Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




La atención al paciente con demencia: una labor de todos




Uno de los principales problemas que plantea el cuidado de una persona con demencia es la dureza del proceso y lo agotador del mismo. A pesar de que las investigaciones realizadas durante los últimos años han dado lugar a numerosos y significativos avances, todavía no existen tratamientos muy efectivos. Sin embargo, hay muchas cosas que se pueden hacer, como la adaptación y adecuación de la infraestructura asistencial para atender a estos pacientes, que ha pasado de ser un reto a ser una necesidad, en aras de optimizar los recursos, retrasar la dependencia y aumentar la calidad de vida de los pacientes y sus familiares y cuidadores.

Las personas que están cerca de alguien que padece algún tipo de demencia -existen más de 80 formas diferentes-, necesitan información sobre qué hacer, cómo comportarse  y cómo ayudar al enfermo. Síntomas como la pérdida de memoria y de las habilidades comunicativas y cognitivas o la falta de habilidades para llevar una vida cotidiana normal son comunes en este tipo de enfermedades, pero cada individuo puede verse afectado de diferente manera. 

“No cabe duda de que la atención al paciente geriátrico con demencia es una labor de todos, sin exclusiones. Pero tampoco a nadie se le escapa que es la Geriatría, como especialidad integradora y multidisciplinar, la que posee todos los escalones asistenciales especializados (consulta, centro de día, unidad de agudos, de media y larga estancia, asistencia a domicilio, centro gerontológico y unidad psicogeriátrica en centros de media estancia), tanto para el diagnóstico como para el seguimiento hasta el fallecimiento del paciente”, explica el doctor Enrique Arriola, coordinador del Grupo de Trabajo de Demencias de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). 

La demencia en el paciente de edad se considera, por tanto, un síndrome geriátrico y, aunque las disciplinas implicadas sean variadas, sólo el esfuerzo planificado de todos es capaz de integrar un programa de asistencia eficaz. Al respecto, el doctor Arriola insiste en que “la coordinación más importante es con Atención Primaria (AP), que es la que trabaja el día a día del enfermo y su familia”. Y como grandes puntos que se deben cumplir en la atención al paciente con demencia señala los siguientes:

• Realizar una valoración geriátrica completa, incluyendo aspectos médicos, funcionales, cognitivos, conductuales, afectivos y sociales.
• Incluir tanto al paciente como a su cuidador principal.
• Valorar también el entorno ambiental del paciente.
• Equipo multidisciplinar que incluya, como mínimo, geriatra, enfermero y trabajador social. En función del nivel asistencial, es aconsejable ampliar este equipo con otros profesionales:

− Neuropsicólogo en unidades de valoración especializadas.
− Terapeuta ocupacional en medio residencial y unidades diurnas.
− Fisioterapeuta en unidades de media estancia.
− Psicólogo para intervención en familias y unidades de mejora de rendimiento cognitivo.
• Un circuito ágil de consulta con un neurólogo y un psiquiatra.
• Potenciar el papel de los diferentes equipos como “responsables de casos”.

Por Esther Eugenio



Viernes, 11 de Diciembre 2015

Nota



Tags : demencia

Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Viernes, 26 de Agosto 2016 - 11:19 GERAS: software de gestión de centros residenciales