acaban perfilando y mejorando el servicio que los grandes productos ofrecen a la sociedad. 
 
Un ejemplo podría ser el dispositivo Fall Bracelet, de Grupo Neat, un brazalete que actúa como detector de caídas y que, al reducir el tiempo de respuesta de los cuidadores,  minimiza las lesiones y otras consecuencias. No solo es práctico para los mayores, sino para personas que se acaban de operar y tienen mayor riesgo de caída.
 

Innovación para la calidad y sostenibilidad del sistema sociosanitario
Se integra dentro de la solución Trex, también de Grupo Neat. Trex es un receptor de alarmas inalámbrico y portátil, dirigido a centros de día, centros de enfermos mentales, residencias o ayuda a domicilio. 
La peculiaridad de Fall es que “tiene un acelerómetro y un sensor de verticalidad, que mide las coordenadas verticales y horizontales de la persona que lo porta. De este modo, cuando identifica un cambio brusco, junto con una modificación de verticalidad, envía una alarma al sistema que lleva el cuidador”, cuenta el director general de Grupo Neat, Manuel Tamames. Además, el dispositivo ofrece la posibilidad de cancelar la alarma cuando no ha sido una caída, si no que el usuario se ha sentado bruscamente. Así se evitan falsas alertas.
El sistema destaca por la facilidad de uso;  comodidad, al no necesitar estructuras complejas e infraestructuras de cableado; cobertura ilimitada con total garantía, la señal llega a cualquier sitio porque tiene una red de amplificadores muy sencillos; y estanqueidad, es decir, puede  sumergirse en el agua. “Esto es interesante - insiste Tamames-  porque otros dispositivos del estilo, que no poseen esta característica, tienen que quitarse para entrar en el baño o en la piscina, con lo cual los mayores no estaría protegidos en estas zonas húmedas de riesgo de caídas”.
Sus principales ventajas son que mantiene controlados durante 24 horas del día a los usuarios, pero permitiendo su autonomía y libertad de movimiento. Esto mejora la calidad de vida del mayor y aporta tranquilidad y seguridad a los familiares y cuidadores. 
Otra empresa dedicada al desarrollo de tecnología para el sector sociosanitario, Ibernex Ingeniería, ha lanzado al mercado el portal del familiar para Helpnex, que se une al resto de módulos que componen su solución para residencias y hospitales. Con esta nueva aplicación, los centros brindan a los familiares de residentes y a la Administración (en caso de plazas concertadas) la posibilidad de consultar toda la información relativa a las actividades que han realizado (las alarmas asistenciales generadas, tiempos de respuesta, conductas adoptadas, cuidados recibidos, como hidrataciones, cambios posturales, tomas de medicación, toma de temperatura, etc.).
“El portal web de Helpnex responde a la creciente demanda, por parte de los familiares de los residentes, de seguir con la mayor transparencia posible la actividad de sus seres queridos en los centros dónde son atendidos y sobre los que han depositado su confianza”, afirma el director comercial de Ibernex Ingeniería, S.L., José Ignacio Calvo.
Esta herramienta es un elemento diferenciador que favorece una imagen de calidad y transparencia a aquellos centros que la instauren. Además, aumenta la confianza y la seguridad de los familiares en las residencias dónde tienen a sus mayores ingresados. 
Por su parte, los centros pueden incluir el portal web de Helpnex en su propia página web para ayudarle a promocionar su negocio.
Technosite, empresa del grupo Fundosa dedicada al desarrollo de tecnología para todos, también está trabajando en una plataforma para la mejora de la autonomía personal. El objetivo es promover la independencia de las personas mayores o con discapacidad, facilitar la comunicación con su entorno y crear una herramienta eficaz para sus cuidadores, mediante un servicio de muy fácil manejo.
En su primera versión, tiene la forma de una aplicación para tablet y permite aumentar el contacto con el entorno del mayor, seleccionar información de interés y hacer más natural la comunicación con este sistema. Según explica el director de I+D+i de Technosite, Manuel Ortega, “una de las piedras angulares es la sencillez en la adquisición y el uso, gracias a las opciones de personalización, tanto del contenido como de la forma de mostrarlo, lo que favorece la humanización de la relación entre la tecnología y las personas”. Y es que la compañía involucra continuamente a los usuarios en los procesos de diseño de sus productos para asegurar que el resultado final responde a sus necesidades y expectativas.
Los servicios de teleasistencia, de ayuda a domicilio y los centros de día tendrán en esta aplicación un aliado, ya que permitirá a los usuarios acceder y compartir fácilmente los datos de los sensores del hogar, incluidos sistemas de seguimiento médico. “Se trata de una ventana única que aportará más seguridad dentro del hogar, un mayor control médico y una nueva forma de comunicación con el entorno”, señala Ortega. Asimismo, posibilitará el control de otros elementos del hogar, cuando los usuarios dispongan de sistemas domóticos, y favorecerá el manejo de productos de apoyo compatibles.  
Algunas de estas cualidades marcan la diferencia con otras plataformas ya existentes, pero no es lo único. Entre las particularidades de esta innovación se encuentra las siguientes:
• Es una plataforma abierta, por lo que se podrán incorporar nuevos servicios o tecnologías de una manera rápida y sencilla. Por ejemplo, se podrá incluir un medidor de tensión, un sistema de alerta de caídas o el control de la calefacción.
• Multitud de dispositivos servirán en el futuro para acceder al sistema: un teléfono móvil, una tablet, un ordenador e incluso una televisión. 
• Los cuidadores (formales o informales) podrán tener acceso a la información del usuario, si éste así lo permite, y mandarle información de interés (semanas temáticas, asesoramiento, viajes, excursiones,...).
• La plataforma es realmente integradora y reúne multitud de servicios que facilitan la autonomía personal dentro del hogar: salud, seguridad, cuidado social, control de dispositivos y comunicación con el entorno.
Las primeras pruebas se realizarán a partir de enero, el desarrollo estará finalizado en junio y “estimamos que podremos ofrecer este servicio en el segundo semestre de 2013”, señala Manuel Ortega, quien reconoce que  el equipo de Technosite está ansioso por lanzar este producto al mercado y aportar su granito de arena a la mejora de la autonomía personal.
 
Horizontes de la investigación
Sin duda, aún queda mucho por emprender en el camino hacia una mejora de la calidad y sostenibilidad del sector sociosanitario, pero si hay algo que está claro es que no se debe dejar de investigar, eso sí, en la dirección correcta. Julián Andújar, de TECSOS, manifiesta que, en los últimos años, gran parte de los esfuerzos e inversiones por parte de administraciones públicas, universidades, centros de investigación y empresas no se han visto materializados en productos o servicios. Por esta razón, destaca que, actualmente, existe conocimiento y tecnología suficiente, y que, aunque no debemos descuidar la investigación básica, “en estos momentos tenemos que poner el foco en proyectos de innovación aplicada, es decir, en proyectos con un resultado práctico, real y tangible que se pueda trasladar a la sociedad. De esta forma, conseguiremos generar productividad y valor añadido”. 
 
Otro factor clave a tener en cuenta a la hora de dirigir el trabajo de innovación es que debe primar la parte socialsanitaria frente a la tecnológica. Con frecuencia, “los proyectos donde se hace uso de la tecnología son liderados por la parte tecnológica, con lo cual se incide en la parte técnica y se pierde de vista la necesidad de la persona y la utilidad real de lo que se está desarrollando”, argumenta Andújar. En este sentido, la tecnología debe ser una herramienta al servicio de las necesidades de las personas y, por tanto, las iniciativas deberían estar orientadas y lideradas por la parte social y sanitaria, que son las que mejor conocen estas necesidades.
 


Jueves, 24 de Enero 2013

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Viernes, 26 de Agosto 2016 - 11:19 GERAS: software de gestión de centros residenciales