Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




La Comunidad de Madrid activa un plan para prevenir los efectos del calor en las residencias de mayores


La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha, un año más, su plan de vigilancia y control de los efectos del calor en las residencias de mayores. Para su desarrollo, el Gobierno regional ha tenido en cuenta la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología, que alerta de una época estival muy calurosa, seca y con temperaturas más altas de las registradas en los últimos años. En este sentido, los profesionales que atienden en las residencias de mayores prestarán especial atención a los golpes de calor.



Engracia Hidalgo
Engracia Hidalgo
Junto con los niños y los enfermos crónicos, las personas mayores son uno de los grupos poblacionales más vulnerables a las consecuencias del calor, es por eso que se ha activado un protocolo pensado específicamente para ellos que estará operativo hasta el 15 de septiembre, según explicó la consejera de Familia y Asuntos Sociales, Engracia Hidalgo, que visitó la residencia de La Paz para comprobar de primera mano las medidas que se están tomando frente al calor.
 
Las intervenciones que se lleven a cabo estarán estipuladas en función de los niveles de riesgo establecidos. Éstos van desde el nivel 0, que indica normalidad; pasando por el nivel 1, denominado amarillo o de precaución, y hasta el nivel 2 que es el de alto riesgo y en el que se prevén temperaturas iguales o superiores a los 38,6 ºC grados centígrados o, al menos, cuatro días consecutivos en los que los termómetros vayan a rebasar los 36,6 ºC.
 
Bebidas y alimentos para mantenerse hidratados
La deshidratación y el golpe de calor son más comunes en este sector poblacional, por tanto es muy importante que las personas que están a su cuidado, ya sean profesionales o familiares, se aseguren de que mantengan una hidratación adecuada. A este respecto, los médicos del Servicio Regional de Bienestar Social, de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales, han establecido las cantidades recomendables que deben beber los usuarios y han aconsejado que las tomas se hagan repartidas gradualmente a lo largo del día, con un horario en el que se especifica la cantidad y el momento de la jornada en el que se deben tomar, haciendo énfasis en los momentos de mayor calor: el mediodía y la primera hora de la tarde.
 
La ingesta será controlada a diario y de forma individualizada. No se trata únicamente de agua, también se recomienda la toma de otros líquidos como sueros, infusiones, leche, sopas y caldos a temperatura agradable, o bebidas refrescantes sin alto contenido en azúcares ni gas. Además, al menos dos veces a la semana los residentes tomarán un zumo de naranja natural recién exprimido, muy rico en vitamina C y en sales minerales. Por esa razón se han instalado máquinas exprimidoras en las residencias de mayores. La ración media diaria de zumo se ha calculado en un mínimo de 200 mililitros.


Lunes, 12 de Julio 2010

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.