Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




La Comunidad de Madrid comprometida con la promoción de la autonomía personal y la atención a la dependencia


La Comunidad de Madrid cuenta con 921.347 personas mayores de 65 años, lo que representa el 14,42% del total de la población. De estos, 119.776 son mayores de 85 años (13%). En el 90% de los casos, se trata de personas mayores que tienen un buen estado de salud y se mantienen activas en la sociedad. Un fenómeno que, unido al aumento de la esperanza de vida, impulsa al Gobierno de la Comunidad de Madrid a dedicarles una atención adaptada a sus necesidades.



La Comunidad de Madrid comprometida con la promoción de la autonomía personal y la atención a la dependencia
La Consejería de Familia y Asuntos Sociales tiene un doble objetivo: por un lado, prestar la mejor atención a aquellos mayores que se encuentran en situación de dependencia y, por otro, promocionar la autonomía de las personas mayores que participan de manera activa en la sociedad, estimulando el desarrollo de sus habilidades en beneficio de su bienestar físico y psíquico.

En 2010, el Gobierno regional ha contado con un presupuesto de 649 millones de euros, un 5,51% más que en 2009, con el fin de mantener y ampliar la red asistencial y los programas de vida activa dirigidos a las personas mayores.

Según datos del Imserso, extraídos del Informe sobre las Personas Mayores en España, la Comunidad de Madrid tiene la red de servicios sociales más extensa del territorio nacional y lidera los índices de cobertura (plazas/habitantes) en los servicios de teleasistencia (11,94 frente al 4,72 nacional) y de centros de día (1,28 frente al 0,83 nacional). Además, está muy por encima de la media nacional en ayuda a domicilio y plazas residenciales.

Concretamente, la Comunidad de Madrid cuenta con cerca de 29.000 plazas en residencias, centros de día y pisos tutelados, con recursos específicos adaptados a cada usuario como, por ejemplo, módulos para la atención especializada del Alzheimer.

Una red asistencial que, en el periodo 2003-2010, ha incrementado en un 80% sus plazas en residencias, centros de día y pisos tutelados para personas mayores que, en su amplia mayoría, están ocupadas por personas en situación de dependencia.

Prevención de la dependencia
La atención a las personas dependientes es una prioridad para la Comunidad de Madrid, aunque de manera simultánea también se desarrolla una línea para fomentar aquellas actividades que ayudan a prevenirla.

Por ello, la Consejería de Familia y Asuntos Sociales ha elaborado un amplio programa de actividades para mejorar la salud y calidad de vida de las personas mayores, potenciando sus capacidades y habilidades sociales para lograr que se mantengan el mayor tiempo posibles activas en la sociedad.
En ese sentido, en los 32 centros de mayores de la Comunidad de Madrid se desarrollarán, este nuevo curso 2010/2011, más de 160 talleres gratuitos dirigidos a fomentar la autonomía personal para evitar situaciones de dependencia. Se trata de actividades físicas para la promoción de la salud, y cognitivas para estimular las capacidades mentales de los usuarios, así como de talleres de manualidades y propuestas culturales y de ocio para involucrar a los mayores a que participen e interactúen con otras personas.

Los centros de mayores también potencian la creación de grupos de voluntarios para ayudar a otros usuarios a desarrollar diversas actividades. Es un hecho que los mayores madrileños dedican gran parte de su tiempo a acciones de voluntariado, lo que demuestra su gran generosidad y les permite mantenerse activos, como indican los datos: uno de cada cuatro voluntarios en la región tiene más de 65 años. En total, el porcentaje asciende al 24,5%, superando la media nacional, situada en el 22,5%.

La Comunidad de Madrid comprometida con la promoción de la autonomía personal y la atención a la dependencia
Más mayores activos

La Comunidad de Madrid ofrece un amplio abanico de programas para fomentar la vida activa de las personas mayores y favorecer su tiempo de ocio, a través de actividades culturales. Algunas de esas iniciativas son:

• El programa Mayores de cine.Las personas mayores de 60 años pueden ir al cine, a cualquiera de las 553 salas que se han adherido al programa, pagando solamente un euro.

• Rutas culturales, que hace posible que los mayores de 60 años de la región viajen por España y Europa a precios asequibles.

• Universidad de Mayores. Desde que se iniciaran los primeros cursos en 1999, cerca de 12.000 alumnos mayores de 55 años han podido estudiar en la Universidad.

• Programa Vida Activa. Se trata de cursos de promoción de vida activa y hábitos de vida saludables, incidiendo en aspectos preventivos. Se realiza en colaboración con Mancomunidades y Ayuntamientos de la región. Durante 2009, participaron más de 1.000 personas.

• Las aulas informáticas fomentan la formación y el uso de las nuevas tecnologías entre las personas mayores. A través de un convenio de colaboración con la Fundación la Caixa, la región cuenta con 37 aulas. Desde su puesta en marcha, han participado más de 60.000 personas mayores de 65 años.
 
• Senderismo. Los usuarios de los centros de mayores de la Comunidad participan en actividades de senderismo. Cerca de 10.000 participantes al año recorren 6.000 kilómetros por alrededor de 400 rutas a pie.


La atención a las personas en situación de dependencia siempre ha sido una prioridad en la Comunidad de Madrid, una apuesta decidida del Gobierno de Esperanza Aguirre que le ha llevado a configurar una red de servicios sociales con más de 500 centros específicos para las personas dependientes y más de 50.000 plazas asistenciales.

Una amplia red formada por recursos, pioneros en España, que han convertido a la Comunidad de Madrid en un referente nacional al poner en marcha, por ejemplo, la primera residencia para personas con esclerosis múltiple, la primera residencia para personas con parálisis cerebral o la primera residencia para personas con lesión medular. Se trata de centros especializados, donde los profesionales ofrecen programas y terapias de rehabilitación adaptadas a las patologías de las personas dependientes que allí son atendidas.

Cabe destacar que, en estos últimos siete años, la Comunidad de Madrid ha creado el 55% de los recursos que actualmente existen para personas en situación de dependencia o, lo que es lo mismo, casi 6 de cada 10 recursos asistenciales que hoy están a disposición de los madrileños funcionan gracias a las políticas del Gobierno regional.

El compromiso de la Comunidad de Madrid por mantener la calidad y seguir avanzando en la especialización de la red asistencial para personas en situación de dependencia viene avalado por un presupuesto de cerca de 900 millones de euros que, durante este año, destinará a esta materia, lo que supone una inversión de 2,5 millones de euros al día para atender y prevenir situaciones de dependencia.

La Comunidad de Madrid comprometida con la promoción de la autonomía personal y la atención a la dependencia
Facilidad de acceso a los recursos

La Comunidad de Madrid es puntera en la atención a la dependencia, no sólo por la calidad y especialización de los recursos que ofrece, adaptados siempre a las necesidades específicas de las personas dependientes, sino también porque ha sabido aprovechar los beneficios que aporta la aplicación de las nuevas tecnologías para impulsar la Ley de Dependencia en la región.

Destaca, por tanto, el proceso de transformación que ha promovido la Consejería de Familia y Asuntos Sociales para adaptar su red de servicios sociales al paulatino grado de implantación de la Ley de Dependencia, con el objetivo de facilitar el acceso de los ciudadanos a los recursos y servicios con los que cuenta la región. En ese sentido, se ha creado una única lista de demanda de los servicios de atención residencial y en centros de día, configurada bajo el respeto de los derechos adquiridos de todas las personas que ya habían accedido al sistema, a través del reconocimiento de la situación de dependencia o a través de los diferentes procedimientos abiertos que ya existían. Una lista que permite gestionar los recursos de una manera más rápida y eficiente.

Además, la Dirección General de Coordinación de Dependencia ha puesto en marcha una herramienta informática de gestión conjunta, mediante la que la Comunidad de Madrid y los ayuntamientos pueden conocer los servicios y las necesidades de atención de los madrileños, que han acudido a los servicios sociales. Gracias a esta nueva herramienta, se pueden conocer también los recursos disponibles y asignarlos a las personas en situación de dependencia, teniendo en cuenta sus necesidades.

Asimismo, se han transformado los sistemas de información de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales, de tal forma que ya se puede conocer en tiempo real la historia social de los ciudadanos, a través de un sistema informático conectado con todos los centros para la gestión de las plazas que son financiadas con fondos públicos.

Desde la Consejería también se ha creado este año la Oficina de Información a la Dependencia (C/Agustín de Foxá, 31), que atiende a una media de 3.000 personas al mes. Un espacio donde los dependientes madrileños y sus familiares pueden resolver sus dudas acerca de la aplicación de la normativa, recibir asesoramiento sobre los servicios, recursos y prestaciones recogidas en el catálogo de la Ley, así como solicitar información especializada sobre el estado de tramitación de los expedientes. Sin olvidar el refuerzo que la Consejería ha realizado en el teléfono 012 Dependencia, al incorporar 18 nuevos trabajadores sociales y psicólogos que atienden de manera personalizada las dudas de los madrileños. Dos recursos que se suman a la Oficina de Atención de la Dirección General de Coordinación de la Dependencia donde, con cita previa, los profesionales elaboran y ofrecen información acerca de los PIA y atienden a más de 9.000 personas al mes.

Por último, cabe señalar la incorporación de nuevos equipos de valoración, a los que se les ha dotado de un "kit de movilidad", que permiten una gestión más rápida y eficaz de los recursos. Estos han sido elementos clave que han ayudado a la Comunidad de Madrid a reducir el plazo de tramitación de los expedientes a seis meses.

8 de cada 10 dependientes atendidos

Todos estos avances en el desarrollo de la Ley de Dependencia en la Comunidad de Madrid han permitido que más del 90% de las personas que han solicitado acogerse a esta Ley ya hayan sido valoradas. Además, de las personas con derecho a prestación, según el calendario estatal de aplicación establecido, 8 de cada 10 madrileños ya cuenta con el servicio o la prestación económica que han solicitado.

La Comunidad de Madrid cuenta también con una de las redes asistenciales para la atención de personas en situación de dependencia más extensas del territorio nacional, con más de 50.000 plazas, a las que se añaden 80.000 ayudas a domicilio y 120.000 teleasistencias, lo que pone de manifiesto el compromiso del Gobierno regional con el espíritu de la Ley de primar los servicios frente a las prestaciones. De hecho, Madrid es la comunidad autónoma que cuenta con más PIA de atención residencial y que más recursos de este tipo está otorgando.
La Comunidad de Madrid comprometida con la promoción de la autonomía personal y la atención a la dependencia


Sábado, 11 de Diciembre 2010

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Jueves, 8 de Febrero 2018 - 15:44 Los servicios sociales en España